Cuaderno de valores, el blog de Educo
El mejor oficio del mundo

El mejor oficio del mundo

octubre 05, 2022

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el mejor trabajo del mundo? Nosotros lo tenemos claro: acompañar a los más pequeños en la fabulosa aventura de crecer. Estar junto a ellos y ellas y enseñarles a ser la mejor versión de ellos mismos, día a día, año tras año, hasta que sus alas están fuertes y empiezan a volar solos. Seguro que ahora ya sabes a qué profesión nos referimos. 

Profe, maestro, señorita, señu... así los llamamos en todos los lugares del mundo, porque por suerte, están en todas partes, y qué necesarios son. Ellos tienen la profesión más bonita pero también la de mayor responsabilidad: formar a las generaciones de hoy para que sean personas seguras, confiadas, solidarias y respetuosas con su entorno mañana. 

Hoy es el Día de profesorado, y desde Educo les queremos hacer un pequeño homenaje. Hablamos con profes de los países en los que trabajamos y nos cuentan sus motivaciones, sus logros y sus retos. Este post es para ellos.
 

"Te voy a curar". Teresa, Bolivia 

BOL_MaTeresaSoliz_Maestra-(4).jpg

Teresa se define como “maestra de vocación” porque dice que lo lleva en los genes. Viene de familia de maestros y ama su profesión. “Cuando entro al aula resucito”, nos cuenta esta directora que sigue entrando a clase porque le da vida.  

El reto más importante que se pone como maestra es que sus niños y niñas entiendan y comprendan lo que aprenden día a día. “Al llegar a la clase me gusta hacer payasadas. Si alguien se atrasa tiene que entrar bailando y saltando, ya sea profesor o estudiante. No sabemos cómo vienen los estudiantes a la escuela, si vendrán maltratados, felices o si tomaron desayuno. De los 32 niños que tengo en clase, 7 vienen muy felices porque hay mucha empatía y cariño en su hogar, pero el resto vienen sin comer, golpeados o de hogares con violencia. Cuando entro les digo ‘¿¡qué pasa!? muevan la cintura, un abrazo, díganse que se quieren mucho y que son seres importantes para ustedes mismos’. Ellos se emocionan y cambian su actitud y su rostro.   

También es importante escucharlos, pero hablándoles de tú a tú para ganar su confianza. ¿Cómo lo hago para que confíen en mí? Traigo mi silla pequeña y me siento a su lado y les pregunto ‘¿qué ha pasado?’. Con solo decir qué ha pasado y cuán importante es para mí, el estudiante se desahoga y me cuenta todo".   

BOL_MaTeresaSoliz_Maestra-(2).jpg

Hace dos años cogió la COVID-19, pero pasó algo que llevará consigo toda su vida...  “Me fui de emergencia al hospital y me atendió una doctora. Me miró a los ojos, lo único que podía mostrar tras mi mascarilla, y me dijo: ‘¿Tú eres la señora papa?’. Me acordé al instante de que hace muchos años, en primero de primaria, todos éramos verduras y ese era mi apodo. ‘Tú eres la señora papa, me acuerdo de tus ojos’, me dijo.  Era una niña de primer curso del año 1985 y hoy es médico. Su mamá era una persona que no fue al colegio, pero era una buena madre. Cuando estábamos enseñando a los niños a leer, esta niña vino a clase con signos de violencia. Su madre le había pegado porque pensaba que su hija no leía bien, pero era todo lo contrario. Entonces, también tuve que enseñar a leer a la mamá para que comprendiera lo que estábamos aprendiendo...

Cuando la vi, a la misma niña ahora convertida en toda una profesional, me dijo: ‘Te voy a curar’. Yo estaba realmente muy mal en el hospital, por eso, cuando la reconocí, me puse a llorar y la abracé fuerte. Era Soledad. Me dijo que iba a continuar sus estudios en México y así lo hizo. Aun hoy seguimos en contacto. Esta anécdota es la que más me ha marcado en mi carrera".    

"El amor a los demás siempre es lo primero". Melanie, Filipinas  

melani-filipinas.JPG

"Para mí es muy importante enseñar sin prejuicios de género. En nuestra clase nos respetamos los unos a los otros, no discriminamos, ya que para nosotros los niños y las niñas son iguales. Además, les enseñamos a ser cariñosos y respetuosos con los demás, sean quienes sean y sean lo que sean.

Cuando era profesora de lectura conocí a una niña que iba a quinto, pero no sabía leer. La animé a que se apuntara a mis clases de refuerzo, pero no quería venir porque le daba vergüenza, pues era la más mayor. Sus compañeros de clase se burlaban de ella. Conseguí que viniera. Cuando fue capaz de leer, cogió confianza y su autoestima aumentó. Empezó a participar en la clase, dejó de ser tímida y sus compañeros ya no se burlaban de ella. Esta es una de mis historias de éxito como profesor de lectura.  

La educación es básica para aprender lo que está bien y lo que está mal. Una persona necesita la educación para ampliar la perspectiva y comprender la vida. Que cada uno es diferente, que cada individuo es único. Por lo tanto, no podemos despreciar a los demás y no podemos tratarlos mal. En la escuela, siempre decimos a los niños y niñas, a los alumnos, que el amor a los demás debe ser siempre lo primero".   

"Los niños y niñas que formamos hoy son el futuro de mañana". Nock Ag Alfousseyni, Mali

profe-mali.JPG

Este profesor y director de una escuela de Malí en la que trabajamos nos cuenta cómo es trabajar con uno de los mayores retos a los que se enfrentan: educar a los niños y niñas desplazados que llegan a su escuela huyendo de los conflictos armados que se dan en el norte del país: 

"Los niños y niñas llegan descolocados: nuevas realidades socioculturales, nueva situación económica para la familia, ya que muchos padres y madres pierden sus empleos y llegan sin nada, sumidos en una absoluta pobreza, y además, un nuevo idioma. Muchos retos y todos a la vez. No tienen ningún documento oficial, ya que en su zona de origen todo se complica, por eso hay que trabajar con una estrategia adecuada para que los niños y niñas que llegan tengan los mismos beneficios que sus compañeros de la comunidad de acogida. 

Además, en nuestra escuela creemos que es muy importante enseñar a los niños y niñas en igualdad de condiciones, que entiendan que los niños y las niñas son iguales y tienen las mismas oportunidades. Estos niños y niñas que formamos hoy, serán el futuro del mañana.

"Escuchar a los niños y niñas para que puedan aprender". Hasina, Bangladesh 

hasina-cara.jpg

"Escuchar a los niños y comprender sus problemas y su mente es muy importante para un profesor. Es la única manera de que puedan aprender realmente", nos cuenta Hasina. Esta profesora de Bangladesh lo tenía muy difícil para ejercer: al inicio de su carrera su suegra no quería que trabajara y cuando al fin lo logró, le faltaba formación, la escuela tenía muchas carencias materiales como por ejemplo la falta de baños, e incluso tuvo que enfrentarse a muchas familias para que apoyaran la educación de sus hijos. Pero su esfuerzo y tesón dio resultado: desde 2008 hasta hoy unos 50 estudiantes han recibido becas del gobierno y 100 estudiantes de su escuela han sacado buenísimas notas en el examen público de secundaria. Ahora todos admiran a Hasina por su trabajo, sus consejos y su ejemplo. 

Desde Educo cremos que la educación es algo urgente y que no puede parar. Porque la educación cura al mundo de las desigualdades y las injusticias. Sin ellos, sin nuestros profesores y profesoras, esta transformación del mundo en un lugar mejor no sería posible. Por eso hoy celebramos vuestro día. MUCHAS GRACIAS, PROFES. 

 

  

  

  

  

 

 

 

 

 

 


Niña Cox bazar

aprender , derecho a la educación , desigualdades , educación , educación de calidad , Jugar , Pobreza , profesores

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Con este regalo siempre aciertas

COLABORA

Estas Navidades no te la juegues. Haz un regalo solidario y aciertas seguro.

Fundación lealtad

Con este regalo siempre aciertas

Estas Navidades no te la juegues. Haz un regalo solidario y aciertas seguro.

1
2
3

Tu cesta solidaria