DEBERÍAN ESTAR EN LA ESCUELA

Como Arif, miles de niños y niñas están en riesgo de sufrir explotación infantil. Colabora para que estudiar y jugar sean su única preocupación.

1
2
3

¿CÓMO QUIERES COLABORAR?

Apoya a 4 niños trabajadores con material escolar y un uniforme para que puedan estudiar

Déjanos tu email

Puedes deducir hasta un 80% de la cantidad aportada en tu declaración de la renta.

EL TRABAJO INFANTIL HA AUMENTADO DESDE EL INICIO DE LA PANDEMIA

El trabajo infantil es cualquier trabajo que priva a las niñas y niños de su infancia, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

La crisis económica generada por la pandemia y el cierre de los colegios en todo el mundo provoca que muchas familias vulnerables, en una situación desesperada por conseguir recursos para sobrevivir, pongan a sus hijos e hijas a trabajar.

De hecho, Naciones Unidas calcula que como mínimo 24 millones de niños y niñas dejarán la escuela y tendrán que dedicarse a trabajar..

BANGLADESH

ARIF: CUANDO ESTUDIAR NO ES LA PRIORIDAD EN CASA

Arif tiene 11 años y vive en Bangladesh. Cuando era muy pequeño la vida le dio un duro revés al morir su padre. Entonces, su madre, sus hermanos y él tuvieron que irse a un barrio marginal de la capital para buscar cómo ganarse la vida.

Su madre se volvió a casar, pero su padrastro estaba enfermo, así que con solo 8 años Arif tuvo que ponerse a trabajar como conductor de bicitaxi. Era un trabajo muy peligroso para un niño tan pequeño, pero de alguna manera tenía que mantener a su familia. Cada día se despertaba a las 6 de la mañana para ir a la estación, y como mucho ganaba 1 euro y medio por jornada.

Con 10 años tuvo un accidente mientras trabajaba. Sufrió una lesión muy grave, por lo que le tocó quedarse en casa durante varios meses.

Gracias a Educo, Arif encontró la oportunidad de poder seguir yendo a la escuela. Aunque no podía dejar de trabajar, le facilitamos el acceso a una escuela para niños y niñas que trabajan.

Sin embargo, trabajar por la mañana y por la noche, y además ir por la tarde a la escuela, es duro para un niño. Por eso, Arif sueña con poder ir a la escuela a tiempo completo, sin preocuparse de tener que trabajar.

Tú puedes ayudar a que Educo siga trabajando para acabar con la explotación infantil.

“No quiero trabajar. Quiero ir a la escuela, jugar con los amigos, pero no puedo hacerlo”

Arif, 11 años

BANGLADESH

CONOCE LA HISTORIA DE ARIF DE PRIMERA MANO

QUÉ HACE EDUCO CONTRA LA EXPLOTACIÓN INFANTIL

La educación es la herramienta más poderosa para cambiar el mundo.

La escuela debe ser el espacio de protección y bienestar donde los niños y las niñas vivan, crezcan y aprendan.

En muchos de los países en los que trabajamos, ir a la escuela significa escapar del trabajo infantil, de los matrimonios y los embarazos precoces y de otros peligros para su integridad.

Con nuestros proyectos, mejoramos las condiciones de vida de millones de niños y niñas y les ofrecemos la oportunidad de volver a estudiar.

Estas son algunas de nuestras acciones:

TRABAJAMOS CON LAS FAMILIAS

para evitar que expongan a sus hijos e hijas al trabajo y para que los escolaricen.

ENTREGAMOS LOTES DE ALIMENTOS E HIGIENE A FAMILIAS VULNERABLES

y les ofrecemos medios de sustento para que mejoren su economía.

REINTEGRAMOS A LOS NIÑOS Y NIÑAS TRABAJADORES

o extrabajadores al sistema educativo.

FORTALECEMOS MECANISMOS DE PROTECCIÓN

para que se alejen de peligros.

TRABAJAMOS CON EL GOBIERNO, LA COMUNIDAD Y LAS FAMILIAS

para concienciar sobre la importancia de la educación.

Ayúdanos a acabar con la explotación infantil.

COLABORA
1
2
3

Tu cesta solidaria