Cuaderno de valores, el blog de Educo
El matrimonio infantil se cura con educación

El matrimonio infantil se cura con educación

enero 23, 2024

Cada año, 12 millones de niñas son obligadas a casarse. Niñas a las que se les roba de un plumazo su inocencia, su infancia y su derecho a ser lo que ellas decidan ser. Dejan la escuela, y se someten a los deseos de un señor que hace con ellas lo que quiere. Muchas se quedan embarazadas con todo el riesgo que conlleva que el cuerpo de una niña se someta a un embarazo y un parto.  

En la mayoría de los países esta práctica está prohibida por ley, pero eso no impide que las familias, impulsadas por la pobreza, decidan casar pronto a sus hijas para evitar una carga económica más que les ahoga. Sin darse cuenta de que mantener a una niña en la escuela es una garantía de que un futuro mejor les espera, tanto a ellos como a la propia niña. Una vez más, la educación es parte de la solución a este problema. Porque: 

  • Las empodera: les proporciona conocimientos y habilidades necesarios para tomar decisiones informadas sobre sus vidas. Al educar a las niñas, se les brinda la capacidad de entender sus derechos y la importancia de una vida libre de coerción y violencia. Este empoderamiento puede ayudar a cambiar las percepciones culturales arraigadas que respaldan el matrimonio infantil, permitiendo a las niñas desafiar normas sociales perjudiciales. 
     

  • Actúa como un freno contra la pobreza: Al proporcionarles acceso a la educación, se aumentan las oportunidades de empleo cualificado rompiendo así el círculo de la pobreza. Así, las familias pueden depender menos de las niñas como "recursos" económicos a través del matrimonio temprano, y se fomenta una mentalidad que valora la educación como una herramienta para mejorar la calidad de vida. 
     

  • Promociona la salud y el bienestar de las niñas: Las niñas que están en la escuela tienen más probabilidades de acceder a servicios de salud, comprender la importancia de la planificación familiar y tener el conocimiento necesario para cuidar de sí mismas y de sus futuras familias. Esto contribuye a reducir las tasas de mortalidad materna e infantil, así como a mejorar la salud general de las comunidades. 

Al abordar la raíz del problema a través de la educación, se establece una base sólida para cambiar las actitudes sociales y construir un futuro donde todas las niñas tengan la oportunidad de alcanzar su pleno potencial. 

Suriya: la niña que evita los matrimonios infantiles 

Suriya_Photo-2.jpg

"Es una niña, no necesita más educación. Se casará y tendrá una familia. Su hermano estudiará porque se ocupará de la familia". Esta es la sentencia que amenazaba a la pequeña Suriya de Bangladesh. Pero esta joven, de ahora 20 años y que quiere ser soldado, no se conformó con la decisión de su familia. Ella creía firmemente en el poder de la educación al que las niñas, aunque sean de familias pobres, también tenían derecho. Quería aprender a leer y a escribir, una de las cosas que más le gustaba hacer. Y así lo hizo.  

Se unió al Club de adolescentes y jóvenes de su barrio Purbo Kornight, que impulsamos desde Educo y en el que concienciamos a los niños, niñas y jóvenes sobre cuáles son sus derechos y todo lo que no deben consentir, y desde entonces, la joven es la persona que más matrimonios infantiles ha impedido en su aldea. Primero habla con la familia, y si no la escuchan, entonces habla con los representantes de la comunidad que forman parte de un comité de protección a la infancia que, a su vez, vuelven a contactar con la familia hasta que consiguen la promesa de no casar a la niña a una edad temprana.   

Suriya_vecina.jpg
 
Ahora todo el mundo conoce a Suriya porque sabe cómo manejar esta y otras situaciones. Ella cree que la mayoría de las familias no son conscientes de las consecuencias que tiene casar a una niña. Por eso, organiza mensualmente reuniones es su comunidad, concretamente en el patio de la escuela, para explicar a padres y madres todas las desventajas que comportan los matrimonios infantiles y cómo prevenirlos. Y estos encuentros dan resultado, pues muchas familias se han replanteado la fatídica decisión de casar a sus hijas. "No más matrimonio infantil, las mujeres nos haremos un lugar en esta sociedad leyendo y escribiendo", sentencia Suriya.  

 


El 84 % de los niños que no van al colegio viven en países con crisis humanitarias prolongadas

Bangladesh , derecho a la educación , educación , educación niñas , Igualdad , matrimonio infantil , Pobreza , Pobreza infantil

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Regalos solidarios

COLABORA

Regalos para (toda) la vida

Fundación lealtad

Regalos para (toda) la vida

Regalos que perduran en el tiempo. Regala ahora. Tú puedes hacer la vida de un niño o de una niña más fácil gracias a estos regalos solidarios.

1
2
3

Tu cesta solidaria