Cuaderno de valores, el blog de Educo
¿Cómo proteger a los niños y niñas de la ola de calor?

¿Cómo proteger a los niños y niñas de la ola de calor?

julio 12, 2021
El cambio climático está provocando que las olas de calor sean cada vez más frecuentes, de hecho, la semana pasada Canadá y el noreste de Estados Unidos sufrieron una ola de calor que, según los expertos, habría sido imposible sin la influencia del cambio climático provocado por la acción del ser humano. El aumento de este fenómeno supone la necesidad de tomar precauciones para proteger a los niños y niñas de la ola de calor.
 
El calor produce muchos efectos en todos nosotros como el decaimiento, el cansancio, la dificultad para dormir, la irritabilidad y los golpes de calor. Un golpe de calor puede ser grave, por lo que es fundamental evitarlo en los niños y niñas. 


Consejos para proteger a niños y niñas de la ola de calor

Durante el verano se pueden producir varias olas de calor con temperaturas que superan los 45 grados centígrados por lo que es necesario tomar todas las precauciones para proteger a niños y niñas de la ola de calor. Estos son los consejos que puedes seguir.
  • No abrigues a tus hijos e hijas más de lo que te abrigas tú. Si los adultos tenemos calor los niños y niñas también lo tendrán. Evita abrigarles en exceso y controla si sudan por la cabeza o el cuello, de esa forma sabrás si tienen calor. 
  • Ofréceles líquidos. Es normal que los niños y niñas jueguen en la playa o hagan deporte y se olviden de beber. Es esencial que les ofrezcas bebidas de forma regular, sobre todo agua y zumos naturales sin azúcar. Evita las bebidas azucaradas pues producen más sed. En el caso de los bebés que toman pecho se pueden aumentar las tomas para que estén más hidratados. 
  • Aprende a detectar los síntomas de un golpe de calor. Para prevenir los golpes de calor en niños y niñas es fundamental que conozcas sus efectos y vigiles el estado de los más pequeños. Un golpe de calor puede producir: vómitos, fiebre, mareo, debilidad, sueño o confusión, entre otros síntomas. 
  • Elige la ropa adecuada. Como decíamos antes, es fundamental no abrigar mucho a tus hijos e hijas, además, para proteger a los niños y niñas de la ola de calor elige ropas amplias, colores claros como el blanco y tejidos de algodón. Por otro lado, es fundamental que utilicen gorro y que se protejan los ojos con unas gafas de sol. Si vais a la playa o al campo, es importante que lleven una camiseta y unos pantalones que les protejan del sol.
  • Evita salir a la calle durante las horas de más calor. Salvo que sea totalmente necesario, es importante que no se salga a la calle en horas de más calor, entre las 12 y las 18 aproximadamente. Si tienes que salir, evita caminar al sol y busca zonas arboladas y más frescas. Para pasear es mejor a primera hora de la mañana o al atardecer. 
  • Ten mucho cuidado con el sol en la playa. Los niños y niñas tienen la piel muy sensible y la exposición al sol podría producirles quemaduras o alergias. Para evitar que se quemen la piel aplícales, unos treinta minutos antes de que les de el sol, una crema protectora con un factor alto. Además, recuerda que si se bañan o pasan más de dos horas desde que les aplicaste la crema, deberás renovar la crema. Lleva siempre sombrilla a la playa para protegerles del sol. 
  • Mantén una temperatura fresca en casa. La temperatura ideal en casa es de entre 20 y 21 grados. Si tienes aire acondicionado puedes encenderlo para mantener esa temperatura de forma constante durante las horas de más calor. El aire acondicionado reseca el ambiente por lo que es aconsejable utilizarlo junto a un humidificador. Si no tienes aire acondicionado mantén la casa fresca ventilando por la mañana y por la noche y evitando que entre el calor de día con toldos y persianas. En el caso de los bebés hay que tener precaución con el aire acondicionado y los ventiladores, para evitar que se resfríen. 
  • Cuidado durante los viajes en coche. En verano es habitual desplazarse a otros lugares en coche. Puedes aprovechar las horas de menos calor para el desplazamiento, a primera hora de la mañana o al atardecer. Si tu coche tiene aire acondicionado enciéndelo y si no, puedes encender el ventilador y hacer que corra el aire. Es importante que hagas paradas para que el niño o niña descanse, pero elige siempre una zona en la que haya sombra. Es fundamental que nunca, en ninguna circunstancia, dejes a tu hijo o hija solo en el coche. 
  • Refresca a tu hijo o hija. Si notas que tu hijo o hija tiene calor mójale la cabeza, la nuca y las muñecas con un poco de agua fresca y, si es necesario, coloca un paño fresco en su frente. 
  • Cocina recetas frescas. Para proteger a los niños y niñas de la ola de calor también es importante la alimentación. Puedes elegir platos frescos como el gazpacho o las ensaladas y alimentos ricos en agua como la sandía, el melón, los tomates, los pepinos o las lechugas. Puedes cocinar con tus hijos e hijas polos o helados caseros, batidos de frutas o de yogur, os divertiréis y les encantarán. 
  • Si es necesario cambia los horarios. Aunque a los niños y niñas les favorece seguir una rutina en cuanto a horarios de comidas y de sueño, puedes hacer algunos cambios para aprovechar las horas centrales del día para que jueguen en casa y se echen la siesta. De esta forma evitarás que salgan a la calle durante las horas de más calor. 

En el caso en que tu hijo o hija sufra un golpe de calor acude a un médico cuanto antes para que le diagnostique y le dé el tratamiento adecuado. 

En definitiva, se trata de disfrutar con precaución para evitar que la ola de calor afecte a los niños y niñas y de tomar todas las medidas que protejan a los más pequeños.

ola de calor , responsabilidad , Salud , Salud infantil

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

BECAS COMEDOR

COLABORA

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día.

Fundación lealtad

BECAS COMEDOR

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día. Por favor, colabora.

1
2
3

Tu cesta solidaria