Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Diciembre 2015 | Ácido fólico en el embarazo para prevenir la espina bífida
Ácido fólico en el embarazo para prevenir la espina bífida

Ácido fólico en el embarazo para prevenir la espina bífida

Creciendo sanos diciembre 10, 2015

Como madre, sabemos que quieres tener hijos sanos y fuertes. Para ello, debes cuidar tu alimentación desde el mismo momento de la concepción e incluso antes.

Tu pequeño se formará y se desarrollará en tu vientre, tomando todos los nutrientes que necesita de tu propio cuerpo. Por este motivo, es súper importante que lleves una alimentación sana y equilibrada desde antes de quedar embarazada.

Por ejemplo, y centrándonos en el tema de hoy, ¿sabías que el ácido fólico es fundamental para minimizar la probabilidad de malformaciones de tu bebé?

¿Qué es la espina bífida?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares define la espina bífida como "el desarrollo incompleto del cerebro, la médula espinal, o las meninges (la cubierta protectora alrededor del cerebro y la médula espinal)". De hecho, según sus datos el defecto del tubo neural llega a afectar a entre 1.500 y 2.000 de los aproximadamente 4 millones de bebés que nacen en Estados Unidos cada año.

En otras palabras, la espina bífida es una malformación de tipo congénito que ocurre durante el primer mes del embarazo y que se produce cuando la columna vertebral del feto no se cierra completamente. Esta situación puede llegar a dañar nervios y la médula espinal.

Cómo prevenir la espina bífida

La realidad es que la causa exacta de por qué algunos fetos padecen espina bífida no está clara pero sí se sabe que tomar ácido fólico durante el embarazo puede reducir el riesgo de que el bebé padezca esta malformación.

Los expertos recomiendan solicitar un suplemento de ácido fólico y comenzar a ingerirlo 3 meses antes de poner manos a la obra y continuar consumiéndolo al menos durante el primer trimestre del embarazo. De esta forma, se minimiza el riesgo para tu futuro hijo. El consumo diario recomendado es de 0,4 miligramos. Consulta con tu médico al respecto.

Ahora bien, ¿sabes que variando un poco tu dieta puedes ingerir ácido fólico de manera natural? Descubramos juntos qué alimentos tienen ácido fólico.

Alimentos con ácido fólico para prevenir malformaciones

Algunos alimentos de los que consumes habitualmente (o que al menos deberías consumir de manera cotidiana por su gran aporte nutricional) son ricos en ácido fólico y pueden ayudarte a consumir la cantidad recomendada. ¿Los vemos?

acelga

1. Espinacas, en el podio del ácido fólico

Las espinacas cocidas aportan alrededor de 260 microgramos de ácido fólico por taza (recuerda que el consumo diario recomendado es de 400 microgramos). ¿No te han entrado ganas de comer una rica quiche de espinacas?

Las acelgas y lechugas romanas también aportan ácido fólico a tu dieta pero en menor medida que las espinacas.

2. Legumbres, ¡hierro y ácido fólico!

Las legumbres son un excelente alimento durante el embarazo (y durante toda tu vida). Una taza de lentejas, por ejemplo, le aportará a tu organismo unos 180 microgramos de ácido fólico.

3. Brócoli, rico en vitaminas, fibras y ácido fólico

El brócoli es un alimento que debería estar presente en la dieta infantil y de toda la familia. ¿Por qué? Sencillamente porque es un alimento muy complejo que aporta desde calcio y fibras hasta vitamina B y C y 104 microgramos de ácido fólico por taza.

4. Espárragos, la competencia de las espinacas

¿No te gustan las espinacas pero sí los espárragos? Pues estás de enhorabuena porque el aporte de ácido fólico de los espárragos es similar al de las espinacas. ¿A qué esperas para comerlos?

5. Hígado de ternera, pollo o pavo

A las embarazadas se les suele recomendar comer hígado, ¿sabes por qué? Pues sí, has adivinado: una taza de cualquiera de estos hígados aporta 200 microgramos de ácido fólico.

Ácido fólico para prevenir la espina bífida

6. Aguacate: fibra y ácido fólico

El aguacate puede comerse en ensaladas, cremas e incluso, como postre... Su versatilidad lo hacen perfecto para incluirlo en el menú semanal de los niños y ¡nuestro! Una taza de aguacate aporta aproximadamente 90 microgramos de ácido fólico.

7. Maíz, rico y nutritivo

Si ingieres una taza de maíz, tu cuerpo recibirá poco más de 70 microgramos de ácido fólico.

8. Naranja, gurú de vitamina C ¡y ácido fólico!

Fuente natural de vitamina C, cada naranja contiene unos 45 o 50 microgramos de ácido fólico.

¿Qué me dices? ¿Incluirás estos alimentos ricos en ácido fólico en tu dieta? Hazlo y cubre de manera natural (con la ayuda de los suplementos que te recete tu médico) el aporte necesario de ácido fólico para minimizar el riesgo de que tu hijo padezca espina bifida.

Derechos de las imágenes: Kevin, Emily Barney, FairtradeNL

Creciendo sanos diciembre 10, 2015

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir