Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Marzo 2019 | Día Mundial del Agua: Sin agua potable ni saneamiento no hay educación
Día Mundial del Agua: Sin agua potable ni saneamiento no hay educación

Día Mundial del Agua: Sin agua potable ni saneamiento no hay educación

Actuamos Noticias marzo 22, 2019
“Cuando nos cortaron el servicio de agua potable en la escuela tuvimos que pedirles a los niños y niñas que la trajeran de su casa. Pero el agua que traían no era apta para el consumo, pues venía turbia e incluso con lombrices y larvas, así que debíamos hervirla bien antes de usarla. Todos los días veíamos venir a los alumnos con su botella de agua y su leño bajo el brazo. Era muy triste verlos así”.

¿Te imaginas que los niños y las niñas no solo tuvieran que llevar su propia agua a la escuela sino también algo de leña para encender el fuego con la que hervirla? Esta es la realidad que hasta hace poco se vivía en una escuelita en Santa Cruz del Quiché, en Guatemala, y que hoy, en el Día Mundial del Agua, nos acerca Lucitana, su maestra.

Según los últimos informes de Naciones Unidas, 2.100 millones de personas, no utilizan instalaciones de saneamiento mejoradas –algo tan simple como un retrete– y 663 millones de personas carecen de acceso a agua limpia. Esta falta de agua potable y saneamiento es el origen de enfermedades como la diarrea, una de las causas principales de muerte entre los niños y niñas menores de cinco años de todo el mundo.

El derecho al agua potable y al saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los demás derechos. No obstante, sigue siendo inalcanzable para muchas personas, sobre todo las que cuentan con menos recursos, la que viven en las zonas rurales y las poblaciones indígenas. Además, especialmente las niñas suelen dejar a un lado su educación porque tienen que hacer largos trayectos en busca de agua limpia.

Damaris-con-amigas-escuela-Guatemala.jpg

Damaris tiene 11 años y estudia sexto de primaria en la misma escuela donde Lucitana trabaja como docente. “Cuando no teníamos agua en la escuela –nos cuenta– experimentamos mucho sufrimiento y cansancio porque había que traerla de casa todos los días junto con la leña. Nos mojábamos la ropa si no cerrábamos bien las botellas y, a veces, también nuestros cuadernos. En la escuela no teníamos agua para beber y mucho menos para lavarnos las manos”.

El derecho al agua en Guatemala

En Guatemala, el 88% de las escuelas urbanas cuentan con un servicio básico de saneamiento, es decir, un sistema que separa de forma higiénica los excrementos del contacto humano, como por ejemplo los inodoros con cisterna y descarga a un sistema de alcantarillado por tubería. Este porcentaje disminuye hasta el 71% en el área rural, lo que significa que una de cada cuatro escuelas no dispone de instalaciones de saneamiento mejoradas y separadas por sexos.

Respecto al acceso al agua, el 27% de las escuelas en el área rural no cuentan con ningún tipo de instalación o las fuentes de agua de que disponen no son seguras. Una fuente mejorada de agua es aquella que está protegida de la contaminación exterior, en particular de materia fecal, como puede ser el agua corriente, los pozos entubados, un manantial protegido o la recogida de agua de lluvia.

agua-saneamiento-Guatemala.jpg

¿Qué hace Educo?

Bajo la premisa de que el agua limpia, los retretes básicos y unas prácticas de higiene adecuadas son esenciales para la supervivencia, la educación y el desarrollo de los niños desde Educo trabajamos en Guatemala junto a la ONG local Water for People para mejorar las condiciones de salud y educación de los niños y las niñas de 38 escuelas del departamento del Quiché.

Nuestra actuación se basa principalmente en la construcción de letrinas, lavamanos y sistemas de captación de agua de lluvia con la implicación de la comunidad educativa, así como en la promoción de una educación sanitaria que promueva buenos hábitos higiénicos y de salud entre los escolares, los docentes y también las familias. Además, en el caso de las niñas, es importante que dispongan de un espacio digno y seguro donde gestionar su higiene menstrual para garantizar su asistencia a la escuela.

“Ya podemos practicar los hábitos higiénicos y hacer limpieza. Ahora nuestra tarea es orientar a los niños y las niñas para que utilicen adecuadamente los servicios y valoren el esfuerzo que ha supuesto este proyecto”, afirma la maestra. Damaris, por su parte, destaca el cambio positivo que supone no tener que acarrear el agua: “Tenemos agua para lavarnos las manos, para cepillarnos los dientes y para beber. También tenemos unos baños bonitos, lavamanos y nuestras aulas están limpias”.

Y lo que es más importante: “Cuando sea grande quiero ayudar a las personas que no tienen agua para que no sufran como nosotros. Nuestras vidas han cambiado”.

Lavamanos-acceso-agua-potable.jpgagua-limpia-guatemala.jpg

¿Qué puedes hacer tú?

Con solo 35€ regala un ecofiltro a una familia de Guatemala con el que podrá filtrar hasta 20 litros de agua al día y la formación necesaria para su uso. Contribuirás así a minimizar las enfermedades gastrointestinales que afectan a los niños.

También puedes colaborar con 10€ al mes y contribuir a la construcción de pozos, sistemas de riegos y bombas manuales en Burkina Faso y mejorar así el estado nutricional de los niños y sus familias.
 
Actuamos Noticias marzo 22, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir