Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Junio 2018 | Sara: "Lo importante es no dejar de creer en los sueños"
Sara: "Lo importante es no dejar de creer en los sueños"

Sara: "Lo importante es no dejar de creer en los sueños"

Actuamos junio 30, 2018
Ojos color marrón, piel blanca, cabello ondulado y sonrisa tímida. Así es Sara, una joven de 17 años que vive con sus padres, siete hermanos y su sobrino en Nueva Granada, uno de los municipios más pobres de El Salvador. Su padre trabaja como ayudante y repartidor en una panadería. Su salario mensual es de poco más de 100 euros, con lo que debe cubrir las necesidades básicas de su numerosa familia. Ante esta complicada situación, las hermanas mayores de Sara no tuvieron más opción que abandonar sus estudios para trabajar y ayudar con los gastos de la casa. La historia se repitió años después con Sara. Al finalizar sexto grado, en 2013, dejó la escuela y durante un año vivió resignada a dedicarse al trabajo doméstico. Pero la vida le tenía preparada una sorpresa: como reconocimiento a su rendimiento académico fue seleccionada para obtener una Beca Ella Educo en el año 2015. “Cuando recibí la noticia estaba trabajando y mi mamá me dijo que me regresara para retomar mis estudios”, recuerda Sara.   El proyecto Becas Ella tiene como finalidad contribuir a que las niñas disfruten de su derecho a la educación, creando condiciones para el acceso, permanencia y finalización de sus estudios secundarios. Gracias a la beca la familia de Sara puede cubrir los gastos de escolarización como el transporte, el material escolar, el uniforme, la matrícula y los costes educativos durante todo el año. “La beca me ha cambiado la visión de mi futuro. Antes mis planes eran aceptar cualquier trabajo para ayudar en el hogar, pero ahora quiero terminar mi bachillerato y continuar estudiando enfermería para acceder a un mejor empleo”. Ahora Sara cursa primer año de bachillerato y es un ejemplo y motivación para que sus hermanos más pequeños continúen estudiando y transformando su futuro. “Yo quisiera que mis hermanas mayores llegaran a tener la oportunidad que yo tengo. Las estoy motivando para ver si siguen estudiando... a ellas les da pena porque ya están grandes y una de ellas ya es mamá, pero yo les digo que no importa, que lo importante es que no dejen de creer en sus sueños”. Sara es la única de sus hermanos que ha finalizado la secundaria y pronto finalizará el bachillerato. No cabe duda de que sus logros son un orgullo para toda su familia. Basta con observar cómo en una de las paredes de su humilde casa resalta un cuadro con la fotografía de Sara vistiendo su toga y birrete y, al lado, la fotografía de Esmeralda, su hermana menor, que está decidida a continuar con su ejemplo de perseverancia.
Actuamos junio 30, 2018

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir