Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Diciembre 2018 | 12 hábitos para una vida saludable
12 hábitos para una vida saludable

12 hábitos para una vida saludable

Creciendo sanos diciembre 31, 2018

Mucho se habla hoy en día sobre los hábitos de vida saludable, pero ¿sabes exactamente qué son? La realidad es que muchos de nosotros no tenemos demasiada idea sobre cómo llevar una vida sana, ¿a qué no? Por eso, en Educo, compartimos contigo toda la información para que puedas cuidarte y cuidar la salud de tus pequeños.

¿Qué es una vida saludable?

Llevar una vida saludable implica vivir en armonía, es decir, mantener la mejor calidad de vida que podamos conseguir. Para ello es importante prestar atención a varios aspectos:

  • Comer bien, de manera equilibrada
  • Hacer ejercicio de manera habitual
  • Mantener un peso saludable (consultando el IMC y al médico)
  • Evitar el consumo excesivo de sustancias como el alcohol
  • Evitar fumar
  • Acudir de manera regular al médico
  • Cuidar los dientes
  • Mantener una saludable presión arterial
  • Cuidar nuestra salud emocional
  • Seguir las normas de seguridad
  • Dormir bien (los adultos deben dormir alrededor de 8 horas por día y los niños entre 10 y 12 horas dependiendo su edad)

Ten en cuenta que como padre es tu obligación dar el ejemplo a tus hijos. Recuerda que eres el espejo en el que ellos se miran: si tú tienes hábitos saludables, ellos los copiarán. Es decir que, cuidándote, ¡los cuidas a ellos!

En el siguiente apartado de este artículo, nos centraremos en la alimentación y el ejercicio físico, ya que son los dos grandes pilares que nos permiten mantener una vida saludable. ¡Vamos allí!

Alimentación y ejercicio físico ¡de la mano!

Saludable.png

Como ya hemos dicho en el apartado anterior, una alimentación variada y equilibrada es esencial para la buena salud. Ahora bien, ¿qué significa esto?

Para empezar, cabe aclarar que una alimentación equilibrada es aquella donde se consumen todos los nutrientes esenciales, priorizando verduras, frutas y carnes blancas por sobre carnes rojas y alimentos grasos.

Sin embargo, en el caso de los niños las variables se modifican un poco. Veamos punto por punto las bases de la alimentación equilibrada para los niños según la pirámide infantil:

  • 5 comidas diarias: al igual que los adultos, se recomienda que los pequeños ingieran alimentos 5 veces al día. Ten en cuenta que sus estómagos son más pequeños que los nuestros, por ende la ingesta será más pequeña y, seguramente, más seguida.
  • 3 raciones de cereales, pastas o arroz al día
  • 3 raciones de pan, plátano o féculas (entre las que se cuentan las patatas) al día
  • 3-5 raciones de verduras y frutas al día
  • 3-4 raciones de aceite de oliva (se puede usar para aliñar o cocinar) al día
  • 3-4 raciones de leche y derivados lácteos al día
  • 2-3 raciones de carnes magras, legumbres y huevo al día

Pero eso no es todo. Los niños necesitan también realizar ejercicio físico cada día. ¿Por qué Sencillamente porque una vida activa significa:

  • huesos y músculos más fuertes
  • tensión arterial y colesterol más bajos
  • menores probabilidades de desarrollar diabetes infantil
  • menor probabilidad de tener sobrepeso
  • tener una actitud positiva frente a la vida
  • disfrutar del aire libre
  • aprender motricidad fina y gruesa
  • divertirse jugando ¡en familia o con amigos!

Así que ya ves, si deseas que tus hijos tengan una vida saludable no basta con preocuparte porque coman frutas y verduras, ¡también debes asegurarte de que corren, juegan, trepan y hacen ejercicios de toda clase!

Acompaña a tus hijos al parque, salid juntos a montar en bicicleta, haced carreras o, simplemente, jugad a juegos de deporte en la Wii. Lo importante es variar las actividades y disfrutar juntos de una vida más activa y consciente.

Hábitos para una vida saludable

Saludable2.png

Veamos algunos consejos para que tanto tú como tus hijos llevéis una vida saludable:

  1. Un buen desayuno cada mañana: Recuerda que el desayuno es la primera comida del día tras un largo período en el que el cuerpo no ha recibido nutrientes. No desayunéis deprisa ni cosas rápidas y precocinadas. Tomaos el tiempo para comer bien: frutas, verduras, pan, lácteos. 
  2. Comer en familia: Disfrutad de al menos una comida en familia es esencial para que los niños incorporen nuevos alimentos. Como siempre decimos, tú eres el ejemplo que ellos seguirán.
  3. Comprar alimentos saludables: La mejor manera de cambiar de dieta y preparar un menú equilibrado cada semana es ¡evitar las tentaciones! Ve a comprar al supermercado cuando no tengas hambre y escoge principalmente alimentos sanos, aquellos que conforman la base de la pirámide.
  4. Evitar la televisión y la tecnología en general durante las comidas: Los niños que comen mirando dibujos animados no prestan atención a lo que ingieren, ni en calidad ni en cantidad.
  5. Beber suficiente líquido: El cuerpo necesita hidratación para funcionar correctamente. La bebida de preferencia debe ser siempre agua, aunque por supuesto puedes disfrutar de otras bebidas con moderación.
  6. Incluir la actividad física dentro de la rutina diaria: Jugar, correr, saltar, pasear, montar en bicicleta son actividades que los niños deberían realizar cada día. ¡Acompáñalos! 
  7. Limitar las actividades sedentarias como jugar a videojuegos o mirar la televisión: Cambia estas actividades por otras más activas como, por ejemplo, pasear al perro o ¡limpiar la casa! 
  8. Elegir verduras y frutas como snacks: Cuando los niños tengan hambre ofréceles tomates cherry, mini zanahorias, manzanas o cualquier otra fruta en lugar de bollería.
  9. Comer despacio: Masticar bien es importante para una buena digestión y, además, le da el tiempo necesario al organismo para determinar si está satisfecho o no.
  10. Cocinar con los niños: Deja que tus hijos participen en la elaboración de las comidas, de esta manera les permitirás conocer alimentos e involucrarse con la comida.
  11. Evitar el exceso de fritos y grasas.
  12. Prepara un huerto en casa: Los niños aprenderán a cultivar y se involucrarán en la preparación de alimentos saludables que, además, son mucho más ricos recién sacados de la planta.

¿Qué te parecen estos hábitos para una vida saludable?

Derechos de imágenes: FreepikBearfotos/Freepik, Prostooleh/Freepik

Creciendo sanos diciembre 31, 2018

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir