Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Noviembre 2015 | Cómo conseguir que tu pequeño duerma en su cama
Cómo conseguir que tu pequeño duerma en su cama

Cómo conseguir que tu pequeño duerma en su cama

Aprendiendo juntos noviembre 20, 2015

Una cosa es que los peques se metan en la cama contigo por la mañana o se queden dormidos alguna noche que necesiten más mimo o se despierten con una pesadilla. Pero si tus pequeños se cuelan en tu dormitorio cada dos por tres o se resisten a dormir en su cuarto, y no estás cómodo con esta situación, es momento de reflexión y de cambiar las reglas. Aquí te contamos cómo.

Antes de nada, tenemos que saber cuando empezar a enseñarles a dormir en su cama. Cada niño es único y mucho depende de su grado de madurez, su personalidad y la rutina a la que está acostumbrado. Sólo tú sabrás cuando ha llegado ese momento. Si a ti también se te meten en la cama, noche tras noche, sigue leyendo. Hoy, desde Cuaderno de Valores, te daremos unos consejos para que tus pequeños consigan dormir en su cama y que les guste.

Si les has acostumbrado a dormir contigo, o si normalmente te quedas dormida en su habitación y luego reptas hasta la tuya, cambiar os costará más. Lo primero que hará cuando se despierte y no te vea es lo que hace siempre: llorar o venir corriendo a tu cama. Y eso es lo que hay que cambiar, poco a poco.

Para empezar, habla con ellos y explícales que los niños grandes, como ellos, duermen en sus camas y los padres en otra. Explícaselo de manera que sientan emoción y entiendan que es un paso más en aquello de hacerse mayor.

Poco a poco. Los cambios bruscos no gustan a nadie. Si después de hablar con tus hijos sobre dónde duerme cada uno se siguen colando, llévales a dormir a su habitación cada vez que se metan en tu cama. Aunque te cueste, haz el esfuerzo y hazlo siempre con cariño. Al principio, quédate allí hasta que se duerma y luego empieza a quedarte en el vano de la puerta, luego en el pasillo…Poco a poco, llegarás a tu cama, solo. Recuerda, es importante ser constantes.

cama1

  • Empieza temprano. Muchos expertos recomiendan empezar cuando aún están en la cuna. Dana Obleman, autora de The Sleep Sense Program, asegura que si un niño cree que te puede ir a visitar por la noche, puede convertirse en un juego y uno que acarrea problemas.
  • Pequeños premios. Algunos padres optan por recompensar a sus hijos por quedarse en sus camas por la noche. Tú, puedes hacer lo mismo. Por cada dos noches consecutivas que duerman en sus habitaciones sin meterse en la tuya, podrá elegir el postre de esa noche o quedarse un rato más viendo las estrellas o… la recompensa la pones tú. No olvides elogiar su nuevo hábito.
  • Un reloj, tu nuevo aliado. Este truco también funciona. Compra un reloj (económico y uno que pueda ver sin tener que encender la luz) y colócalo al lado de su cama. Enséñale el número correspondiente a la hora que os despertáis y dile que en casa nadie se levanta antes de las 7, 8, 9 de la mañana… Una vez que vea el número acordado, sabrá que es hora de despertar e ir a tu cama.
  • Contar ovejas. Contar ovejas o las estrellas fluorescentes que tiene pegadas al techo. Dicen que esto no funciona pero es importante que los niños aprendan a relajarse y volver a dormir en caso de que se despierten. Si no has tenido la oportunidad de leer este artículo, ahora sería un buen momento. Allí encontrarás técnicas de relajación que podrás compartir con tus niños.
  • Buenos hábitos. Los bebés y los niños necesitan dormir una media de 12 horas. Y para ello, necesitan un horario. Una de las peores cosas que puedes hacer es mantenerles despiertos pensando que así dormirán más o mejor y sin levantarse. Procura mantener los mismos horarios, incluso para las siestas.
  • Nada de distracciones. Después del ritual del baño, la cena y tras leer el cuento, procura atenuar la luz y no hablar, ni encender juguetes o móviles con luces o estímulos. Con su peluche favorito bastará. También es importante bajar el nivel de ruido de la casa. La constancia es la clave.

¿Te han gustado estos consejos? ¿Cómo les enseñas a quedarse en sus camas?

Derechos de Imágenes: Kevin ShorterBrandon Atkinson

Aprendiendo juntos noviembre 20, 2015

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir