Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Junio 2016 | ¿Por qué los niños quieren hacerlo otra vez?
¿Por qué los niños quieren hacerlo otra vez?

¿Por qué los niños quieren hacerlo otra vez?

Aprendiendo juntos junio 02, 2016

“Mira, mamá. Lo voy a hacer otra vez.” “Papá, ¡otra vez por favor!” Si eres padre, este tipo de frases te sonarán y algunas incluso te pondrán los ojos en blanco o te harán suspirar. Esto es porque pensamos que los niños lo están haciendo adrede para frustrarnos o volvernos locos. Sin embargo, la repetición tanto de las acciones como las palabras, es la manera que tienen los niños de aprender y perfeccionar lo que hacen y dicen. Es más, la repetición ayuda a crear conexiones neuronales en el cerebro.

Lejos de tomártelo de manera personal o frustrarte cuando  los niños hacen algo una y otra vez, debemos dejarles. Solo a base de repeticiones, aprenden. Sigue leyendo para descubrir unos datos interesantes sobre la repetición y el desarrollo saludable de los niños que apunta este fascinante artículo.

Aprender algo nuevo requiere esfuerzo y una cierta carga o energía eléctrica para poder crear conexiones neuronales. Cuantas más conexiones haga el cerebro, menos energía necesita. Solo a base de repeticiones, nuestro actos se vuelven automáticos y ya no nos cuestan como al principio.

again2

Tal y  como indica este artículo, “nuestro cerebro es un órgano complejo que trabaja en paralelo realizando continuas predicciones y asimilando información a través de la asociación de  patrones ya conocidos.  Como es muy maleable, las experiencias vitales hacen que se vaya reorganizando y es este proceso de adaptación continuo el que nos permite aprender durante toda la vida, lo cual tiene enormes repercusiones educativas”. Recuerda que nuestro cerebro es plástico y podemos generar nuevas neuronas, permitiéndonos seguir aprendiendo y mejorando.

Mientras los adultos buscamos variedad, los niños necesitan confirmar que las cosas van a seguir igual, a base de repetirlas. Es su forma de aprender qué pueden esperar. Les gusta además saber qué va a pasar a continuación y por eso piden que se les lea el mismo cuento una y otra vez o se les cante la misma canción. De esta manera también aprenden a no olvidar.

Un estudio reciente demostró que los niños a los que se les leía el mismo cuento una y otra vez, habían retenido el mensaje y las palabras nuevas mucho mejor que un niño al que se le leía un cuento diferente cada noche.

Así que la próxima vez que te pida leer ese libro o jugar otra vez a lo mismo, ¡acuérdate que es algo positivo!  No solo para que se conviertan en pequeños expertos del juego o del cuento sino porque esto mejora su confianza y sus conexiones neuronales.

En lugar de impacientarnos, debemos fomentar ese comportamiento. Y  es más, podemos aprovechar esta fase de desarrollo para nuestro propio beneficio. Utiliza su amor por la rutina y la repetición a la hora del baño, de la comida o a la hora de dormir. Si tú también repites las mismas actividades, tu hijo sabrá lo que esperar y le será más fácil seguir tus pautas y consejos.

Recuerda que los niños necesitan que seamos pacientes mientras aprenden, que respetemos sus tiempos y validemos lo que tienen que decir.

Derechos de Imágenes:  Donnie Ray Jones

Aprendiendo juntos junio 02, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir