Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Noviembre 2019 | Qué pasa cuando las mujeres no conocen sus derechos
Qué pasa cuando las mujeres no conocen sus derechos

Qué pasa cuando las mujeres no conocen sus derechos

Actuamos noviembre 26, 2019
Guatemala es el país más poblado de América Central. Allí conviven desde hace años la pobreza, la desnutrición o el analfabetismo, lo que propicia el surgimiento de importantes desigualdades sociales. En este contexto, la población indígena, que representa el 40% de la población total, es la más afectada. Nueve de cada diez de sus integrantes sufren las consecuencias más duras de estas desigualdades. Esta población, además, habita generalmente en zonas rurales donde la falta de infraestructuras y el aislamiento condiciona su día a día y limita su desarrollo.

Las mujeres indígenas de Guatemala son las más afectadas porque sufren una triple discriminación: por género, por etnia y por clase social. Desprotegidas, se enfrentan cada día al racismo, la discriminación y la violencia de una sociedad que las trata injustamente.

Doña Margarita, de no tener acceso a una educación a ser lideresa en su comunidad

Este es el contexto de Doña Margarita Alemán, vecina de la comunidad de Semejá III en el Municipio de Chichicastenango. Mujer de campo hecha a sí misma, vive en esta comunidad desde hace 32 años a donde llegó huyendo del conflicto armado que asoló el país durante casi cuarenta años y que la dejó huérfana siendo una niña. “Fui una persona analfabeta porque no tuve escolaridad” nos comenta. Gracias a su involucración en distintas organizaciones y proyectos consiguió aprender a leer y a escribir ya en edad adulta.
 
Doña Margarita tiene cuatro hijos y dos nietos, se dedica a la agricultura y es una de las participantes en el proyecto “Mejora de las capacidades productivas, políticas y organizativas de mujeres maya-kichés para el ejercicio pleno de su derecho a la alimentación y a la participación” Es, además, una de las lideresas de su comunidad.  Allí, ha impulsado una organización de mujeres cuyo objetivo es empoderarlas para que consigan salir del círculo de la pobreza.
 
Formacion-en-capacidades-productivas-Guatemala.jpg

Tradicionalmente la mujer indígena ha sido relegada a un segundo plano en la toma de decisiones. Su rol se ha limitado al cuidado de la familia y del hogar y no han tenido las mismas oportunidades que los hombres. En este sentido, el proyecto de Educo busca empoderar a las mujeres indígenas y “reeducar” a los hombres de las comunidades para facilitar el aumento de la participación y del protagonismo femenino. “Si no estamos organizadas, no nos enteramos de nada, estamos aisladas. Las mujeres aquí no conocen ni sus derechos”, nos dice Doña Margarita. Por eso muestra su entusiasmo al poder participar en esta iniciativa que Educo y Comité Campesino del Altiplano (CCDA) llevan a cabo con la financiación de la Xunta de Galicia.

No pocos han sido los obstáculos que ha tenido y tiene que superar. El machismo que tanto combate no solo parte del hombre, la reticencia de otras mujeres de la comunidad a involucrarse en esta lucha le ha costado más de un disgusto: “Algunas vecinas de la comunidad me reclamaban porque pensaban que participaba en distintos espacios por mi propio beneficio, hoy gracias a los talleres que han recibido, ellas también están en esos espacios hablando y reclamando” Ahora se siente feliz porque ve que, las mujeres de su comunidad van perdiendo el miedo a participar y a reivindicar un lugar activo en sus sociedades.

Además de empoderar a las mujeres, el proyecto de Educo y el CCDA facilita la formación de 161 familias del municipio, para desarrollar la producción, el consumo y la comercialización de alimentos. De este modo, aseguran la correcta alimentación de la familia y la comunidad, evitando así los problemas de desnutrición.
 
Ahora, Doña Margarita sueña con un futuro donde su comunidad y su país no pase penurias, donde tenga acceso a una alimentación variada y saludable, se garantice el derecho de todas las niñas y los niños a una educación “no solo primaria, sino también secundaria e incluso educación superior” y se respete y cuide el medio ambiente.
 
 
Actuamos noviembre 26, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir