Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Nuestras aportaciones en Burkina Faso

Burkina Faso

Información del país

Burkina Faso es un país situado en África Occidental sin acceso al mar. La altitud media es de 400 metros y la diferencia entre el punto más elevado y el más bajo es inferior a 600 metros, lo que convierte al país en un territorio sumamente plano.

El clima es tropical y seco, con importantes contrastes estacionales. Se alternan una estación seca, de noviembre a mayo, y otra húmeda. Las precipitaciones decrecen de sur a norte a causa de la influencia del viento seco del Sáhara, conocido como harmattan.

Datos del país

Indicadores

  • Capital: Uagadugu
  • Población: 16.460.100 habitantes
  • Índice de Desarrollo Humano (IDH): posición 183 de 187
  • Población bajo el umbral de la pobreza (vive con menos de 1,25 USD): 44,6%
  • Esperanza de vida al nacer: 55,9 años
  • Tasa de mortalidad de menores de cinco años: 102 por cada mil nacidos vivos
  • Tasa de permanencia hasta el último grado de primaria: 69%
  • Tasa de alfabetización de adultos: 28,7%
  • Mujeres alfabetizadas por cada 100 hombres: 58,8
Fuentes: Informe PNUD 2014 / Unicef

Educo en el país

  • Año de inicio de actividades: 2004
  • Tipo de intervención: directa
  • Presupuesto total anual:  1.464.509 € (2016)
  • Oficina en Burkina Faso: BP 413, Ouahigouya

Problemática

En el ámbito de la salud, los malos hábitos de higiene individual y comunitaria y la vigencia de prácticas socioculturales perjudiciales ocasionan la persistencia de ciertas enfermedades que son la principal causa de mortalidad (paludismo, infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas). A ello se unen el déficit de infraestructuras sanitarias y la mala calidad de los servicios, con escasez de material médico y poca formación del personal sanitario.

En cuanto a la educación, el panorama en la provincia de Yatenga está marcado por una deficiencia de infraestructuras educativas adecuadas, escasez de material didáctico, baja cualificación del personal docente y asistencia irregular de los alumnos a la escuela (debido, entre otras cosas, a enfermedades o al trabajo infantil, muchas veces en las cercanas minas de oro). A ello se añade la pobreza de las familias, que les impide hacer frente a la escolarización de sus hijos, especialmente en el caso de la secundaria.

Descargas

Apadrina a un niño de Burkina Faso

“Me gusta mucho jugar al escondite en la escuela, es mi juego favorito. También me gustan el cálculo y la ciencia”.

Belem Ami, 12 años

“Me gusta venir al cole porque aquí aprendo a leer y a contar. Tenemos huertos y tres nuevas aulas.”

Abdoul Akim Ouédraogo, 11 años

"El apadrinamiento asegura nuestro futuro y hace que no supongamos una carga para nuestras familias”

Ane-Marie Ouédraogo, 16 años

Dona una Beca Ella a una niña de Burkina Faso

La educación en secundaria disminuye un 64% el número de matrimonios precoces de niñas y un 59% los embarazos antes de los 17 años

“Mi familia ya no podía pagar el pasaje del bus ni los materiales escolares. Ahora, gracias a la beca, he vuelto a la escuela.”

Febe Izamar, 14 años. El Salvador

“Me gustaría servir de inspiración. Si las mujeres accedemos a la educación, la comunidad se desarrollará.”

Jannatul Mousumi, 16 años. Bangladesh

Actuaciones

Nuestros proyectos se desarrollan en la provincia de Yatenga, al norte del país, donde apoyamos a 86 escuelas en 57 comunidades y trabajamos en proyectos educativos, de protección y salud en los que participan más de 21.000 niños y niñas.

Filtrar por

Acceso a una educación de calidad

Beneficiarios
18.434 niños y niñas; 1.295 personas adultas (familias, líderes comunitarios, docentes)
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

Comunidades rurales de la provincia de Yatenga, región Norte

Descripción

La debilidad del sistema educativo en Burkina Faso, junto a la pobreza y a factores culturales y sociales, repercute en un acceso desigual a la enseñanza y en un bajo rendimiento académico. Este hecho se pone especialmente de manifiesto en las zonas rurales, donde la tasa de asistencia a la escuela primaria apenas llega al 45%. Muchos niños, y especialmente niñas, no van a la escuela, abandonan los estudios de manera precoz o finalizan el ciclo sin haber adquirido los conocimientos necesarios.

En primer lugar, la falta de recursos hace que muchos niños dejen las aulas para ayudar a la economía doméstica o, en el caso de las niñas, muchas familias siguen creyendo que proporcionarles educación es una inversión perdida porque en pocos años abandonarán el hogar para casarse y dedicarse al marido y los hijos. Por otro lado, la falta de inversión del Estado se traduce en un déficit de escuelas, de docentes y de material didáctico. A esto debemos sumar el hecho de que muchos alumnos padecen a menudo enfermedades diarreicas, agravadas por una inadecuada alimentación y la falta de condiciones higiénicas en los centros educativos. 

Ante esta realidad, el proyecto tiene por objetivo aumentar el acceso a la educación, mejorar la calidad de la enseñanza que se imparte y promover la implicación de las familias y las comunidades. La intervención tiene lugar en 86 escuelas de 45 comunidades de la provincia de Yatenga, a través de las siguientes líneas de trabajo:

  • Sensibilización de la sociedad, y especialmente de los líderes comunitarios y religiosos, de las familias y de los propios niños y niñas, sobre los derechos de la infancia y la importancia de la educación.
  • Fomento de la participación de familias y alumnos en los comités de gestión escolar
  • Formación continua de docentes.
  • Rehabilitación de infraestructuras, construcción de redes de agua, dotación de mobiliario y material didáctico en las escuelas.
  • Seguimiento del rendimiento escolar de los alumnos
  • Control de la salud de los estudiantes; adecuación de los comedores escolares para consumir los alimentos en buenas condiciones.
  • Becas para estudiar secundaria

Apadrina ahora

{$custom.custom.ActuacionEducacion$}

{$custom.custom.ActuacionEducacion$}

Anterior
Siguiente

Mejora del estado nutricional de la infancia

Beneficiarios
3.323 niños y niñas: 5.215 padres y madres
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

Comunidades rurales de la provincia de Yatenga, región Norte

Descripción

La desnutrición afecta a más de 2 millones de personas en el país y, de ellas, 743.000 son menores de cinco años, lo que supone que uno de cada tres niños y niñas en esta franja de edad está desnutrido. La pobreza y la falta de conocimientos por parte de las familias sobre seguridad alimentaria y atención a los recién nacidos comporta un cuidado inadecuado del estado nutricional de los pequeños que, en muchos casos, puede llegar a ocasionar la muerte. En la Región Norte, la desnutrición infantil aguda es un problema grave, que llega a alcanzar el 12% de la población entre 0 y 5 años. 

Este proyecto tiene por objetivo reducir la tasa de mortalidad infantil entre los niños de 0 a 5 años en las zonas rurales de la provincia de Yatenga, trabajando con las familias y las comunidades en tres ámbitos:

  • La seguridad alimentaria y el entorno socioeconómico del niño y su familia
  • La salud
  • La nutrición
Para mejorar la salud de los pequeños, en primer lugar es básico que disfruten de una buena alimentación desde el mismo hogar. En este sentido, ayudamos a las familias a mejorar el rendimiento de sus explotaciones agrarias domésticas y diversificar sus cultivos con lo que, además de aumentar sus escasos ingresos, pueden disponer de alimentos frescos y variados. Además, les ofrecemos formación en buenas prácticas de salud y de nutrición.

En el ámbito de las comunidades, formamos a las personas que actúan como promotores de salud, acompañamos a los comités locales de salud para reforzar sus capacidades y colaboramos en la instalación de pozos de agua potable y letrinas. Asimismo, rehabilitamos y equipamos los centros primarios de salud para que puedan atender a toda la población, especialmente a colectivos que requieren una atención especial como mujeres embarazadas, madres lactantes y niños pequeños.
 

Apadrina ahora

{$custom.custom.ActuacionSalud$}

{$custom.custom.ActuacionSalud$}

Anterior
Siguiente

Protección de la primera infancia en situación de abandono

Beneficiarios
523 niños y niñas; 300 padres y madres
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

Comunidades rurales de la provincia de Yatenga, Región Norte

Descripción

Las precarias condiciones de salud, la pobreza y la persistencia de prejuicios culturales convierten a los niños más pequeños en uno de los colectivos más vulnerables. Además de la desnutrición aguda, que afecta a un 12% de los niños de 0 a 5 años, la situación de abandono en que quedan muchos bebés al morir su madre (generalmente por complicaciones del parto) y ser rechazados por sus familias reducen dramáticamente las posibilidades de supervivencia de estos niños y niñas.

Este proyecto tiene por objetivo garantizar un correcto cuidado y desarrollo de estos pequeños en las comunidades rurales de Yatenga. Para ello, aúna las intervenciones que llevamos a cabo en dos centros que gestionamos en la localidad de Ouahigouya: el orfanato Beog-Neeré y el Centro de Recuperación y Educación Nutricional (CREN).

En el caso del orfanato, acogemos a 30 bebés cuyas familias no quieren o no pueden hacerse cargo de ellos y les brindamos todo tipo de cuidados, atención médica y afecto. En coordinación con el Ministerio de Acción Social y de la Familia, los pequeños ingresan en el centro y permanecen en él hasta los dos años. En este tiempo, nuestros educadores están en contacto permanente con alguna persona de referencia del entorno familiar del niño con el fin de fortalecer los vínculos y asegurar que, cuando acabe la etapa en el orfanato, podrán hacerse cargo de él. Por este motivo, el proyecto también tiene en cuenta apoyar a estas familias con actividades generadoras de ingresos con el fin de ayudar a que puedan cuidar del niño con garantías. Una vez fuera del orfanato, realizamos un seguimiento de los niños para asegurar que crecen sanos y fuertes.

Además de la propia atención en el orfanato, también se asisten a bebés huérfanos que han quedado al cargo de personas, generalmente mujeres, de su entorno familiar. En este caso, brindamos formación a estas mujeres en temas de nutrición infantil, higiene y salud, y aportamos leche infantil y medicinas.

Por otro lado, el CREN, un centro que pusimos en marcha en 2005, cuenta con los recursos y las infraestructuras adecuados para atender a niños y niñas con desnutrición severa. El centro dispone de diez habitaciones, una sala de tratamiento y observación médica, además de servicios comunes como cocina, comedor o lavandería. En los casos más graves, los niños ingresan por un promedio de 30 días y conviven con sus madres, a las que enseñamos a elaborar papillas nutritivas y educamos en temas de higiene y atención a la primera infancia. En los casos menos graves, nuestros especialistas realizan un control ambulatorio de los niños y se desplazan a las aldeas para efectuar un seguimiento de su estado de salud.

El centro también lleva a cabo un importante programa de sensibilización y educación alimentaria con las familias enfocado a prevenir la desnutrición. A través de charlas, talleres e incluso programas radiofónicos, se divulgan temas como el tratamiento de diarreas, los grupos de alimentos imprescindibles para una correcta nutrición, las pautas de higiene, modos seguros de consumir agua y aspectos de salud sexual y reproductiva, entre otros.
 

Apadrina ahora

{$custom.custom.ActuacionProteccion$}

Actuación Protección

{$custom.custom.ActuacionProteccion$}

Actuación Protección

{$custom.custom.ActuacionProteccion$}

Actuación Protección

Anterior
Siguiente

Se estima que alrededor de un millón de personas trabajan en las minas de oro del país.

Beneficiarios
1.050 niños, niñas y adolescentes trabajadores, 1.500 niños, niñas y adolescentes en riesgo, 500 mujeres, líderes comunitarios
Duración
24 meses (inicio marzo 2017)

Ámbito geográfico de intervención

Comunas de Barga, Koumbri, Ouala y Ouahigouya, en la provincia de Yatenga.

Socio local

Christian Children's Fund of Canada (CCFC) y Tabita-Lobal

Descripción

Se estima que alrededor de un millón de personas trabajan en las minas de oro del país. 200 de ellas están reconocidas oficialmente, pero existen más de 700 minas ilegales que emplean a trabajadores menores de edad, casi 20.000 niños y adolescentes. Para los responsables de las minas contar con mano de obra infantil supone un importante ahorro, pero para los niños representa una actividad peligrosa que no les saca de la pobreza en la que viven y que, por el contrario, les aleja de la escuela.

Las explotaciones constan de galerías subterráneas construidas artesanalmente a las que se accede mediante estrechos pozos excavados en el terreno. Ahí, los pequeños descienden y escarban en busca de polvo de oro. En muchos casos son los mismos padres quienes empujan a sus hijos a este trabajo. En otras ocasiones son los niños quienes deciden emplearse en estos pozos mientras sus padres pasan semanas trabajando fuera de casa, a menudo también en las minas.

La pobreza, la malnutrición, las frecuentes enfermedades derivadas de las malas condiciones sanitarias, la falta de escuelas y la precariedad de la enseñanza también influyen en los bajos indicadores educativos de esta zona del país. Muchos niños no sienten motivación por el estudio y a menudo las familias tampoco ven en la escolarización de sus hijos una necesidad.
Ante esta situación, Educo, Christian Children's Fund of Canada (CCFC) y la organización local Tabita-Lobal, gracias al apoyo de la Unión Europea, hemos puesto en marcha este proyecto para alejar a estos niños y niñas del peligro y acercarlos a la escuela.
Para conseguirlo trabajamos con las familias, para que aumenten sus ingresos y conozcan los derechos de infancia; con las escuelas, para identificar a los niños que trabajan en las minas, acompañar su reinserción escolar y sensibilizar a todos los alumnos sobre los peligros que conllevan las minas de oro; con los niños y niñas trabajadores, para reforzar su formación y que así puedan acceder en el futuro a un trabajo mejor; y con la comunidad, para la promoción de la participación infantil y la lucha contra la violencia hacia los niños.

Proyecto financiado por la Unión Europea

EU.jpg

Proyecto ejecutado por:

logosProyecto.jpg
 

Fotos

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Burkina Faso

Vídeos

Anterior
Siguiente

Noticias

Noticias

Noticias

Todas las noticias

subir