Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Marzo 2019 | Mi hijo no quiere beber agua, ¿qué puedo hacer?
Mi hijo no quiere beber agua, ¿qué puedo hacer?

Mi hijo no quiere beber agua, ¿qué puedo hacer?

Creciendo sanos marzo 28, 2019

"¡No me gusta! ¡Quiero zumo!" ¿Te suena la situación? Muchos niños se niegan a tomar agua y piden en cambio bebidas azucaradas, asegurando que el sabor (o falta de sabor) del agua no les gusta. Como padres, solemos ceder ante estos pedidos por miedo a que el niño se deshidrate pero ¿es esta la mejor opción?

En Educo te contamos por qué es importante que los niños beban agua, cuál es la ingesta diaria recomendada y te damos algunos consejos para lograr que se mantengan bien hidratados.

Por qué el niño no quiere beber agua

bebe-beber-agua.png

La primera respuesta posible es que el niño no sienta sed, esto sucede a veces porque el centro regulador de la sed aún no está completamente desarrollado. Diferente es cuando el niño tiene sed pero se niega a beber agua porque tiene preferencia por alguna otra bebida. En el caso de los bebés, muchos prefieren la leche e incorporar el agua en su dieta puede llegar a ser complicado. Ahora bien, ¿y en el caso de los niños mayores?

Ya hemos hablado con anterioridad en nuestro post sobre la pirámide alimentaria infantil de la necesidad de que los niños beban agua como bebida de preferencia. El problema radica cuando los niños prueban bebidas azucaradas: en comparación, el agua sabe sosa y por ende, es probable que comiencen a solicitar zumos o refrescos en lugar del agua.

La importancia de la hidratación

beber-agua-botella.png

El cuerpo humano está formado mayoritariamente por agua. En el caso de los adultos, un 65% de nuestro organismo es agua y en el caso de los niños, ¡un 80%! Por este motivo, es importante que bebamos suficiente líquido diariamente.

Los niños deberían beber entre 1,2 y 1,5l entre el año y  los 10 años y 2l, durante la pubertad y adolescencia. Por supuesto, durante la época del verano, es importante aumentar la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación. Si el niño no consumiese la cantidad diaria necesaria, el organismo podría resentirse, porque perdería líquidos a través del sudor, la respiración y la orina.

Como puedes ver, beber agua es muy importante para la salud de los niños ¡y la nuestra también! Nosotros tenemos la suerte de contar con agua potable, pero en otros lugares del mundo hay niños que viven otra realidad. Por eso, en Educo tenemos dos iniciativas relacionadas con el agua y necesitamos tu ayuda para llevarlas a cabo:

  • Regala un ecofiltro a una familia y la formación necesaria para su uso y contribuye a minimizar las enfermedades gastrointestinales que afectan a los niños.
  • Colabora con nosotros para contruir pozos en Burkina Faso, para ayudar a los agricultores a obtener agua para producir verduras y cereales, incluso en épocas de sequía. Contribuirás además a la lucha contra la desnutrición de familias enteras, especialmente de los niños.

Ideas para que los niños se hidraten

beber-agua-familia.png

Veamos juntos algunas ideas para que los niños beban agua:

  1. Explícale a tu hijo por qué es importante que beba agua.
  2. Da el ejemplo: bebe agua delante suyo y opta por el agua frente a otras bebidas.
  3. Saboriza el agua naturalmente, incorporando una rodaja de naranja, limón o pepino.
  4. Compra un vaso "especial" para el agua. Deja que tu hijo lo escoja, ¡es más divertido beber agua en un vaso con sus personajes preferidos!
  5. Deja que tu hijo beba con pajita, ¡le parecerá muy divertido a tu hijo!
  6. Prueba incorporando hielo al agua. Hay niños que prefieren el agua bien helada. Además, ver cómo se derrite el hielo, tiene su encanto.

Si a pesar de tus esfuerzos, tu hijo se niega a beber agua, prueba con estos consejos para lograr que se mantenga bien hidratado:

  • Ofrécele a tu hijo frutas con altos contenidos de agua, como manzanas, uvas o plátano.
  • Alimenta a tu hijo con verduras ricas en agua como brócoli, zanahoria o tomate.
  • Cocina sopas sabrosas para que tu hijo ingiera agua ¡sin casi darse cuenta!
  • Prepara batidos con agua o leche y frutas y/o verduras

Lograr que tu hijo beba agua por elección propia puede llevarte tiempo y esfuerzo pero ¡merece la pena! El agua no sólo hidrata sino que es la única bebida que no aporta calorías vacías, siendo recomendada para evitar la ingesta excesiva de azúcares.

Derechos de las imágenes: Freepik, Freepik, Bearfotos/Freepik, Bearfotos/Freepik

Creciendo sanos marzo 28, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir