Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Julio 2014 | La felicidad de los niños no depende del modelo de familia
La felicidad de los niños no depende del modelo de familia

La felicidad de los niños no depende del modelo de familia

Creciendo sanos julio 28, 2014
No hay duda de que las familias están cambiando. Cada vez son más los progenitores que crían a sus hijos solos, en familias monoparentales, las familias de nueva construcción en la que dos personas con relaciones anteriores viven juntas aportando cada una a sus hijos, a veces teniendo juntos nuevos bebés, o las parejas de mujeres u hombres homosexuales que tienen hijos propios o adoptados. Parece obvio que la familia "tradicional" compuesta por padre, madre e hijos comunes no es que esté pasando a la historia, pero está perdiendo protagonismo. La polémica está servida, claro. Desde diversos sectores, reacios a estos cambios imparables de la sociedad, refuerzan sus argumentos decantándose siempre (aparentemente) del lado de los niños. ¿Son felices los niños que no viven con mamá y papá? Pues claro que pueden serlo. Y para aportar objetividad al asunto, un nuevo estudio científico viene a echarnos un cable.

La felicidad de los niños no depende de la composición de las familias.

Hijos de padres separados o no, la felicidad de los niños está más influida por la relación que mantienen con el resto de miembros de su familia que por el hecho de que convivan o no con sus dos padres biológicos. Algo que Jenny Chanfreau, miembro del NatCen Social Research afirma tras estudiar los datos recogidos en una encuesta realizada a 13.000 niños británicos de siete años de edad que vivían en tres situaciones diferentes: con sus dos padres biológicos, con uno de sus progenitores y su nueva pareja o con uno de sus progenitores únicamente. Los resultados fueron igualmente válidos para 2.700 niños de edades comprendidas entre los 11 y los 15 años. Llevarse bien con los hermanos y con los compañeros del cole es otra de las "causas" de la felicidad, según los investigadores. Numerosos estudios habían concluido ya lo mismo para las familias homoparentales (de hombres gays o mujeres lesbianas) hace tiempo. familias2 Las razones parecen bastante obvias. La familia tradicional (padre, madre e hijos conviviendo bajo un mismo techo) es un invento relativamente moderno, que floreció durante el siglo XX, coincidiendo con las grandes migraciones desde el entorno rural hacia las ciudades. Hasta entonces el ser humano se ha organizado de mil maneras distintas y sigue organizándose de mil maneras distintas en muchas zonas del planeta. El modelo de organización en el que el ser humano evolucionó y colonizó toda la tierra, durante el Paleolítico, no era tampoco la familia tradicional a la que ahora estamos acostumbrados. El ser humano ha vivido durante la mayor parte de su historia organizado en tribus, muchas veces compartiendo espacio, tiempo y recursos con todos los miembros del grupo. De esta forma existe una gran diversidad y los niños reciben suficientes cuidados y también numerosos estímulos de todos los integrantes de la tribu. La diversidad siempre es un valor. Los datos fueron proporcionados por la British Sociological Association, el 24 de abril de 2014 y pueden consultarse en HealthDay hasta su publicación. Todo lo que necesitan los niños es amor y cuidados, comunicación, abrazos...y no importa mucho de dónde vengan. Derechos de imágenes: nerdcodegirl, dariuszka.
Creciendo sanos julio 28, 2014

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir