Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda

La separación de niños y niñas de sus familiares al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México

09 JULIO,2018

Son palabras que nos vemos obligados a utilizar demasiado a menudo en referencia a la infancia. Lamentablemente, estas palabras describen la realidad de miles de niños y niñas que han sufrido los efectos de la política de “Tolerancia Cero” del gobierno estadounidense; una política que ha resultado en la separación de niños y niñas migrantes de sus familiares al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.

Desde Educo, denunciamos esta práctica innecesaria que viola los derechos básicos de la infancia de estar y sentirse protegidos y poder crecer en un ambiente de afecto rodeados de su familia. Aunque el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva que pretende revisar la política de “tolerancia cero” en cuanto a la separación de niños y niñas de sus familias, el texto no incluye medidas concretas para revertir esta práctica. El lenguaje impreciso de la orden crea una laguna legal en torno a los niños y niñas migrantes que ya están bajo la custodia del Estado y separados de sus familias (un total de 2.324 niñas y niños, según cifras oficiales).

Educo considera que la práctica de separar niños y niñas de sus familiares constituye una violencia contra la infancia. Su detención, por el trauma causada por la separación de su familia y por la probabilidad de intimidación en custodia, es una forma de violencia emocional, especialmente a edades tempranas. Todos los niños y niñas del mundo tienen el derecho a vivir libres de cualquier forma de violencia. La vulneración de los derechos de la infancia con la detención en la frontera estadounidense-mexicana es especialmente grave porque se ve directamente ejecutada por el Estado y es una práctica que, en efecto, criminaliza a la infancia.
 
Por ellos, Educo pide la adopción de medidas específicas por parte de las autoridades del Estado para asegurar la finalización inmediata de la política de Tolerancia Cero.
 
En concreto:

  • Exigimos un plan de cambio de la política, en términos legislativos, pero también que incluya un plan de actuación, que detalle las medidas de protección de la infancia contra cualquier tipo de violencia y, en particular, que establezca la finalización de la práctica de separar niños y niñas de sus familiares.
  • Demandamos que se tome en cuenta el interés superior del niño en los juicios de las familias afectadas por la política de “Tolerancia Cero”, la aceleración de los juicios y la eliminación de los plazos que limitan la detención de niños, niñas y adolescentes, dos puntos mencionados en la orden ejecutiva, para así no vulnerar aún más los derechos de la infancia implicada.
  • Reiteramos que el interés superior de la infancia y, por lo tanto, su protección y bienestar, tiene que situarse en el centro de cualquier política de migración.
Si no actuamos para denunciar esta situación, corremos el riesgo de normalizar e institucionalizar este tipo de maltrato como una política legítima. Actuemos para que la palabra “separación” cambie a “protección”, “prisión” a “hogares seguros” y “violencia” a “buen trato”.

  • Internacional
subir