Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Abril 2016 | Un oasis educativo en Ségou
Un oasis educativo en Ségou

Un oasis educativo en Ségou

Actuamos abril 13, 2016
Tièkelebougou es una pequeña comunidad rural de la periferia de Ségou, en Malí, alejada de los principales núcleos de población. Los escasos recursos del gobierno llegan aquí con cuentagotas. Hasta hace dos años, los niños no podían estudiar porque ni siquiera existía una escuela. Sin embargo, gracias al apoyo de Educo ahora cuentan con un centro de primaria. Un pequeño oasis en un entorno de pobreza y dificultades. La falta de escuelas y de maestros, la carencia de recursos y la distancia hasta los centros educativos son las principales causas que impiden la escolarización de los más pequeños. En Ségou, apenas 6 de cada 10 niños van a la escuela, un porcentaje que baja de manera alarmante en las comunidades más alejadas, como Tièkelebougou. Tras las demandas efectuadas por el ayuntamiento ante el Ministerio de Educación, en febrero de 2014 finalmente se hizo realidad la ansiada escuela: un edificio de tres aulas con una oficina y un bloque anexo para los aseos, cuya construcción fue financiada por Educo y el ayuntamiento. De momento, y debido a la falta de recursos del ministerio, que se encarga de pagar el sueldo de los docentes, el centro cuenta con un único profesor, que además ejerce de director. Así, el primer año la escuela acogió a niños de primero y este año ya se ha ampliado a segundo curso. Hoy, cuenta con 81 alumnos, 18 en primero y 63 en segundo. La intención es que en pocos años, el centro pueda ofrecer ya todo el ciclo de enseñanza básica. [gallery type="slideshow" ids="9361,9363,9362,9364,9360,9365"]   El director, Konati Ali, nos comenta agradecido que “sin el apoyo de Educo, esta escuela no sería una realidad”. El edificio, bajo el inclemente sol de la sabana africana, luce un aspecto impecable. En su interior, las aulas cuentan con mobiliario en buen estado y electricidad y las paredes exhiben dibujos para educar a los más pequeños en los derechos de la infancia. Pero aún quedan algunas asignaturas pendientes. “Necesitamos más material escolar –comenta Ali–, una valla para cerrar el espacio y un pozo de agua”.

“Todo el pueblo sale ganando”

La población se ha implicado activamente en la escuela hasta el punto de que se ha encargado de construir una casa para el director, una manera de asegurar su presencia en el centro y que no tenga que recorrer largas distancias para llegar. El Comité de Gestión Escolar, formado por miembros de la comunidad, se encarga del mantenimiento ordinario de la instalación y realiza un seguimiento de los niños y niñas para asegurarse de que acuden a clase regularmente. En caso contrario, hablan con las familias para implicarlas en la enseñanza de sus hijos. Fanta Traoré, miembro del comité, explica que “todos salimos ganando con escolarizar a los niños. Si un niño o niña va a la escuela, participará en el desarrollo futuro del pueblo. Por ejemplo, se le puede pedir consejo en temas administrativos cuando se reciben cartas oficiales. El pueblo es consciente y reconoce la importancia de la escolarización”. (Fotos: Ramon Giner / Educo)      
Actuamos abril 13, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir