Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Septiembre 2018 | 15 hábitos de alimentación saludable para enseñar a tus hijos
15 hábitos de alimentación saludable para enseñar a tus hijos

15 hábitos de alimentación saludable para enseñar a tus hijos

Creciendo sanos septiembre 13, 2018
Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado por La Vanguardia (mayo 2018), España se encuentra entre los países con mayor tasa de niños con sobrepeso de Europa (18-21%), junto a Italia, Chipre, Malta, Grecia y San Marino. Por este motivo, se vuelve cada más importante que nosotros, como padres y maestros, enseñemos a los pequeños hábitos de alimentación saludable.

¿Por qué optar por una alimentación equilibrada?

Por qué es buena una alimentación saludable Designed by Freepik

Hablar de alimentación saludable está de moda: es cuestión de entrar en Google, abrir un periódico o una revista para encontrar un sinfín de artículos sobre nutrición, recetas saludables y deporte. Ahora bien, ¿qué se considera una alimentación saludable?

Cuando hablamos de alimentación equilibrada o saludable nos referimos a ingerir una variedad de alimentos que nos brinden todos los nutrientes que nuestros cuerpos necesitan para su correcto funcionamiento. Proteínas, minerales, vitaminas y carbohidratos deben formar parte del menú familiar.

Ahora bien, esto no significa que no puedas comer azúcares. Claro que no. El cuerpo también los necesita aunque en menor proporción. Para llevar una alimentación saludable debes optar por comer de todo en su justa medida y para eso, ¡nada mejor que guiarte por la pirámide alimentaria! No pretendemos que dejes de comer algunos alimentos, ni siquiera que abandones la bollería o el chocolate, sino que los ingieras de manera moderada.

Volviendo al título de este apartado, seguir una dieta equilibrada es importante para asegurarnos de que obtenemos todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, algunos estudios señalan que los niños españoles ingieren más proteínas de las necesarias. Esto se debe generalmente a que los padres estamos preocupados por lograr que los pequeños coman carne.

Ahora bien, si conocemos las pautas de una buena alimentación infantil, ¡no cometeremos esta clase de errores! Piénsalo: una dieta variada y saludable ayudará a tus peques a crecer felices, sanos y fuertes.

15 hábitos de alimentación saludable para niños

Hábitos de alimentación equilibrada para niños Designed by Freepik

A alimentarse de manera adecuada ¡se aprende! Y para ello, nada mejor que tu guía y tu ejemplo. Explícales a tus hijos cómo llevar una dieta equilibrada, las ventajas de una buena alimentación y ¡sé el espejo en el que se miran! Veamos juntos algunos hábitos de alimentación saludable que puedes enseñarles a tus hijos:
  1. Beber agua: elige el agua por encima de bebidas azucaradas y recuerda que es necesario ingerir al menos dos litros de agua por día. Enséñales a tus hijos a escoger el agua por encima de otras bebidas (por supuesto, esto no significa prohibir otras bebidas, sino beberlas con moderación) y a hidratarse sin esperar a tener sed.

  2. Elegir la comida casera sobre la preparada: los alimentos preparados suelen incluir mayores dosis de sodio y además, ¿hay algo más rico que la comida casera?

  3. Preparar platos llenos de colores: incluye verduras en todas tus comidas. Recuerda que cuanto más colores tenga tu plato, ¡mayor variedad de nutrientes tendrá!

  4. Escoger carnes magras: si es posible, elige las carnes magras por sobre las grasas. De preferencia, enseña a tus hijos a comer pescados, pollo y pavo por sobre carne vacuna.

  5. Fritos de vez en cuando: a todos nos gustan las patatas fritas, las croquetas y básicamente cualquier cosa frita pero sabemos que no son tan saludables. Decántate por alimentos al horno, frescos o hervidos. Estas cocciones mantienen mejor los nutrientes de cada alimento.

  6. Comer despacio: sentarse a comer es una experiencia placentera, enseña a tus hijos a disfrutar de la comida y a masticar bien los alimentos. Comer despacio es bueno para la digestión y además, evita la sobre-ingesta de alimentos.

  7. En la mesa se conversa: los móviles, las tabletas y la televisión deben estar apagados (o en otra habitación) cuando comemos. La mesa es lugar para contarnos cómo nos fue en el día, para intercambiar opiniones y darnos cariño. Comer frente a la televisión no sólo evita la conversación sino que dificulta el disfrute de la comida.

  8. Evitar las porciones grandes: sirve a tus hijos una porción adecuada a su edad, sin exagerar (¡y haz lo mismo con tus porciones!). Siempre hay tiempo de repetir si no hemos quedado satisfechos. Piensa que un plato demasiado lleno puede obligarnos a comer de más, por el simple hecho de no querer dejar comida en él.

  9. De postre, fruta: la fruta debería ser el postre de preferencia en todos los hogares. No sólo aporta vitaminas y minerales, sino también azúcares de alta complejidad y agua. ¡Y además son riquísimas!

  10. Escoge el aceite de oliva virgen extra sobre la mantequilla: mientras que el aceite aporta antioxidantes, la mantequilla aporta grasas saturadas.

  11. Cinco comidas al día: evitar estar hambriento también forma parte de alimentarse bien. Cinco comidas al día es lo recomendable para moderar la ingesta de alimentos no tan saludables (suelen ser los elegidos cuando uno está con mucha hambre).

  12. Picoteo saludable: entre comidas es recomendable tener a mano un puñado de nueces o frutos secos, una fruta o una verdura (tomates cherry, pepino o zanahoria, por ejemplo) para saciar el apetito.

  13. Ir a comprar después de comer: algunos estudios señalan que si acudimos al supermercado con hambre, se dispara la compra de alimentos con alto contenido de grasas.

  14. Desayunar como reyes: lo sabemos, el desayuno suele ser la comida más complicada para los pequeños pero es importante que les expliques la necesidad de desayunar bien, ingiriendo lácteos, fruta, cereales y pan. Luego del descanso, el cuerpo necesita "combustible", por este motivo el desayuno es la comida más importante del día.

  15. Realizar al menos 30 minutos de actividad física cada día: ejercitarse es uno de los pilares de la alimentación saludable. ¡Aprovecha y practica deporte con tus hijos!

Adopta estos hábitos de alimentación equilibrada ¡y enseñáselos a tus hijos! Verás qué bien os lo pasáis juntos cocinando y comiendo. Derechos de las imágenes: proostoleh-Freepik, Freepik, Freepik,
Creciendo sanos septiembre 13, 2018

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir