Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Junio 2014 | La inapetencia infantil en verano
La inapetencia infantil en verano

La inapetencia infantil en verano

Creciendo sanos junio 19, 2014
¿Vuestros hijos no quieren comer? ¿Incluso se niegan a probar aquellos platos que siempre les gustaron? No desesperéis, ¡es normal! La inapetencia infantil o falta de apetito de los niños no es ninguna novedad aunque, hemos de admitir, que suele traer de cabeza a padres y profesores.

Durante el verano, la inapetencia infantil se acentúa. ¿Quién no ha escuchado de boca de su hijo: "no me gusta", "no quiero", "no tengo hambre"? Pero... ¿por qué se produce la inapetencia en verano? ¿Qué podemos hacer al respecto? Veamos juntos algunos consejos...

Inapetencia infantil en verano

La inapetencia infantil en verano generalmente se asocia a los cambios que se producen durante las vacaciones. Sin quererlo, los días más largos y sin cole, las salidas de paseo y otras actividades, varían la rutina diaria. Los niños cambian su ritmo habitual y pueden incluso modificar sus patrones de alimentación. Si el niño no tiene apetito pero su crecimiento es normal, no es necesario preocuparse (aunque es difícil no hacerlo).

La realidad es que, a partir de los 2 años, el crecimiento de los pequeños es más lento y por ende, necesitan menos calorías que cuando eran bebés,así se explica la inapetencia infantil. Sin embargo, es recomendable estar atentos a la situación para determinar si se trata de una inapetencia infantil transitoria, como podría ser una reducción o falta de apetito durante el verano, o de una condición que perdura a través del tiempo.

Ya lo señala un estudio del Observatorio de la Nutrición Infantil (ONI), en el se comprobó que el 47% de las familias españolas con niños de entre 1 y 10 años admiten que sus hijos comen mal. Al respecto, el Dr. Venancio Martínez, del centro de Salud El Llano de Gijón, sostuvo en el XXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria que:
"Cuando un niño no come es porque no puede, no lo necesita o no quiere".
La clave reside en intentar determinar qué genera esa falta de apetito, para así entender qué es lo que le está pasando el pequeño.

Causas de la inapetencia infantil

La observación de vuestro hijo os ayudará a descubrir las causas de su falta de apetito. Quizá el peque come demasiadas chuches, llena su estómago con zumos, refrescos o leche, picotea entre comidas y por eso no llega a sentir hambre; o simplemente se niega a comer lo que se le sirve en el plato, algo que suele suceder con las verduras como ya hemos visto en el post Mi hijo no quiere comer verduras.

También cabe destacar que la inapetencia infantil puede deberse a una enfermedad, a una sobre estimulación o exceso de cansancio, o incluso a una reacción a problemas emocionales (frente a la separación de los padres, la pérdida de un ser querido, una mudanza...).

Además, la inapetencia infantil suele acentuarse en verano. El cuerpo necesita menos energía que durante el invierno, porque no necesita autorregular la temperatura corporal, produciéndose una disminución del apetito. Seguramente a vosotros también os pasa, entonces... ¡No os preocupéis si los peques comen menos!

La realidad es que un niño sano que recibe una alimentación equilibrada regularmente, en general no se desarrollará problemas de salud por no comer algún día o comer poco durante una temporada. Eso sí, aseguraos de ofrecerle agua y una dieta completa y variada, aunque no se termine el plato.

Consejos para que el niño coma

Lograr que los niños coman cuando no tienen hambre (o tienen poca ) no es tarea fácil. Os damos algunos consejos para luchar contra la inapetencia infantil en verano:
  • Optad por platos combinados en lugar de primer plato y segundo plato. La idea es evitar las comidas copiosas y optar por platos frescos, siempre en raciones adaptadas a la edad de los pequeños. Es preferible servir menos cantidad de comida para no apabullar al niño y servirle otra ración si la desea.
  • Preparad zumos naturales y batidos. En verano apetece beber líquidos. ¡Aprovéchalo! Podéis preparar batidos muy nutritivos incluyendo leche y frutas variadas.
  • Evitad el consumo de bollería, chucherías y alimentos ricos en azúcares pero pobres en nutrientes. Si el niño come poco, es más necesario que nunca que coma alimentos saludables.
  • Escoged alimentos frescos y refrescantes. Por ejemplo, flanes de verduras o gazpacho. Esta última opción es súper nutritiva y fácil de comer.
  • Preparad ensaladas de frutas, gelatinas con trozos de frutas frescas e incluso, helados caseros de yogur y frutas.
Recordad: un niño sano que recibe alimentos saludables cada día y no picotea en demasía entre comidas, no tiene por qué desarrollar problemas de salud. Si vuestro hijo come poco es porque no necesita más calorías. Los problemas aparecen cuando los niños no tienen la posibilidad de ingerir al menos una comida completa y saludable al día, situación que se ha generalizado los últimos años generando malnutrición en el 25% de los niños españoles menores de 16 años.

Becas comedor verano

A causa de la crisis, en España hay 500 mil niños más en situación de pobreza que no reciben una alimentación equilibrada y saludable que les aporte los nutrientes diarios para crecer fuertes y sanos. Por eso, desde Educo os proponemos que nos ayudéis a que todos los niños en riesgo de pobreza tengan la posibilidad de alimentarse correctamente, como vuestros hijos.

Las becas comedor verano son una oportunidad para que, quien tenga los medios, ayude a los más necesitados. Estas becas tienen como objetivo garantizar una comida completa durante el verano a niños en situación de pobreza. El funcionamiento es muy sencillo: vosotros escogéis el aporte que queréis realizar, desde una ayuda única hasta ayudas mensuales, y nosotros lo utilizamos para ayudar a niños en edad escolar residentes en España a lo largo y ancho de todo el país.

La inapetencia infantil es normal, siempre y cuando los niños tengan la posibilidad de acceder a una alimentación equilibrada y saludable. Cuando esto no sucede, nos encontramos frente a un problema que puede desembocar en malnutrición. Ayudadnos a ayudar y construyamos juntos un país mejor.

Derechos de imagen: Photl
Creciendo sanos junio 19, 2014

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir