Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Marzo 2016 | ¿Cómo reconocer el bullying o acoso escolar?
¿Cómo reconocer el bullying o acoso escolar?

¿Cómo reconocer el bullying o acoso escolar?

Creciendo sanos marzo 11, 2016

El acoso escolar, más conocido por su nombre en inglés "bullying", es noticia en los periódicos españoles hace ya algunos años. Pero... ¿sabes exactamente qué es el bullying, a quién afecta y cómo se produce?

Desde Educo creemos que la mejor manera de luchar contra este tipo de violencia es informarnos para así estar preparados y actuar de ser necesario. Hoy, hablamos de bullying, ¡acompáñanos!

Qué es el bullying o acoso escolar

La realidad es que si bien el nombre bullying es relativamente nuevo, el acoso escolar es tan antiguo como la escuela misma.  ¿A quién no le han gastados bromas por llevar gafas, tener "michelines" o ser muy estudioso?

El acoso escolar está arraigado en nuestra sociedad y es un mal que se padece a nivel mundial. De hecho, un estudio estadístico avalado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y realizado a escolares de 32 países, reveló que "un 24,8% de los niños españoles de entre 11 y 18 años sufre bullying". Si bien estos datos son menores que en países como Alemania, Francia, Reino Unido o Estados Unidos, no debemos dejar de tener en cuenta que 1 de cada 4 peques es maltratado física, psicológica o emocionalmente en el colegio en nuestro país. Da que pensar, ¿verdad?

Ahora bien, ¿qué se considera acoso escolar? StopBullying lo define suscintamente como "un comportamiento agresivo y no deseado entre niños en edad escolar que involucra un desequilibrio de poder real o percibido". Estos comportamientos engloban burlas, insultos, comentarios sexuales, provocaciones, amenazas de provocar algún daño, rumores, aislamiento, empujar, escupir, golpear y otros actos de violencia física que se repiten en el tiempo.

Cómo se produce el acoso escolar

Si bien hablamos de "acoso escolar", las agresiones pueden suceder o no dentro del ámbito del colegio. Muchas veces, el niño acosado es objeto de burlas, bromas desagradables, motes insultantes y constantes molestias durante los recreos, a la entrada y salida del colegio y mismo, de camino a su casa.

Pero el bullying no termina allí... En algunos caos, el maltrato no es sólo verbal sino también físico. Los acosadores pueden robar dinero a las víctimas, romper sus objetos, empujar, pellizcar, escupir e incluso pegar...

En la mayoría de los casos, la víctima se siente acorralada e indefensa, no sabe cómo actuar y siente que si denuncia lo que le está sucediendo, los hechos se volverán cada vez peores. Ante la falta de acción por parte del acosado y la pasividad de los testigos (incluso de padres y maestros, quienes muchas veces son testigos mudos de la violencia, como sucedió en el caso de un niño de Cáceres cuyos tres docentes están siendo juzgados actualmente por no haber actuado frente al bullying), el o los victimarios ven aumentado su poder y continúan generando daños en una espiral que puede no tener fin... o tener el peor de todos los desenlaces.

La película española "Bullying" dirigida por Josecho San Mateo y estrenada en 2009 es un excelente espejo para descubrir el mundo del acoso escolar. Allí podrás ver plasmado lo que aquí te estamos contando: la pasividad y la aceptación de la violencia como algo normal.

Quiénes son las potenciales víctimas del bullying

Bullying o acoso escolar

Cualquier niño puede ser víctima del bullying. De hecho, el acoso escolar tiene más que ver con la personalidad del victimario que de la víctima. Si investigamos un poco los casos más conocidos de acoso escolar en España, veremos que el maltrato apunta a rasgos diferenciales, es decir que podemos hablar de bulling racista, sexista, homófobo... Pero no solo eso: una jovencita guapa puede ser víctima de acoso, al igual que un joven estudioso o uno que no es bueno en los deportes.

De manera general, podemos decir que muchos de los niños acosados son percibidos como dueños de una o más de las siguientes características:

  • Diferentes: ya sea porque tienen sobrepeso o son muy delgados, llevan gafas, son nuevos en la escuela, no tienen el poder adquisitivo para "ir a la moda", entre otras cosas.
  • Débiles: sus pares los consideran débiles e incapaces de defenderse.
  • Deprimidos o con baja autoestima.
  • Tienen pocos amigos: es más probable que el acosado sea un niño con un círculo de amigos reducido o que le cueste integrarse, ya sea por timidez u otro motivo.

Un niño con estas características puede ser percibido como "presa fácil" pero no por ello es posible asegurar que será víctima de bullying. De cualquier manera, merece la pena prestar atención a lo que sucede a nuestro alrededor.

Según datos de BestBullying, "el 78% de lo adolescentes que termina por suicidarse fue acosado en la vida real o en el ciberespacio". Como padres y educadores, es nuestro deber estar atentos y actuar ante el menor signo de acoso. No olvidemos que aún en aquellos casos cuyo final no es tan trágico, el bullying puede tener terribles consecuencias a nivel psicológico tanto para la víctima como para el victimario.

Derechos de las imágenes: TwentyFour Students, Diego Grez

Creciendo sanos marzo 11, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir