Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Mayo 2016 | Cinco consejos para darle a tu hijo si sufre acoso
Cinco consejos para darle a tu hijo si sufre acoso

Cinco consejos para darle a tu hijo si sufre acoso

Creciendo sanos mayo 31, 2016

No es que el acoso escolar haya aumentado en los últimos años, probablemente lo que sucede es que ahora es más visible precisamente porque ha dejado de estar normalizado. Del típico "cosas de niños" hemos pasado ahora a saber percibir que algunos comportamientos son dañinos, no solo para el que los sufre sino también para el que los comete si este es muy pequeño y, afortunadamente, nuestros hijos ahora no están tan desamparados como hace años cuando se topan con un acosador.

Por desgracia y pese a todos nuestros esfuerzos los padres no podemos evitar que nuestros hijos se vean involucrados en situaciones de acoso, sobre todo si se producen fuera de nuestro ámbito de influencia, como sería el caso del acoso escolar. Encontrarse con un acosador es cuestión de suerte, de mala suerte claro, y nadie, por muy buena educación familiar que haya recibido, está libre del azar. Pero los padres sí que podemos regalar a nuestros hijos algunas herramientas para manejar una situación de acoso de forma que esta sea lo menos dañina posible, que no se prolongue en el tiempo y que por tanto las secuelas sean mínimas o incluso no existan.

acoso2

¿Qué podemos hacer?

Hay algunas cosas que podemos hacer para que nuestros hijos no sufran situaciones de acoso, o al menos estos episodios sean esporádicos y de corta duración. Las estrategias de prevención se basan principalmente en la comunicación. Hablar con los hijos, mantener un diálogo y una comunicación honesta con ellos desde el principio es la mejor garantía para que, si bien no podamos evitarles situaciones de peligro, sí que sepan que pueden contar con nosotros si les pasa algo. Eso solo se consigue con la confianza.

Hoy os dejamos cinco cosas que podéis decirles a vuestros hijos para enfrentar el acoso.

1. Dile a tu hijo que en primer lugar lo ignore. Normalmente los acosadores buscan algún tipo de reacción, si no la encuentran cesan en el ataque.

2. Huir no es de cobardes. Si la indiferencia no es suficiente, lo mejor es no tener contacto con esa persona.

3. Que pidan ayuda. Los niños no son capaces de gestionar situaciones de acoso. El acoso ha de ser manejado por un adulto responsable. Es necesario insistir mucho a los niños en que si se encuentran en una situación incómoda, también como testigos, un adulto podrá ayudarlos. Si no es el profesor, que generalmente es el adulto que está más a mano, los padres tenemos no solo el deber, sino la capacidad de terminar con una situación que pone en peligro a nuestros hijos. Si tu hijo te lo cuenta, sé asertivo y contundente.

4. Que busque amigos. Los acosadores suelen ir menos a por gente rodeada de gente. Todo es más fácil con amigos.

5. Que siga divirtiéndose y disfrutando de la vida. Que tú te ocupas.

Las situaciones de acoso pueden traer consecuencias graves a largo plazo. Los adultos tenemos la obligación de estar atentos y actuar consecuentemente. Hablar con los hijos, de todo, es imprescindible para protegerlos.

Derechos de fotografía: working word, Eddie-S

Creciendo sanos mayo 31, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir