Cuaderno de valores, el blog de Educo
Foto Parveen lo logrará

Parveen lo logrará

julio 15, 2020

Parveen sólo tenía dos años cuando su padre se casó con otra mujer y abandonó a su familia. Pero su madre se negó a rendirse. Consiguió un trabajo como barrendera para la corporación municipal y pudo así alimentar a sus hijos pequeños. Parveen tenía también un hermanoy una hermana mayores que estaban casados y vivían cada uno en sus casas con sus parejas.  

Hoy es una joven con muchos sueños y todas las ganas del mundo por cumplirlos, pero la vida no se lo ha puesto fácil. La pobreza lleva años ahogándola. Su madre quería que sus hijos recibieran una educación, pero no podían permitírselo, a pesar de que Parveen trabajaba como barrendera para ayudar a su madre a tener más ingresos. Hasta que la conocimos. 

Desde Educo le dimos la oportunidad que estaba esperando: la admitimos en una de nuestras escuelas para niños trabajadores en los que la educación es gratuita. "Solía trabajar seleccionando basura. Hasta que conocí a mis maestros Tahmina Akter, Runa Layla y Anwara Khatun. Ellos cambiaron mi vida. Se esforzaron mucho para ayudarme en mis estudios", cuenta Parveen. Lamentablemente, el padre de Parveen volvió a aparecer durante esta etapa y después de prestar algo de dinero a su familia, se fue de nuevo, dejándolos a todos endeudados.

"Solía trabajar seleccionando basura. Hasta que conocí a mis maestros. Ellos cambiaron mi vida. Se esforzaron mucho para ayudarme en mis estudios".

Parveen tuvo que empezar a trabajar de nuevo desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la noche para poder pagar los préstamos. Y dejó de ir a la escuela. Para empeorar las cosas, su madre se enfermó y murió de cáncer. Parveen y sus hermanos se quedaron solos y sin ningún lugar a donde ir.  

De nuevo, los maestros de Parveen se enteraron de su situación y salieron a apoyarla. Hablaron con su hermana mayor y la convencieron de que la joven podría tener un futuro muy brillante por delante si la acogían y la apoyaban, así que les hicieron caso, y Parveen comenzó a vivir con la familia de su hermana y pudo reanudar sus estudios. Pero no duró mucho tiempo. En casa de su hermana, Parveen se enfrentó al acoso de su cuñado. 

Parveen_Bangladesh.JPG

Cuando Parveen no pudo soportarlo más, lo compartió con su maestra Tahmina Akter, quien habló con el hermano mayor y la esposa de Parveen para que se quedaran con la custodia de la niña. Ellos se ocuparon de sufragar la educación de la joven para que pudiera continuar con sus estudios adecuadamente. Y Parveen no defraudó: obtuvo unos muy buenos resultados en los exámenes finales, lo que convenció aún más a su entorno de su talento. 

Durante el tiempo que Parveen vivía con su hermano, su cuñado decidió quitarse la vida. Así que Parveen volvió a vivir con su hermana de nuevo.  Su profesora, Tahmina, consiguió que la admitieran en la escuela secundaria con exención total de tasas y también arregló su matrícula gratuita.  

Hoy Parveen vive con su hermana, su sobrino y su hermano menor. Aunque todavía sufre de dificultades económicas en su vida, ella cree que las superará con su coraje y determinación. Quiere cumplir su propio sueño y el de su difunta madre convirtiéndose en médico. Ella está convencida de que algún día lo logrará. Y nosotros también.  

ayuda , ayuda ONG , Bangladesh , derecho a la educación , Educación , educación , Trabajo infantil

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

REGALOS QUE CIUDAN Y PROTEGEN

Colabora

Esta Navidad haz un regalo solidario

#RegalosEduco

Fundación lealtad
1
2
3

Tu cesta solidaria