Cuaderno de valores, el blog de Educo
 Volver a abrazar a nuestros abuelos

Volver a abrazar a nuestros abuelos

mayo 25, 2020

Los abuelos siempre han jugado un papel muy importante en la vida de sus nietos. No solo ayudan a establecer nuevos vínculos familiares, sino que se convierten en un apoyo indispensable y ayudan a desarrollar el comportamiento social de sus nietos, quienes se benefician emocionalmente y aprenden a valorar tradiciones y relaciones familiares.

La nueva realidad en la que el distanciamiento físico se convierte en la norma, el miedo y la responsabilidad de no tener contacto con las personas de riesgo nos aleja de nuestros abuelos y abuelas un poco más que del resto de la sociedad. La expansión del coronavirus ha obligado a romper por un tiempo, solo físicamente, esa alianza de abuela y nietos.

Mientras echamos de menos los abrazos y las muestras de cariño incondicional, exploramos nuevas formas de comunicación que nos acercan cuando el distanciamiento físico se impone. Nos llamamos por teléfono más a menudo, compartimos vídeos y fotos, nos pasamos la tarde intercambiando audios e intentamos entendernos por videollamada con quien es nuestra confidente, compañera de juegos y tantas veces cuidadora.

La distancia física es tan dura para los nietos como para los abuelos que lamentan no poder ver más que a través de las pantallas como sus nietos empiezan a andar, les hacen dibujos o aprenden algo nuevo. No es lo mismo estar confinados con cinco años, con toda la vida por delante, que con setenta y cinco cuando el tiempo vuela.

Algunos aún no han podido conocer al nuevo miembro de la familia, otros no los conocerán, el virus es más duro con los más mayores, con quienes han dado sus vidas por las nuestras. La lejanía estando tan cerca que impone esta enfermedad es la parte más difícil de sobrellevar.

Los abuelos, quienes siempre confían en sus nietos, quienes presumen y creen en ellos por encima de todo... hoy tenemos que cuidar de ellos, más que nunca. Cuidarlos es ser prudentes, no abrazarles aunque muramos de ganas de hacerlo, llamarlos y acompañarlos en este distanciamiento físico que nos deja sin la reunión familiar de los domingos. Ahora quienes mantenían a la familia unida necesitan saber que podrán volver a jugar con sus nietos en el parque, que les ayudaran a levantarse mientras aprenden a andar, que podrán besar sus heridas cuando se hacen daño.

Esta crisis pone en relieve la importancia de los más mayores. Nos recuerda que nietos y abuelos son una simbiosis perfecta. La pausa obligada por el coronavirus sirve para afirmar que son piezas fundamentales para la vida de sus nietos.

Con sus discrepancias y sincronías, los abuelos son la parte más humana en la familia.

Tienen un lugar protagonista en la infancia, y hoy se les echa en falta.

Abuelos , confinamiento , coronavirus , COVID-19 , cuarentena , España

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

BECAS COMEDOR

COLABORA

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día.

Fundación lealtad

BECAS COMEDOR

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día. Por favor, colabora.

1
2
3

Tu cesta solidaria