Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda

Crisis de refugiados en Ecuador

04 ENERO,2012

Integramos a los niños que huyen del conflicto armado en Colombia

A pesar de sus dimensiones reducidas, Ecuador es el país de América Latina que acoge a una mayor población refugiada, con más de 55.000 personas. En su inmensa mayoría, se trata de ciudadanos colombianos que han huido del conflicto armado interno en su país. Un 40% de estas personas desplazadas permanece cerca de la frontera, a lo largo de los 640 kilómetros de la línea que separa Colombia de Ecuador (provincias de Carchi, Esmeraldas, Pichincha, Santo Domingo, Sucumbíos e Imbabura), unas regiones ya de por sí deprimidas y con insuficientes servicios básicos e infraestructuras para la población local.
 

Los refugiados constituyen un colectivo especialmente vulnerable, con altos índices de pobreza y desempleo, que se enfrentan, además del trauma que supone dejar atrás su hogar y sus medios de vida, a problemas de rechazo y exclusión. Muchos ecuatorianos ven a sus nuevos vecinos como competidores por el acceso a unos servicios sociales que en condiciones habituales ya son escasos y se encuentran desbordados.
La llegada masiva de niños y niñas refugiados en edad escolar, en concreto, tiene un fuerte impacto sobre el sistema educativo y agrava las deficiencias de la enseñanza. En estas provincias ecuatorianas cercanas a la frontera con Colombia es donde Educo ha trabajado durante 2012 con ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) para reforzar la red escolar y asegurar la integración en el sistema educativo de los niños colombianos.
Durante nuestra intervención, hemos trabajado en la construcción o rehabilitación de 15 escuelas de preescolar y primaria, centros culturales o espacios deportivos, y 21 centros de enseñanza han recibido equipamientos y materiales necesarios para su funcionamiento. Además, 500 niños de las familias refugiadas más desfavorecidas han recibido uniformes y material escolar para poder seguir el curso. El programa también ha desarrollado sesiones de sensibilización dirigidas a las familias, los alumnos, los profesores y demás miembros de la comunidad educativa en temas de educación inclusiva, equidad de género, ciudadanía y solidaridad. En todo ello ha participado no solo la población refugiada sino también la gente local, lo que ha mejorado la convivencia. La organización de actividades sociales, culturales y deportivas también ha favorecido la integración de los refugiados, especialmente de los más jóvenes quienes a menudo sufren el estigma de ser vistos como responsables de episodios de violencia e inseguridad.
La intervención coordinada de Educo y ACNUR ha permitido que un total de 100.000 niñas y niños de 0 a 12 años hayan podido acceder a la educación o hayan visto mejoradas las condiciones para estudiar.
 

  • Ecuador
subir