Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Mayo 2019 | 6 técnicas de estudio para maximizar el rendimiento escolar
6 técnicas de estudio para maximizar el rendimiento escolar

6 técnicas de estudio para maximizar el rendimiento escolar

Aprendiendo juntos mayo 03, 2019
El rendimiento escolar o académico es la forma en la que evaluamos la capacidad de aprendizaje de los niños, niñas y adolescentes. El bajo rendimiento continuado tiene un efecto acumulativo y perverso que si no se corrige a tiempo suele conducir a la desmoralización del alumno e incluso al abandono de los estudios. Hoy en Cuaderno de Valores queremos compartir 6 técnicas de estudio que ayudarán a maximizar el rendimiento escolar de tus hijos. 
 

Causas del bajo rendimiento escolar

Si bien hay muchas causas que influyen en el bajo rendimiento escolar, probablemente la consecuencia más grave es precisamente este efecto de perdida de autoestima y ambición. 
 
El alumno empieza a verse a sí mismo como incapaz de afrontar el día a día del colegio o instituto y acaba cayendo en lo que se conoce como profecía auto-cumplida: la falta de seguridad en la propia capacidad de estudiar es finalmente el motivo principal del abandono y fracaso escolar.
 
En España no es un problema menor, pues se calcula que hasta un 30% del alumnado acaba abandonando antes de tiempo los estudios o no consigue alcanzar las competencias básicas para obtener el título de educación secundaria.

Nino-estudiando-escuela.jpg
 
Lo cierto es que el problema se encuentra más en el sistema educativo y en la flexibilidad de organización de los centros que en la capacidad de los alumnos. Según el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), la causa principal de este problema está claramente identificada. El sistema educativo es demasiado rígido en cuanto a las metodologías de aprendizaje y margen de maniobra de los centros escolares.

La fundación Botín es pionera en nuestro país en la introducción en la educación de un factor que, si bien ha sido olvidado tradicionalmente en nuestros colegios e institutos, parece ser decisivo en el rendimiento académico. Estamos hablando de la inteligencia emocional que es tan decisiva en los diferentes logros de nuestra vida y, al parecer, una de las claves principales del rendimiento escolar. Sin embargo en nuestro país se dedican muy pocos recursos para su investigación e integración en el sistema educativo y el día a día de las escuelas. 

Técnicas de estudio para mejorar el rendimiento escolar

Flexibilidad de los centros docentes, educación en la inteligencia emocional e introducción de nuevas tecnologías son tres factores clave para que el sistema de enseñanza de un país consiga los mejores resultados. Pero, ¿qué podemos hacer los padres mientras estas reformas se llevan a cabo? La respuesta es simple: inculcarles unos valores y hábitos de estudio, que no solo les servirán en su vida escolar sino que les acompañarán de adultos en su desempeño profesional. Para ello conviene tener en cuenta algunas reglas básicas:
  • Elegir un espacio físico adecuado

​Es importante que estudie en un lugar sin distracciones, bien iluminado, silencioso y que pueda utilizar de forma continuada.
  • Establecer un horario

​Crear una rutina es clave, hay tiempo para todo y el niño o adolescente debe aprender a administrarlo de forma eficaz y continuada.
  • Ayúdale a pensar

​No se trata de que les hagas los deberes sino de que estés disponible para ayudarle a organizarse e interpretar las tareas. Cuando se trate de materias que te resulten complicadas puedes buscar ayuda puntual en amigos y familiares.
  • Haz un buen uso de la nueva tecnología

Ayúdales a evitar las recuperaciones y echa mano de las mejores aplicaciones para estudiar.
  • Crea un plan de estudio con metas alcanzables

Utiliza un calendario donde aparezcan las fechas de exámenes y plazos de entrega de trabajos para poder afrontar las tareas con tiempo suficiente.
  • Practica en casa el examen pero descansa la noche antes

Busca exámenes similares y practica en casa para repasar y reforzar. No está de más controlar los tiempos de respuesta. Pero la noche antes del exámen, es recomendable descansar la mente y el cuerpo. Necesitaremos toda la energía y capacidad mental para el gran día. 

Recuerda, la motivación y la inteligencia emocional son claves para maximizar el rendimiento escolar. Sigue estas técnicas de estudio, refuerza sus logros y hazles reflexionar sobre sus propias emociones, comparando la satisfacción del trabajo bien hecho con la desmoralización que provocan la pereza y el trabajo pospuesto.

Derechos de Imágenes: Freepik y Freepik 
 
Aprendiendo juntos mayo 03, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir