Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda

Beneficios Privados, Pérdida Pública: la tendencia creciente hacia la privatización de la educación

07 OCTUBRE,2016

¿Por qué la privatización no funciona?
Según el informe ¨Beneficios Privados, Pérdida Pública”, las propuestas del sector privado no resuelven los problemas en los que se funda la crisis de la educación.

La Campaña Mundial por la Educación (CME) lanzó su informe Beneficios Privados, Pérdida Pública durante el Foro de Política de la Sociedad Civil 2016 organizado por el FMI / Banco Mundial el pasado 6 de octubre de 2016.

Desde EDUCO valoramos las aportaciones del informe de la CME, que muestra el cómo y por qué la promoción de las escuelas privadas ¨low cost¨ dificulta el progreso de la educación de calidad para todos y todas.

Se calcula que hay 121 millones de niños y niñas que carecen de acceso a la educación primaria o secundaria. E incluso entre los que accedan a la educación primaria, hay 130 millones que no han obtenido las competencias básicas de lectura y aritmética. Sin duda, estamos ante una crisis en la educación mundial.

Organizaciones internacionales como el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional y la empresa Pearson han promovido la privatización de la educación como respuesta frente a la crisis educativa, incluyendo las asociaciones público-privadas (APP), cheques escolares y escuelas privadas "low cost". Esta tendencia se fundamenta en el argumento de que la educación pública ha fracasado, y las escuelas ¨bajo cuota¨ pueden ofrecer educación más asequible y de mejor calidad.

La UNESCO indica que, en 2014 en todo el mundo, el 13% de la matriculación en educación primaria y el 25% en educación secundaria se han hecho en el sector privado. Su peso ha sido mayor en los países en desarrollo; por ejemplo, en 2012, la matrícula en las escuelas privadas al nivel de primaria era sólo el 5% en los países desarrollados, en comparación con 13% en países en desarrollo.
¿Por qué la privatización no funciona?

Según el informe ¨Beneficios Privados, Pérdida Pública”, las propuestas del sector privado no resuelven los problemas en los que se funda la crisis de la educación. La CME prueba que los niveles de educación de escuelas privadas ¨low cost¨ no consiguen mejores resultados que la educación pública; en ocasiones su calidad es inferior a la deseable, las escuelas acarrean edificios mal equipados, profesorado sin formación o con baja cualificación y salarios insuficientes. A la vez, desprecia del gobierno como el sujeto último de obligaciones para la educación de la sociedad, mientras que crece la concepción de la educación como un mero negocio.

Además, las escuelas privadas ¨low cost¨ contribuyen a las desigualdades dificultando el acceso a las niñas y a otros grupos vulnerables. A pesar de sus cuotas “low cost”, este modelo conlleva que algunas familias deban elegir cuál de sus hijos recibirá una educación, ya que no pueden pagar las tasas para todos sus hijos e hijas. En estas circunstancias, optan por destinar sus recursos a los niños que cuentan con más probabilidades de obtener beneficios – y decimos “niños” a propósito porque se tiende elegir hijos por encima de hijas. El informe señala que, en la India, si una niña tiene un hermano mayor, tiene 35% menos probabilidades de ir a la escuela privada, mientras que tener una hermana no la perjudica. 

El aprendizaje se da por sentado por el mero hecho de asistir a la escuela, aunque en realidad, es algo que habitualmente se descuida en ella. Los centros educativos no siempre logran ser aquellos lugares seguros, sanos y protectores que deberían ser. Además, la profesión de maestro se ha visto ampliamente debilitada, y los presupuestos gubernamentales no han avanzado al ritmo que deberían haberlo hecho, según sus compromisos internacionales. Todo ello tiene consecuencias que trascienden la dimensión educativa e impactan en todos los aspectos de la vida de niñas, niños y adolescentes. Por eso, es más necesario que nunca persistir en la reivindicación y promoción de una educación digna: una educación basada en los derechos humanos y el bienestar.

La educación conforma la columna vertebral del trabajo que realizamos en Educo. Promovemos la educación no solo como un derecho inalienable de la infancia, sino también como un medio indispensable para alcanzar los demás derechos y libertades; una herramienta fundamental para luchar contra la pobreza y para que las personas puedan transformar su contexto a nivel personal, local y global. Luchamos por una educación universal y gratuita que se centra en las propias niñas y niños, en sus experiencias, motivaciones, realidades y sueños.
 

  • No definido
  • Educación
subir