Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda

Escenarios de futuro, la educación tras una pandemia

23 ABRIL,2020

La pandemia nos ayuda a replantearnos cómo vivíamos y nos permite tener tiempo para construir el futuro que queremos.
Los centros educativos llevan más de un mes vacíos, no hay niños y niñas jugando en sus patios, ni profesorado asegurándose de que estén bien durante las horas lectivas. Ahora las clases son en casa, padres y madres ejercen de profesores, y el profesorado se ocupa del alumnado a todas horas. Pero en algún momento, no sabemos cuándo, volverán a llenarse las calles y los recreos, y es ahora cuando tenemos tiempo para pensar en cómo queremos que sea esta vuelta al mundo que quedará tras la Covid19. Porque, a pesar de todo lo que la pandemia se lleva por delante, ésta nos ofrece la oportunidad de repensar una sociedad que necesitaba urgentemente un cambio. La educación es y será el motor de ese cambio que queremos ver, por ello desde Educo hemos planteado las  primeras recomendaciones centradas en asegurar la equidad educativa y evitar que la desigualdad se agrave.
 
Si bien todo el alumnado sufre las consecuencias de esta crisis sociosanitaria, las recomendaciones que hacemos desde Educo ponen en el centro a la infancia afectada por la brecha digital o brecha social como la denominó la ministra Celaá, con el fin de evitar una mayor desigualdad social y educativa. En primer lugar, es necesario garantizar una vivienda digna y una alimentación completa a toda la infancia, por su bienestar y para partir de una base equitativa.
 
El acceso a Internet es ahora más importante que nunca. La administración debería de asegurar que todos los hogares con niños y niñas tengan acceso a Internet. La suspensión de las clases interrumpe el proceso educativo, y es importante asegurar su continuidad para evitar mayores inequidades educativas. Además, también facilita el acceso al ocio y actividades complementarias. La brecha digital es una brecha social y debemos de atenuarla hasta que sea inexistente. Con este fin, creemos que las comunidades autónomas deberían identificar las zonas donde se concentra la población con menos recursos, recopilar información desde los centros escolares sobre el alumnado que no ha podido continuar su proceso educativo y ofrecer una atención prioritaria para paliar las desigualdades.

Está crisis ha puesto en el centro la importancia de una educación de calidad y la incansable labor del profesorado, héroes y heroínas anónimos de esta pandemia cuyo trabajo merece reconocimiento público. No solo por todo el trabajo que están haciendo en este momento de emergencia impulsando la educación, también porque ahora somos más conscientes de que los trabajadores y trabajadoras del ámbito educativo no solo da clases, cuidan a la infancia y la forman en valores. Una comunidad educativa de la que también formamos parte las familias, los propios niños y niñas y jóvenes, promoviendo la educación a través de internet y desde  los balcones. Una comunidad educativa que se muestra solidaria, teje redes y es diversa.
 
Es necesario hablar con los pilares fundamentales de la educación, el profesorado, las familias y el alumnado, para crear un sistema de aprendizaje compartido basado en las experiencias vividas. Fortalecer las relaciones entre todos los actores del sistema, una comunicación fluida entre la administración, las entidades sociales y los centros educativos, que ponga en el centro las recomendaciones que se basan en la experiencia, en el conocimiento directo, supondrían una mejora absoluta del sistema educativo. Valorar a todos los niveles lo que está aportando esta experiencia, los cambios en la metodología, los nuevos recursos que se descubren gracias al trabajo online, compartir vivencias y aprendizajes.  Crear un espacio de reflexión común más allá de las exigencias curriculares, aprender de lo vivido.
 
Medidas para que nadie se quede atrás, apoyar a quienes peor lo están pasando en esta crisis sociosanitaria, pensar en crecer juntos, promoviendo un aprendizaje común, el intercambio de experiencias y el apoyo de la administración para que nadie se quede atrás.
 
La covid19 ha puesto en manifiesto la necesidad de alcanzar un pacto de estado por la educación, para que la educación no entienda de partidos políticos ni intereses más allá del bien común y el desarrollo equitativo de toda la sociedad.

Recomendaciones Educación Crisis Covid-19

  • España
  • Bienestar infantil
subir

Síguenos en Facebook

Newsletter

¡Suscríbete y entérate primero de nuestras novedades!

He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio Debes aceptar las condiciones de uso.

Debes aceptar política y condiciones para activar el botón

Preguntas frecuentes

Contacta