EMERGENCIA ROHINGYA
Minijian y casi medio millón de niños y niñas han tenido que huir de su país por intento de genocidio. Ayúdanos a protegerlos.

“Huimos a través de la selva y no teníamos suficiente agua ni comida”

Minijian, 8 años

Minijian es la tercera de seis hermanos. Su padre murió en Myanmar y su madre huyó con ellos al campamento de refugiados hace dos años.

Minijian y su familia atravesaron la selva, bosques oscuros, colinas y ríos durante 11 días a pie antes de llegar a su destino

“Cuando nos fuimos de Myanmar teníamos miedo de que nos mataran. Mucha gente murió brutalmente asesinada

Ahora, Minijian acude a un centro amigable para la infancia puesto en marcha por Educo y una entidad socia local. Allí “los maestros nos enseñan poemas y ejercicios. Estudiamos escribiendo en la pizarra y leyendo. También nos permiten jugar, y eso nos encanta”

“Por la noche paso miedo en el campo de refugiados. Al ser niña, temo que algún desconocido me secuestre y me lleve"

Aunque a Minijian le gustaría volver a su ciudad natal, ya que echa de menos a su familia y amigos, sabe que de momento no es posible: ¿Si vamos a volver? Solo si hay paz. Sino, volverán a torturarnos”.

AYÚDANOS A CAMBIAR ESTA SITUACIÓN

¿QUÉ CANTIDAD QUIERES DONAR?

Otra cantidad mensual

Si lo prefieres puedes realizar una donación mensual por otra cantidad con un importe mínimo de 5€

Otra cantidad

Mínimo 5 €

Dona un 15% del total y pagarás los gastos administrativos


También puedes hacer tu donativo en el número de cuenta:

ES84 2100 5000 5402 0015 2299

(La Caixa / Concepto: EMERGENCIA)

Si la donación es superior a 100 euros debes aportar tus datos personales y DNI

Educo está inscrita en el Registro de Fundaciones de la Generalitat de Cataluña con el número 790. CIF G-60541554.

MILES DE NIÑOS Y NIÑAS EN RIESGO

Casi 1 millón de refugiados rohingya se han visto obligados a huir de la brutal violencia de Myanmar para buscar refugio en Cox’s Bazar (Bangladesh), sólo por el hecho de pertenecer a una minoría étnica. La mitad de ellos son niños.

El intento de genocidio contra los rohingya se ha cobrado ya la vida de miles de personas. Y los más vulnerables son los niños y niñas, que se encuentran totalmente desprotegidos y con grandes riesgos de sufrir violencia.

Desde Educo trabajamos en el campo de refugiado para proteger a niños y niñas de la violencia, el abandono y la explotación que pueden sufrir y para crear sistemas que les protejan de manera duradera. Además, hacemos especial foco en la protección de niñas, que están sujetas a un grado de violencia aún mayor por riesgos como el matrimonio infantil, la explotación sexual o la trata.