Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Noviembre 2016 | Cómo proteger a los niños del acoso sexual
Cómo proteger a los niños del acoso sexual

Cómo proteger a los niños del acoso sexual

Creciendo sanos noviembre 23, 2016
El abuso sexual es uno de los más famosos exponentes del maltrato infantil y afecta a entre un 15 y 20% de la población infantil, especialmente a las niñas, pero tan sólo se denuncia en aproximadamente un 2% de los casos (Datos publicados en ABC.es, noviembre 2012). En Educo creemos firmemente que combatir el bullying, el maltrato y acoso sexual empieza en la familia y el colegio, sobre todo si pensamos que "al menos 7 de cada 10 casos de abusos sexuales a menores en Europa son cometidos por personas integradas en la vida de los niños, a las que conocen y en las que confían", según los datos que recoge el Consejo de Europa. Ahora bien, ¿cómo podemos proteger a los niños? No te pierdas esta sencilla guía con consejos para proteger a los peques del acoso sexual dentro y fuera de la familia.

Qué se considera acoso sexual

El acoso sexual es un abuso donde existe una asimetría de poderes, es decir que un adulto o un niño mayor (un joven menor de 18 años pero con bastante diferencia de edad sobre la víctima) ejerce algunas de las siguientes acciones sobre un niño:
  • Abuso sexual: contacto físico con o sin acceso carnal sin ejercicio de violencia y sin el consentimiento de la víctima. Puede incluir desde proposiciones sexuales explícitas hasta sexo en sus diferentes formas.
  • Agresión sexual: contacto físico con o sin acceso carnal en el cual se ejerce la violencia o intimación y no se tiene el consentimiendo de la víctima.
  • Exhibicionismo: categoría del abuso sexual pero sin contacto físico.
  • Explotación sexual: el explotador persigue un beneficio económico prostituyendo o realizando pornografía infantil.

Acoso sexual infantil: ¿qué debemos enseñarles a los niños?

Síntomas del abuso sexual infantil Antes de ver punto por punto qué debemos enseñarles a los niños, queremos darte un consejo: involúcrate en la vida de los niños. Interesarte por su día a día, prestarles atención, escucharles y conocer a sus amigos y la gente con la que se relacionan es la mejor forma de descubrir indicios de acoso sexual. Ahora bien, veamos juntos algunas pautas que los niños deben conocer desde pequeños:
  • Su cuerpo es suyo: nadie debe tocarles si ellos no lo desean y por supuesto, siempre deben contar si alguna situación o frase les ha hecho sentir incómodos.
  • Siempre pueden decir no, no importa si la persona con la que están interactuando es un adulto o un niño mayor: ellos tienen derecho a elegir y decidir. De hecho, te damos un ejemplo diario en el cual muchos padres erramos: si el niño no quiere darle un beso a alguien, a la abuela por ejemplo, él tiene derecho a decidir y decir no. No le obligues a hacerlo porque sino das una enseñanza contradictoria: puedo decir que no pero depende a quién.
  • Enséñale a tus hijos los nombres de las partes del cuerpo para que tengan el vocabulario necesario para contarte todo aquello que les suceda.
  • Hazles saber que nunca se meterán en problemas por hablar contigo, no importa lo que tenga que decir.
  • Explícales qué es la privacidad y que tienen derecho desde pequeños a tener su espacio: vestirse a solas, ir al baño con la puerta cerrada, etc. sin que nadie se inmiscuya en lo que están haciendo.
  • No dudes en enseñarles a limpiarse solos tras ir al baño e incluso a bañarse solos desde pequeños: su cuerpo es suyo y deben aprender a cuidarlo sin necesitar ayuda de otra persona.
  • Enséñales a hablar sin vergüenza de su cuerpo, incluso de sus genitales. Contigo deben poder hablar de todo.
  • Explícales teniendo en cuenta su edad qué comportamientos entre niños y adultos es adecuado y cuál no.
  • Habla con ellos sobre el uso de las nuevas tecnologías: recuerda que el sexting está a la orden del día, al igual que el acoso sexual en internet o por móvil.

Síntomas del acoso sexual en niños

Como padres y docentes es importante que estemos vigilantes y atentos ante posibles síntomas de abuso sexual infantil. Veamos algunos síntomas habituales en los pequeños:
  1. Presencia de pesadillas o problemas para dormir en niños que dormían bien y nunca han tenido problemáticas de este tipo. Siempre hay que observar si el niño cuenta qué le sucede, qué ha soñado o si sus miedos no tienen explicación a simple vista.
  2. Cambios de personalidad bruscos: depresión, tristeza o agresividad suelen ser los cambios más habituales.
  3. Miedos inexplicables a quedarse solo, estar en un determinado lugar o con una persona en particular.
  4. Muestras de resistencia a quitarse la ropa para bañarse.
  5. Dolores de tripa cotidianos.
  6. Utilización de lenguaje adulto para referirse a las partes del cuerpo.
  7. Dibujos sexualizados en niños en edad preescolar o escolar (primaria).
  8. Se observan marcas inexplicables que pueden ser producto de autolesiones.
  9. Interés obsesivo por internet y visitas a páginas web pornográficas.
  10. Dolor o morados alrededor de la boca o en la zona anal o genital.
  11. Infecciones genitales o de orina.
  12. Dificultad para caminar o sentarse.
  13. Conocimiento sexual inapropiado para la edad que se evidencia no sólo en el lenguaje sino también en el juego.
  14. Escapes de la escuela o casa.

Cómo actuar frente al acoso sexual infantil

Acoso sexual infantil: qué hacer Si a pesar de la prevención no se ha podido evitar el abuso sexual infantil, lo más importante es proteger al niño y denunciar al perpetrador. En primer lugar, habla con el niño. Tómate el tiempo necesario para escucharle y ten mucho cuidado con tu tono de voz: es importante que el pequeño no se sienta juzgado ni culpado de lo sucedido. Además, ten en cuenta que lo más importante es que escuches, sin guiar las respuestas. El niño debe hablar por sí mismo y no sentir que debe dar tal o cual respuesta a tus preguntas. Una vez conozcas la situación, puedes haces preguntas para clarificar alguna cosa en particular pero ten en cuenta que muchas preguntas pueden hacerle sentir al niño que no confías en él. Abrázalo, hazle sentir a salvo, protegido y sobre todo, que no es "una persona dañada". Tu hijo debe entender que él no ha hecho nada malo, que su abusador ha realizado algo horrible de lo cual él no tiene la culpa y que de ahora en más, tú le protegerás. Por supuesto, es fundamental que denuncies el abuso a las autoridades competentes. No dudes en denunciar. Piensa que el acoso sexual infantil puede continuar si no se toman cartas en el asunto. Esta vez fue tu hijo, mañana puede ser otro pequeño. ¡Denuncia! Derechos de las imágenes: bravelittlebird, Francisco Osorio, ashley.adcox
Creciendo sanos noviembre 23, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir