Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Abril 2019 | Desastres naturales: cómo afectan a los niños
Desastres naturales: cómo afectan a los niños

Desastres naturales: cómo afectan a los niños

Aprendiendo juntos abril 26, 2019

¿Sabías que entre el 50 y el 60% de los afectados por desastres naturales en el mundo son niños? Millones de niñas y niños son afectados por inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas, tornados y huracanes. Todos estos desastres naturales afectan de manera directa a los más pequeños. De hecho, la mortalidad infantil aumenta de manera exponencial debido a estos desastres naturales, no solo por las víctimas directas que pueda producir la catástrofe sino, y sobre todo, porque aumenta el riesgo de desnutrición y los problemas en los sistemas de agua y saneamiento. Merece la pena destacar que se estima que los niños afectados por desastres naturales ascenderán a 175 millones por año en esta década.

En Educo trabajamos para ayudar a niños en situaciones de emergencia en diferentes lugares del planeta. Continúa leyendo para conocer las problemáticas a las que se enfrentan los niños y cómo puedes ayudarles.

Cada año se producen más desastres naturales

desastre-natural-escuela-educo.png

Durante los tres últimos decenios ha aumentado la temperatura de la Tierra así como los niveles de dióxido de carbono y han menguado los niveles de hielo y nieve, según datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). El famoso calentamiento global es una de las causas del aumento de desastres naturales en el mundo.

Entre los principales desastres naturales relacionados con el cambio climático se encuentran:

  • Olas polares y de calor, relacionadas con el aumento de la temperatura terrestre.
  • Inundaciones provocadas por el deshielo y la subida de los océanos así como por las lluvias torrenciales.
  • Huracanes, amplificados por las aguas cálidas de los océanos y los altos niveles del mar.
  • Sequías debido al aumento de las temperaturas y la falta de lluvias.
  • Incendios a causa de las sequías.

Efectos de los desastres naturales en la infancia  

Los desastres naturales afectan a los más pequeños de muchísimas maneras diferentes. Por un lado, muchos niños pierden sus hogares y todo lo que poseen, viéndose obligados a trasladarse a las zonas de evacuación hasta nuevo aviso. Muchos de ellos pierden a sus familias y algunos, incluso su propia vida.

Quienes sobreviven a las inclemencias de los desastres naturales, deben continuar viviendo en zonas destrozadas, en ocasiones sin agua potable ni energía durante meses. Una gran cantidad de niños no puede acceder entonces a alimentos ni a agua potable, y deben vivir en situaciones de gran pobreza y poca higiene que pueden afectar su salud gravemente. Las zonas de desastre son conocidas por las rápidas propagaciones de enfermedades, algunas de ellas tan graves que pueden provocar la muerte. 

Cuando la reconstrucción del pueblo o ciudad inicia, la lucha continúa. Cada familia debe ideárselas para salir adelante y eso muchas veces implica que todas las manos disponibles deben trabajar. En estas circunstancias no es raro que los niños abandonen los estudios para ayudar a sus familias.

Como ves, más allá de los daños económicos, los desastres naturales terminan vulnerando de diferentes maneras los derechos de los niños a tener una infancia feliz, rodeados de su familia, con una alimentación adecuada y acceso a la educación.

Países en desarrollo: los más afectados por los desastres naturales

El alcance y la destrucción provocada por los desastres naturales se relaciona íntimamente con la infraestructura y recursos materiales de cada país. Por este motivo, los países en vías de desarrollo suelen ser los más afectados.

Recordemos por ejemplo la erupción del volcán de Fuego en junio de 2018 en Guatemala que arrevató la vida de 300 personas. Cientos de hogares fueron destruidos por la lava mientras que miles de personas fueron afectadas por la ceniza y el penacho, que contiene dióxido de azufre. Como siempre, los niños estuvieron entre los más afectados, enfrentándose a situaciones de vulnerabilidad sin acceso a comida o agua potable.

Otro ejemplo de la acción devastadora de los desastres naturales en países en desarrollo es el tsunami que devastó la India, Tailandia, Indonesia y Sri Lanka en el año 2004. La enorme ola que barrió el sudeste asiático no sólo provocó cientos de miles de muertes y pérdidas millonarias a nivel material sino que supuso una tremenda dificultad para acceder a agua potable y alimentación para millones de niños así como la pérdida de días de escolarización, la separación de su familia y el consecuente aumento del riesgo de abuso.

Nicaragua, por su parte, también ha sufrido diferentes desastres naturales a lo largo de la historia. En 1998, por ejemplo, el huracán Mitch, recordado como uno de los más mortíferos de la historia, generó inundaciones prolongadas en dicho país. Miles de muertos y millones de pérdidas afectaron a toda la población. Los niños perdieron sus hogares, sus cosas, familiares y amigos, días de clase y muchos, incluso su vida. Tras el paso del huracán, conseguir comida y agua potable era casi misión imposible, lo cual provocó numerosos casos de desnutrición infantil.

Nuestra actuación ante los desastres naturales

nino-escuela.png

Desde Educo trabajamos para proteger a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad, asegurando que puedan continuar su educación y vivir libre de violencia cuando se vea envuelta en conflictos o desastres naturales. Trabajamos para asegurar su nutrición, educación y protección. Así es como actuamos frente a los desastres naturales: 

Terremoto en Ecuador 2016

En 2016 un seísmo devastó la costa norte de Ecuador. Más de 600 personas murieron y alrededor de 16.000 resulatron heridas. Para hacer frente a dicha situación y para que los niños pudiesen recuperar la normalidad, llevamos agua, alimentos y kits higiénicos a familias damnificadas y colaboramos restaurando escuelas y centros de salud.

Volcán en Filipinas 2018

En enero de 2018, más de 84.000 personas fueron evacuadas en Albay (Filipinas) debido a la erupción del volcán Mayon. Nuestra labor consistió principalmente en habilitar espacios donde los niños y las niñas pudiesen continuar con su educación, apoyar a los docentes y proveerlos de los materiales educativos y de higiene indispensables y ofrecer espacios de protección para los niños y sus familiares. En total, atendimos a 10.949 familias conformadas por un total de 41.720 personas.

Tormenta en Filipinas 2018

En diciembre del 2018, la situación de los niños y niñas en Filipinas volvió a complicarse. Esta vez fue la tormenta Usman la desencadenante de terribles inundaciones que destruyeron escuelas y casas familiares. Los niños perdieron no solamente días de escuela sino todos libros y materiales escolares. En Educo nos pusimos rápidamente manos a la obra para proveerles de kits de emergencia con todos los materiales escolares y de limpieza necesarios para que pudiesen volver a la normalidad lo antes posible.

Cómo puedes ayudar a los niños durante los desastres naturales

La ayuda a los niños para reducir su mortalidad y explotar su potencial debe realizarse durante todo el año. Para contribuir a nuestro trabajo en los desastres naturales puedes:

  1. Participar en nuestros retos solidarios donando lo que puedas para ayudar a las víctimas de desastres naturales y a los niños que viven en situación de vulnerabilidad
  2. Hacerte socio

Juntos somos más fuertes, juntos podemos ayudar a quienes están en situación de riesgo. 

Derecho de la imagen principal: jcomp-Freepik, Bill Wegener

Aprendiendo juntos abril 26, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir