Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda

Inversión en la Infancia – los Presupuestos Generales y la Observación General 19

05 ABRIL,2017

Los Presupuestos Generales del Estado 2017 marcarán las políticas que determinarán aspectos tan básicos de nuestra vida como la educación, la sanidad, y los servicios sociales. y su establecimiento se acerca. En Educo sabemos que es necesario invertir en la infancia para poder avanzar como sociedad, y nos preguntamos, ¿sabrán los partidos políticos cómo invertir en la infancia?

Pues estamos de enhorabuena ya que contamos con una guía que explica, paso por paso, cómo el gobierno debe invertir en la infancia. Se llama la Observación General 19 del Comité de los Derechos del Niño y es especial porque es vinculante a los Estados firmantes. Es decir, los Estados tienen la obligación de invertir en infancia para garantizar los derechos de los niños y niñas en España.
 
La inversión en infancia es imprescindible para combatir la desigualdad en las políticas redistributivas. A pesar de la recuperación económica, en España tan sólo se destina a la partida de infancia el 1,3% del PIB mientras casi un tercio de los niños y niñas españoles viven en riesgo de pobreza. Son el colectivo más afectado por la crisis económica. 
 
Pese a los altos niveles de pobreza, la protección social que reciben las familias con hijos en España es ineficaz y escasa.  Mientras que la gran mayoría de los países europeos cuentan con una prestación universal por hijo a cargo, en España menos del 10% familias la reciben, y la cantidad es insuficiente para sacar a los niños y niñas del riesgo de pobreza (24 euros al mes).  
 
Con la implementación de una prestación universal -independiente de los ingresos familiares-  por hijo a cargo de 1200 euros anuales a cada niño o niña menor de 18 años, se reduciría la pobreza infantil en más de un 18%, y la adulta en un 7% (UNICEF, 2014). Tenemos que apostar por el cambio y ser conscientes de que el bienestar de los niños y niñas nos afecta a todos de manera colectiva.  
 
Es necesario establecer un marco que permita identificar acciones prioritarias en la lucha contra la exclusión y la pobreza infantil, con objetivos específicos y medibles, indicadores claros, y un respaldo económico eficiente.  Así como hacer tangible los compromisos contra la desigualdad y la pobreza en los presupuestos, estableciendo partidas de infancia desglosadas, donde se dejen claras las respuestas a preguntas como: ¿quién gasta?, ¿en qué? o ¿para qué? 
 
Tenemos que velar por la infancia para que sea protagonista en todo momento en la toma de decisiones públicas y especialmente, en la ejecución de los Presupuestos Generales. Una inversión en infancia no es cuestión de ideologías, y menos aun cuando nuestro país necesita de una respuesta urgente que evite el riesgo de caer en los índices de pobreza severa.
 
Un gasto público eficaz, eficiente y equitativo es indispensable para garantizar y hacer realidad los derechos de los niños y las niñas.  Las desigualdades sociales existentes y la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la infancia en nuestro país van a determinar no solo su presente, sino también su futuro. 

  • España
  • Derechos de la infancia
subir