Cuaderno de valores, el blog de Educo
Educo concede los Premios ApS en la categoría de participación infantil y de cooperación al desarrollo

Educo concede los Premios ApS en la categoría de participación infantil y de cooperación al desarrollo

diciembre 22, 2021
La celebración del XIV encuentro de Aprendizaje Servicio, el pasado viernes, en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid), volvió a juntar como cada año a diversas entidades del mundo educativo y comunitario, con el objetivo de poner en valor el entusiasmo, las ganas y el compromiso de construir conjuntamente. Como en anteriores ediciones, Educo participó en la entrega de los Premios ApS. Esta vez, entregando dos galardones: el Premio a la Cooperación al Desarrollo y el Premio a la Participación, que recayeron en el colegio Vedruna Villafranca (Barcelona) y en el colegio Santiago Apóstol (Valencia), respectivamente.

Te recordamos que el aprendizaje-servicio es una metodología educativa que integra procesos de aprendizaje, curriculares o competenciales, con un servicio a la comunidad a través de un proyecto. Por tanto, no solo favorece las experiencias vivenciales y experienciales del alumnado que participa, sino que sus acciones tienen una acción directamente proporcional en la mejora de la calidad de vida de una comunidad. Es decir, se trata de un proceso del que se benefician abiertamente todos los actores: los niños, niñas y adolescentes integran conocimientos mediante la práctica solidaria, que además les genera gran motivación, y sus acciones provocan rentabilidad a una comunidad, que disfruta del servicio que la infancia ha generado.

Por si todo esto fuera poco, recordamos también que según un informe de Educo del pasado año, en el que se analizaron 30 proyectos ApS y se entrevistó a casi 60 niños, niñas y adolescentes de siete comunidades, el aprendizaje servicio también ayuda a prevenir la violencia hacia la infancia. Así lo explicaba entonces Pilar Orenes, directora general de Educo que “El ApS es un camino educativo que enseña a cooperar y a transformar el entorno. Ensaya formas de relacionarse que generan convivencia y dejan fuera a la violencia. Y esto es clave”.

Sendos premios a proyectos muy inspiradores

El Premio a la Cooperación al Desarrollo fue entregado por Educo al proyecto “Per un món més just, fem labdoo", del colegio Vedruna (Villafranca). Seguro que has escuchado hablar de la economía circular, ¿no? Pues el alumnado de este colegio la realiza a diario. A través de una red social humanitaria, los alumnos y alumnas sanean ordenadores en desuso para aquellas escuelas y hospitales que los necesitan. El colegio colabora con Labdoo uniendo fuerzas para que ordenadores algo viejos puedan cobrar una segunda vida y viajen a hacer felices a colectivos vulnerables. La reparación no es algo anecdótico, sino que está incluida dentro del curriculum escolar como materia optativa en 3ro de la ESO. Los chicos y chicas, muy implicados, se dividen en grupos de trabajo y dejan los portátiles como nuevos: listos para iniciar su nuevo recorrido con un regalo en su disco duro muy especial: un programa educativo en diversas lenguas capaz de funcionar sin conexión a internet.

El proyecto es todo un ejemplo y el galardón no podía ser más merecido. En el siguiente video puedes conocer lo qué es esta red social tan solidaria con la que los chicos y chicas del colegio Vedruna colaboran:

 

Por su parte, el alumnado de 1º y 2º de la ESO del colegio Santiago Apóstol (Valencia), recibió el galardón al Mejor Proyecto de Participación Infantil, por “Un patio para todos”. Los chicos y chicas, en colaboración con trabajadores con trastorno mental grave, han contribuido al diseño, desarrollo, realización y evaluación de la Zona Santiago, un espacio socioeducativo en el barrio del Cabañal. Un lugar donde la población gitana y no gitana del barrio podrá compartir eventos medioambientales, deportivos y formativos. Se trata de un proyecto en el que el alumnado ha sido protagonista al 100%, junto a otras entidades del barrio, y cuyo resultado ha traído la magnífica transformación de un solar abandonado en un lugar de encuentro que sentir como propio.

Universalizar la excelencia y educar en la compasión

La presentación de los premios tuvo una ponente de lujo, la filósofa Adela Cortina, catedrática de la Universidad de Valencia. Adela acostumbra a revisar ideas antiguas y las coloca en la actualidad, y para la presentación de lo que es la educación aprendizaje-servicio, lo ha hecho remarcando la necesidad de universalizar en la excelencia y educar en la compasión.

Para Cortina la excelencia ha de salir de ese concepto mal entendido, neoliberal, en el que el excelente es aquella persona supremacista que piensa que el resto del mundo ha de estar por debajo. Excelencia para ella es algo bien distinto: “Yo hablo de excelencia y además la promociono como aquel concepto propio de La Ilíada, del mundo griego, que significa “virtud”. En griego, areté, que significa excelencia. El virtuoso es excelente. Es aquel que tiene una determinada cualidad por encima de la media, pero no que no la guarda para él”. Esa excelencia de cada ser individual permite a la comunidad sobrevivir porque cada uno se esfuerza en sacar lo mejor de sí mismo y ponerlo al servicio de la comunidad. “Yo creo que eso es lo que hace el aprendizaje servicio”, dice Adela. “En La Ilíada cuando la gente recuerda a Patroclo o a Aquiles lo hace con cariño, pero no solo porque fueran héroes sino porque habían ayudado a que la comunidad sobreviviera”. Esta es la idea de excelencia que hay que universalizar, asegura.

Cortina piensa que una democracia no se construye con mediocres ni negligentes, con personas que dejan que sus propias capacidades se pudran, sino que es necesario gente que se esfuerza para dar lo mejor de sí misma.

Pero lo valioso de la excelencia viene cuando esta está unida a la compasión. “Para llegar a ser excelente es necesario educar en la compasión”, puntualiza. Pero ¿qué es la compasión? Es “la capacidad de ponerse en el lugar del otro, en la alegría y el sufrimiento. Alegrarse cuando al otro le van las cosas bien y sufrir con el otro cuando el otro está sufriendo”. Cortina puntualiza la necesidad de distinguir compasión con empatía. Porque, dice, empatía tiene el verdugo que sabe dónde más le duele el otro y hace daño porque es empático. “Sin empatía no se puede funcionar, pero no basta con esta. Debemos hablar de compasión, pero la compasión es la mezcla de la empatía y un proyecto de vida feliz”. Precisamente, todos los seres humanos queremos ser felices, pero es la gente realmente valiosa la que lo consigue al darse cuenta de que su proyecto de vida feliz no puede llevarse adelante si no es comprometiéndose con aquellos que sufren. Con aquellos que más lo necesitan. “Es precisamente lo que pasa con el aprendizaje-servicio: hay que ver qué es lo que falta en un grupo, en una comunidad, en un pueblo… y ejercer la compasión, el compromiso. Y eso lo puede hacer todo el mundo. Todos podemos ser excelentes en compasión.”, recalca la filósofa.

 

Para Educo volvió a ser un placer el compartir el día con todos los premiados (en total fueron 21 los premios a distintas entidades educativas de diferentes comunidades) y ver la cantidad de proyectos motivadores e inspiradores que tantos alumnos y alumnas contribuyen a hacer crecer, poniendo todas sus ganas, esfuerzo y alegría. Todo un gusto celebrar que los centros educativos y entidades siguen haciendo del Aprendizaje Servicio una realidad.
Fortalecer y difundir una cultura participativa, solidaria y de compromiso con la sociedad, es posible. Sigamos estimulando la divulgación y la puesta en marcha de proyectos de Aprendizaje-Servicio. ¡Enhorabuena a todos los premiados!
Hazte socio de nuestra ONG por la infancia y colabora con nuestros proyectos en España, como en La Palma, y en otros 13 países.

Aprendizaje-Servicio , cooperación internacional , España , gobernanza , Premios ApS , prevenir violencia

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Seguimos en La Palma

COLABORA

Los niños y niñas están viviendo una situación muy traumática. Colabora con nuestros proyectos de España y en otros 13 países.

Fundación lealtad

SEGUIMOS EN LA PALMA

Desde que el volcán erupcionó, los niños y niñas están viviendo una situación muy traumática. Envía tu ayuda a nuestros proyectos en España, como en La Palma, y en otros 13 países.

1
2
3

Tu cesta solidaria