Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Septiembre 2018 | Mi hija está embarazada
Mi hija está embarazada

Mi hija está embarazada

¡Actualízate! septiembre 19, 2018
De acuerdo a este interesante artículo, publicado aquí en Cuaderno de Valores, hablar sobre la prevención de un embarazo a niños y niñas es fundamental. Y no es una cuestión de valores, religión o política. Las estadísticas de futuro de una madre o padre demasiado joven, son malas y muchas. Se sabe que tener un bebé en la adolescencia se relaciona con mayores riesgos médicos y con costos emocionales, sociales y financieros para la madre, el padre, sus hijos y sus familias. Claro que también depende de la edad, la madurez emocional que tengan, la relación con su pareja y los recursos tanto económicos como de tiempo del que dispongan las familias más inmediatas. Aun así, si tu hija o la novia de tu hijo adolescente está embarazada  y han decidido ser papás, seguramente te sientas bastante abrumado. Conmoción, preocupación, alegría, desilusión, orgullo, culpa… Sean cuales sean tus sentimientos (muchas veces encontrados), ahora mismo hay que dejarlos allí, algo apartados y ayudar. Además, lo más importante ahora mismo son ellos y quedarse embarazado no es ni delito ni pecado. Precisamente ahora, en este momento tan difícil, es cuando hay que afianzar esos lazos de comunicación y juntos pensar en cómo poder apoyarse mutuamente para enfrentarse a lo que se avecina. Porque esta situación no solo le afecta a ella o a él, sino a todas las familias. Desde Cuaderno de Valores, queremos compartir algunos consejos de expertos. Primero, escucha sin juzgar y agradece que te lo hayan contado. Pregúntales cómo se sienten. ¿Asustados, conmocionados, alegres? ¿Quién más lo sabe? Pídeles que te cuenten sobre su relación o su historia de amor, algo que les ayude a relajarse. ¿De cuanto tiempo están? ¿Han descartado todas las opciones? Hablando con ellos y manteniendo oculto tu voz de juez implacable, ayudará a despejar todas vuestras dudas y miedos. Desde KidsHealthsugieren reconocer sus sentimientos y trabajarlos para poder aceptar y apoyar. Si necesitas ayuda para manejar mejor la situación, no dudes en hablar con alguien de confianza o con un profesional. En ese mismo artículo aseguran que “la mayoría de las adolescentes solteras no planean quedar embarazadas y a menudo, cuando sucede, sienten pánico.” Por eso mismo es importante intervenir y procurar atención médica lo antes posible. Recuerda que los embarazos de las adolescentes más jóvenes se consideran de alto riesgo porque sus cuerpos todavía no han terminado de crecer y aún no están del todo maduros. Las estadísticas son muy claras: las adolescentes que reciben atención médica tienen un embarazo saludable y muchas más probabilidades de tener un bebé sano. Si se trata de tu hijo adolescente a punto de convertirse en padre, él también necesita de tu apoyo.  Recuerda ofrecer consejo y no usar amenazas ni nunca obligarles a tener que cumplir con tus deseos.  Si después de todas estas conversaciones y reflexiones, siguen adelante con el deseo de ser padres, lo importante es ir preparándoles para el gran cambio de estilo de vida no solo de ellos, sino de todos. Y para siempre. ¿Han pensado dónde vivirán? ¿Cómo se imaginan su futuro? ¿Qué desean conseguir juntos? Recuerda, hablar sin juzgar ni regañar y sobre todo escucha. Una buena alimentación, una buena dosis de ejercicio físico, sueño reparador y  evitar el estrés a toda costa son cosas que tu podrás ayudarles a hacer.  Los expertos nos recuerdan que es normal que los adolescentes embarazados pueden sentir frustración e incluso resentimiento. Habla con tu hija o con la pareja de tu hijo adolescente.  Lo ideal es tener una sana relación y comunicacion directa. Ante todo, asegúrales que entre todos, os vais a organizar bien. Desde esta página, recomiendan buscar apoyo y opinión de un tercero e incluso un profesional psicólogo para que todos los miembros de la familia sepan gestionar la situación lo mejor posible desde su posición. Si es posible, lo ideal es que ella termine sus estudios para poder crear una vida mejor para ella y su nueva familia. En esto sí que necesitará echar mano de ti porque ir contra las estadísticas no es sencillo. Solo en España, entre un 60% y un 70% abandona los estudios. Afortunadamente existen programas escolares pensados especialmente en ellos. Si quieres consultar qué programas hay cerca de ti, no dejes de leer esto. También hay servicios comunitarios como cuidado de niños. Hay estos en Madrid y en Barcelona.  Para el resto de España, no dudes en consultar con tu ayuntamiento. Ánimo, paciencia, empatía, responsabilidad, fuerza emocional, recursos, dinero, voluntad.... estas son solo algunas de las capacidades requeridas. Pero antes tiempo y amor, mucho amor. Si tú ya eres una abuela o abuelo joven con experiencia, no dudes en compartir tus sugerencias con nosotros. Derechos de Imágenes: MadalinCalita, huweijie07170          
¡Actualízate! septiembre 19, 2018

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir