Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Nuestras aportaciones en Filipinas

Filipinas

Información del país

La República de Filipinas es un extenso archipiélago situado en el sureste asiático, donde conviven diversas etnias y culturas, aunque la mayor parte de la población se concentra en unas pocas.

Más del 80% de los ciudadanos profesa la religión católica, una de las herencias del largo dominio español de más de tres siglos, que dejó también su huella en la toponimia, la arquitectura y los apellidos. El territorio es de origen volcánico y casi el 20% de la superficie está cubierta por selvas y bosques. Su clima es tropical con dos estaciones diferenciadas: la seca, con temperaturas de hasta 37º, y la lluviosa, de mayo a noviembre.

Datos del país

Indicadores

  • Capital: Manila
  • Población: 96.706.800 habitantes
  • Índice de Desarrollo Humano (IDH): posición 115 de 187
  • Población bajo el umbral de la pobreza (vive con menos de 1,25 USD): 18,4%
  • Esperanza de vida al nacer: 68,5 años
  • Tasa de mortalidad de menores de cinco años: 30 por cada mil nacidos vivos
  • Tasa de permanencia hasta el último grado de primaria: 75,8%
  • Tasa de alfabetización de adultos: 95,4%
  • Mujeres alfabetizadas por cada 100 hombres: 100,9
Fuentes: Informe PNUD 2014 / Unicef

Educo en el país

  • Año de inicio de actividades: 2005
  • Tipo de intervención: directa y socios locales
  • Presupuesto total anual: 1.561.732 € (2016)
  • Oficina en Filipinas: Benny Imperial Drive (Alt. Road), Brgy. 18 Cabangan West, Legazpi. 4500 Albay

Problemática

Filipinas tiene una población joven, con más del 42% de ciudadanos menores de 18 años. Esta franja de población es la más vulnerable ante la miseria y las desigualdades, y uno de cada tres niños vive en situación de pobreza.

En la región de Bicol, una de las más desfavorecidas del país, este porcentaje se eleva al 51%, lo que provoca situaciones habituales de malnutrición. La pobreza también incide en el ámbito educativo y determina, junto a la mala calidad del sistema y la falta de inversión pública en equipamientos, materiales y formación del profesorado, que muchos niños abandonen la escuela desmotivados para ayudar a las economías familiares. 

Socio local:

  • BCDI
  • BCCD

Apadrina a un niño de Filipinas

“Estudiar en mi lengua materna hace que pueda entender fácilmente las lecciones.”

Glaniemae Priela, 8 años

“Soy voluntaria del programa de lectura. Vamos por todo el pueblo y leo cuentos a grupos de niños”

Angelica Balbuena, 12 años

”En el cole estudio, leo y escribo. De mayor me gustaría ser bombero.”

Jomar Aviso, 9 años

Actuaciones

Trabajamos en 192 escuelas y en 317 comunidades de la región de Bícol en proyectos educativos, de salud y de protección de la infancia que benefician a más de 80.000 niños, niñas y jóvenes y 55.000 personas adultas.

Filtrar por

Mejora de la lectura e introducción de la enseñanza en lengua materna en escuelas de primaria

Beneficiarios
67.165 niños y niñas y 2.914 docentes
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

12 municipios de las provincias de Albay, Camarines Sur y Sorsogon (región de Bícol)

Descripción

La región de Bícol registra unos bajos indicadores por lo que se refiere a la capacidad lectora del alumnado de primaria y su rendimiento académico. Las estadísticas oficiales indican que más de una cuarta parte de los escolares de los centros públicos no tienen un dominio suficiente de la lectura, un factor que repercute muy negativamente en su rendimiento escolar e incluso en su desarrollo cognitivo. Un problema añadido es que en muchos casos, los pequeños que inician la primaria reciben las clases en inglés o tagalo, los dos idiomas oficiales en el país pero que no son su lengua materna y por tanto, no comprenden lo que se les explica en el aula. Este hecho afecta el desarrollo de su habilidad para leer y su comprensión oral, que son la base de los posteriores aprendizajes. Cabe recordar que en Filipinas se hablan más de 170 lenguas, y que solo en la región de Bicol, la mayoría de las familias utilizan alguna de las 20 lenguas y dialectos locales que existen.

Ante esta realidad, el proyecto pretende mejorar las habilidades de comprensión de textos entre los alumnos de 192 escuelas en doce municipios de las provincias de Albay, Camarines Sur y Sorsogon. La actuación da apoyo a los programas gubernamentales de promoción de la lectura y de introducción de las lenguas maternas en las escuelas, que tienen por objetivo luchar contra los elevados índices de fracaso escolar. Así, el proyecto se realiza en colaboración con el Departamento regional de Educación y con las autoridades educativas de cada provincia.

Las actuaciones del programa incluyen la formación del profesorado en metodologías pedagógicas para enseñar al alumnado a leer y para introducir la lengua materna en la escuela, la edición de materiales didácticos en el idioma de los niños, la dotación de libros y otros recursos en las bibliotecas escolares y actividades diversas como concursos de lectura o lectura de cuentos en voz alta por parte de profesores o de otros alumnos más aventajados.
 

Apadrina ahora

{$custom.custom.ActuacionEducacion$}

{$custom.custom.ActuacionEducacion$}

Anterior
Siguiente
Creando comunidades amigas de la infancia

Protección de la Infancia

Creando comunidades amigas de la infancia

Creando comunidades amigas de la infancia

Beneficiarios
8.560 niños, niñas y adolescentes; 12.852 personas adultas
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

5 municipios de las provincias de Albay (Libon y Polangui), Camarines Sur (Bato) y Sorsogon (Donsol y Castilla), en la región de Bícol

Descripción

En Filipinas, el 42% de la población es infantil, y de este porcentaje, el 35% vive en la pobreza. En la región de Bícol, este factor tiene una correlación directa con las altas tasas de mortalidad infantil (del 25%), especialmente entre los niños de 0 a 5 años (que asciende al 39%), y unos índices de abandono escolar temprano de más del 33% en primaria.

No solo la pobreza explica estos indicadores. A pesar de que existen leyes en el país  a favor de los derechos de la infancia, no existe una concienciación social ni política sobre este ámbito y la prestación de servicios hacia este segmento de población más vulnerable tampoco es apreciado como una necesidad.

El objetivo de este proyecto, pues, es transformar estas conciencias y crear un entorno propicio para impulsar y desarrollar políticas públicas encaminadas a lograr “comunidades amigas de la infancia”, es decir, municipios donde los niños y las niñas vean cómo sus derechos son respetados, puedan expresar sus ideas y anhelos y participen activamente en las decisiones colectivas que les afectan.
 

Apadrina ahora

Actuación Protección

Actuación Protección

Anterior
Siguiente

Mejora de la estructura pública para la nutrición

Beneficiarios
14.162 niños y niñas; 1.513 personas adultas
Duración
Proyecto en activo

Ámbito geográfico de intervención

Región de Bícol

Descripción

La pobreza, la falta de conocimientos sobre nutrición, los malos hábitos alimentarios o la debilidad de los servicios públicos de salud comportan que muchos niños menores de 5 años sufran malnutrición crónica en Filipinas.
La mala nutrición en esta primera etapa de la vida afecta al desarrollo físico y cognitivo de los niños y los debilita ante el contagio de enfermedades.

Con el objetivo de luchar contra este problema, el proyecto, que da continuidad a otras intervenciones desarrolladas en los últimos años, apoya al Consejo Nacional de Nutrición (NNC en sus siglas en inglés), el máximo órgano responsable del ámbito de la salud alimentaria en el país, para mejorar los servicios de nutrición en base a los estándares fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en desarrollo infantil.

Con este fin, el programa forma al personal sanitario y a los voluntarios de los centros de salud y de los comités de nutrición de las comunidades para que sepan cómo evaluar el crecimiento de los más pequeños de acuerdo con estos estándares internacionales. Los controles incluyen la medición de talla y peso, la administración de vacunas, revisiones de vista y oído, programas de salud bucal o desparasitaciones, entre otras medidas. Educo también equipa a estos centros de salud con instrumentos y material médico necesario y enseña a los voluntarios cómo colaborar en estas tareas.

Las familias reciben consejos sobre alimentación infantil, lactancia materna, hábitos nutritivos e, incluso, otras cuestiones como planificación familiar o derechos de la infancia.

El proyecto también prevé hacer incidencia ante los  distintos niveles de gobierno para que prioricen las políticas encaminadas a combatir la malnutrición y destinen mayores recursos.

Apadrina ahora

Anterior
Siguiente

El derecho a la educación frente a los desastres naturales

Beneficiarios
9.000 niños y niñas, más de 550 profesores, 750 familias y más de 500 miembros del Gobierno local.
Duración
9 meses (abril-diciembre 2017)

Ámbito geográfico de intervención

39 barrios de Nabua y Bato, en Camarines Sur, y de Libon, en Albay.

Socio local

Educo y ChildFund Korea con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Korea (KOICA)

Descripción

Cuando el súper tifón Nina –conocido internacionalmente como Nock-Ten– golpeó el archipiélago filipino el día de Navidad de 2016 la vida de la población de las provincias de Camarines Sur y Albay, dos de las más afectadas por las fuertes lluvias y vientos, cambió drásticamente.
Más de 600.000 niños y niñas sufrieron los efectos del súper tifón. Para todos ellos se puso en marcha el proyecto EARLi (Education Assistance for Children and Rehabilitation of Livelihood Project), Proyecto de Asistencia Educativa para Niños y Rehabilitación de los Medios de Subsistencia, según sus siglas en inglés, que cubre los 39 barangays –barrios– más afectados de Nabua y Bato, en Camarines Sur, así como Libon, en Albay.
El proyecto EARLi tiene como objetivo asegurar el derecho de los niños a la educación, incluso después de los desastres. En este sentido, el proyecto incluye la rehabilitación de las aulas dañadas, la creación de espacios de aprendizaje temporales mientras se reconstruyen las escuelas y el reparto de más de 9.000 paquetes de materiales didácticos. Además, las escuelas y las comunidades están llevando a cabo jornadas acerca de la reducción y el manejo del riesgo de desastres centrados en la infancia para que los niños estén siempre incluidos en las acciones de preparación y rehabilitación ante los desastres. El proyecto incluye, entre otras, las siguientes acciones:

  • Distribución de 8.705 materiales educativos y 319 sets pedagógicos.
  • Rehabilitación de infraestructuras en seis escuelas elementales.
  • Refuerzo de las capacidades de producción de alimentos para 250 hogares de 12 barangays.
  • Formación de 78 niños y niñas y 39 profesores en reducción de riesgo de desastres, derechos de la infancia y protección de la niñez en emergencias. Distribución de 15.000 kits de reducción del riesgo centrados en la niñez.
  • Provisión de sistema de alerta temprana y de kits de emergencia y primera ayuda para tres escuelas piloto y tres comunidades para la preparación de la respuesta de emergencia.
  • Producción y distribución de material de difusión realizado por niños y niñas para la promoción de mensajes clave de reducción de desastres y actividades propuestas por los niños.
El proyecto, implementado por Educo y ChildFund Korea con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Korea (KOICA), se ejecutará durante nueve meses, de abril a diciembre, y beneficiará a más de 9.000 niños y niñas, más de 550 profesores, 750 familias y más de 500 miembros del Gobierno local.

Proyecto financiado por
Koica.jpg
Agencia de Cooperación Internacional de Korea (KOICA)
Proyecto ejecutado por
Educo
ChildFund Korea
 

Fotos

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Filipinas

Vídeos

Anterior
Siguiente

Noticias

Un paso más hacia la normalidad tras el tifón

22 septiembre 2017

Durante la primera semana de septiembre hemos distribuido herramientas y materiales agrícolas entre doscientas de las familias campesinas de Bato y Libon que más sufrieron los efectos del súper tifón Nina que azotó el archipiélago filipino el pasado diciembre. Con este donativo, que forma parte del proyecto Asistencia Educativa para Niños y Rehabilitación de los... Leer más »

Desastres naturales que destruyen sueños

30 junio 2017

“La vida es sencilla en nuestro pueblo”, cuenta Biboy, de 12 años de edad y estudiante de la Escuela Primaria Buluang, en la provincia filipina de Camarines Sur. Pero cuando el súper tifón Nina –conocido internacionalmente como Nock-Ten– golpeó el archipiélago filipino el día de Navidad de 2016 todo cambió. Biboy aún se emociona hasta las... Leer más »

Noticias

Todos cuidamos el agua en Camagong

26 mayo 2017

En un esfuerzo por garantizar el derecho de los niños a la calidad de la educación en Filipinas, Educo ha apoyado la instalación de un sistema de distribución de agua en Camagong, uno de los 29 barangay –barrios– del municipio de Oas, en Albay. Así, los niños ya no tienen que ir a buscar agua... Leer más »

Filipinas: llevamos ayuda a las familias más afectadas por el tifón Nock-Ten

04 enero 2017

Los habitantes de la región filipina de Bícol recordarán siempre la Navidad de 2016 como el día en que el tifón Nock-Ten (o Nina, para los locales) arrasó sus comunidades. Con vientos de más de 175 km/h y rachas de hasta 290 km/h, el ciclón causó algunas víctimas mortales y devastó amplias zonas de esta... Leer más »

Noticias

Los niños podemos ayudar

16 diciembre 2016

Batang Preparado, Protektado! –¡Niño preparado, protegido!, en tagalo– es el nombre de la campaña que hemos puesto en marcha en Filipinas para recordar que todos jugamos un papel muy importante para estar preparados ante los desastres naturales. También los niños y las niñas. Para conseguirlo, y a medida que la temporada de lluvias se intensifica... Leer más »

El niño que sueña con ser bombero

11 octubre 2016

Llegar a la aldea de Bandi no es sencillo. Hay que tomar una carretera sinuosa que discurre por la selva durante unos quince quilómetros hasta llegar a un punto cercano al río, remontar su curso con una piragua durante media hora hasta un pequeño embarcadero en la otra orilla y después, caminar diez minutos más.... Leer más »

Todas las noticias

subir