Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Enero 2017 | Filipinas: llevamos ayuda a las familias más afectadas por el tifón Nock-Ten
Filipinas: llevamos ayuda a las familias más afectadas por el tifón Nock-Ten

Filipinas: llevamos ayuda a las familias más afectadas por el tifón Nock-Ten

Actuamos enero 04, 2017
Los habitantes de la región filipina de Bícol recordarán siempre la Navidad de 2016 como el día en que el tifón Nock-Ten (o Nina, para los locales) arrasó sus comunidades. Con vientos de más de 175 km/h y rachas de hasta 290 km/h, el ciclón causó algunas víctimas mortales y devastó amplias zonas de esta región situada en el centro del país, destruyendo a su paso casas, granjas, escuelas, cultivos y equipamientos como centros de salud,  infraestructuras eléctricas y redes de comunicaciones. Una tragedia que de nuevo golpea a un país y a una población que vive mayoritariamente en situación de pobreza.

Las provincias de Albay y Camarines Sur, las más fuertemente afectadas, fueron declaradas inmediatamente como zona catastrófica tras declararse el estado  de emergencia. Sin electricidad y con carreteras cortadas, algunas poblaciones han quedado aisladas. La dificultad de obtener agua y comida expone a la población, y especialmente a los más pequeños, a contraer enfermedades causadas por el consumo de agua no potable.

En toda la región de Bicol, más de 210.000 familias –casi un millón de personas– han resultado damnificadas y 1.222 aulas escolares han quedado destruidas total o parcialmente, lo que implica que más de 11.000 niños y niñas no podrán retomar las clases después de las vacaciones de Navidad.  

Comida y agua a más de 9.600 familias

En municipios como Libon, Polangui, Oas, Bato y Nabua, el tifón ha destrozado la mitad de las casas.  Tan solo en los dos primeros municipios, 22.600 hogares han quedado destruidos y miles de personas se ven obligadas a refugiarse en centros de acogida temporal.

Desde el primer momento de la catástrofe, Educo está colaborando con las autoridades locales y regionales para evaluar los daños y atender a la población más afectada en nuestras zonas de intervención. En una primera fase de la emergencia, y gracias a las aportaciones recibidas por  nuestros colaboradores, nuestros equipos en el país han distribuido comida y agua a 9.689 familias de las comunidades más devastadas, lo que supone un total de 42.390 personas beneficiarias–entre ellas 19.377 niños y niñas–. Cada familia ha recibido 5 kg de arroz, una lata de galletas, frijoles y agua para atender sus necesidades más básicas.

También hemos facilitado el transporte de alimentos hasta las familias que viven en comunidades remotas que han quedado aisladas por el tifón y que, por tanto, no pueden desplazarse a los puntos oficiales de distribución de la ayuda. El objetivo en estos momentos es seguir colaborando en atender a la población y en reparar las escuelas dañadas para que los niños y niñas puedan volver a clase y recuperen la normalidad lo antes posible.

Si quieres colaborar para ayudar a los damnificados de Filipinas, entra en nuestra web y haz un donativo.  ¡Tu ayuda es clave!
 
Actuamos enero 04, 2017

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
Acepto las Condiciones de Contratación y, en especial, que mis datos personales puedan tratarse para la gestión de la donación, así como para recibir información sobre actividades y campañas de EDUCO mediante análisis automatizados personalizados de conformidad con la Política de Privacidad
X

BECA COMEDOR VERANO 
AYÚDANOS A QUE NINGÚN NIÑO SIGA CONFINADO

subir

Síguenos en Facebook

Newsletter

¡Suscríbete y entérate primero de nuestras novedades!

He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio Debes aceptar las condiciones de uso.

Debes aceptar política y condiciones para activar el botón

Preguntas frecuentes

Contacta