Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Septiembre 2014 | Desayunos equilibrados para la vuelta al cole
Desayunos equilibrados para la vuelta al cole

Desayunos equilibrados para la vuelta al cole

Creciendo sanos septiembre 11, 2014
Popularmente se afirma que "el desayuno es la comida más importante del día". Si bien un estudio reciente publicado en American Journal of Clinical Nutrition pone esta afirmación en duda aunque sin llegar a una conclusión unánime, ya que para algunas personas el desayuno es fundamental para mantener el peso corporal adecuado y para otras no, no se puede negar bajo ningún concepto que se trata de una de las comidas más importantes del día, justamente por tratarse de la primera ingesta de alimentos después de un período de abstinencia. Ahora bien, sabemos que el desayuno es importante porque debería cubrir al menos el 25% de las necesidades del escolar para permitir un buen rendimiento físico e intelectual. Lamentablemente, tan sólo un 7.5% de los niños españoles toman un desayuno equilibrado, mientras que el 19.3% bebe solamente un vaso de leche y el 56% acompaña la leche con algún hidrato de carbono. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad completa esta información destacando que el 8% de los niños acude al cole sin desayunar. Estos datos no son de extrañar ya que, por lo general, a los peques les cuesta bastante desayunar, haciéndoles la mañana cuesta arriba. Una mala combinación. Despertar a los niños, lograr que se vistan, que se cepillen los dientes y cojan lo necesario para ir al cole suele dejar poco tiempo para que desayunen de manera completa, saludable y equilibrada, ¿verdad? Hoy te invitamos a descubrir cuál es la importancia del desayuno, cómo puedes modificar vuestros hábitos para intentar que tus hijos desayunen correctamente e incluso, te damos algunas ideas de alimentos saludables para un buen desayuno.

Los beneficios de un desayuno equilibrado

¿Sabes que un desayuno equilibrado asegura una gran cantidad de nutrientes vitales para el crecimiento y desarrollo de los más pequeños? Piénsalo, si tu hijo desayuna bien, de manera variada y saludable antes de ir al cole, sabrás que ha ingerido vitaminas, minerales, carbohidratos y otros nutrientes que necesita como "combustible" para aprender, jugar, saltar, correr, y en fin... para ser un niño. Después de entre 8 y 10 horas sin ingerir alimentos, el cuerpo humano necesita recibir "combustible" para funcionar. Si no lo hace, comenzará a quemar reservas energéticas para mantener el nivel de glucosa en sangre y seguir trabajando. Además, un niño (o un adulto) que no desayuna puede sentirse decaído o de mal humor e incluso, tener problemas para concentrarse. En conclusión, desayunar no sólo permite que tu hijo consuma nutrientes esenciales para su correcto desarrollo, sino que también le ayuda a mantener su concentración (algo que impacta directamente en su rendimiento escolar), lo pone de buen humor y finalmente, pero no menos importante, evita que llegue al primer recreo muerto de hambre y dispuesto a saciar su apetito a base de chuches, que sólo le aportan azúcares (o calorías vacías) y sodio.

¿Cómo tener tiempo para desayunar?

Si en tu casa es habitual que por las mañanas el tiempo vuele y estás acostumbrado a salir corriendo para llegar puntual a la guardería, al cole y al trabajo, eso provoca que ni tú ni tus hijos puedan tomar un desayuno variado. Es hora de cambiar de hábitos:
  1. Evita armar la mochila por la mañana: ayuda a tus hijos a preparar todo lo que deben llevar al cole antes de irse a dormir por la noche. De esta manera, ahorrarás tiempo por la mañana y seguramente, evitarás las prisas innecesarias.
  2. Deja la ropa del día siguiente preparada: no elijas la ropa que vestirán tus hijos por la mañana, esto te quita tiempo y fuerzas. Si tu hijo quiere participar de la elección de la ropa porque está en la etapa "yo solito", deja que lo haga él, pero que lo haga la noche anterior. En el caso de que desee vestirse solo y se resista a que lo ayudes, escoge prendas fáciles de poner para que no se le complique la tarea de vestirse.
  3. Divide las tareas: si tu pareja y tú estáis en casa por las mañanas, aprovéchalo. Uno de vosotros se encargará de poner en marcha a los peques, mientras el otro prepara el desayuno. Verás cuánto tiempo ahorras.
  4. Inicia las actividades unos minutos antes: suena duro pero quizá con 5 o 10 minutos extra, el tiempo sea suficiente para sentaros a la mesa y desayunar bien.
  5. Propón una actividad divertida para que tus hijos no remoloneen en la cama: inventa un juego para que tus peques se levanten pronto. ¿Quizá una competencia para ver quién se cepilla los dientes y se viste más rápido?

Ideas para un desayuno equilibrado y nutritivo

desayuno-equilibrado Un desayuno equilibrado es aquel que incluye hidratos de carbono, vitaminas y minerales, proteínas y grasas de alto valor biológico. Como supones, esto significa comer alimentos variados y saludables, lejos de snacks y bollería industrial. Para preparar un desayuno completo para tus hijos, debes incluir un lácteo (leche, queso, yogur), una pieza de fruta o zumo natural y una porción de cereales, pan o tostadas. Por supuesto, es posible incluir otros alimentos como grasas (aceite de oliva por ejemplo) y proteínas (huevos, pavo, entre otros). Te damos algunas ideas para que puedas preparar un desayuno a medida de vuestros gustos y preferencias:
  1. Yogur + copos de cereales integrales (preferentemente comprados en una herboristería para evitar el exceso de azúcares) + una fruta cortada en trozos.
  2. Vaso de leche + una tostada de pan integral con tomate y aceite de oliva + fruta en trozos.
  3. Batido de leche y fruta + una porción de bizcocho casero.
  4. Zumo de naranja natural + una porción de pan con queso y pavo.
  5. Vaso de leche + un bocadillo de pavo y tomate + fruta en trozos.
  6. Cereales con leche + frutas en trozos.
  7. Vaso de leche + una tostada con mantequilla o margarina y mermelada (casera preferentemente).
  8. Batido natural de frutas de estación + un bocadillo de huevo, tomate y queso.
  9. Tazón de yogur + avena + frutas frescas en trozo (plátano y fresas por ejemplo).
  10. Zumo de naranja + un bocadillo de pan integral, jamón york (o serrano), requesón y hojas verdes.
Como ves, las opciones son múltiples. Combina los alimentos de los diferentes grupos, asegurándote de que al menos tres grupos estén presentes para tener un desayuno saludable al alcance de tu mano. Ve variando los alimentos para que tus hijos no se aburran y así, asegurarte de que ingieren todos los nutrientes necesarios. Y no te olvides de enviarle a tu hijo alimentos saludables para comer en el recreo como una pieza de fruta, una barra de cereal (incluso puedes preparar barras de cereal caseras) o un bocadillo. Un desayuno equilibrado es una pieza fundamental en una alimentación infantil saludable. Ten presente que muchos niños no tienen la posibilidad de acceder a una comida completa y sana al día. Por eso, desde Educo te invitamos a prestar especial atención a los comidas que realizan tus hijos y a colaborar con nosotros para ayudar a niños y niñas residentes en España. Colaboramos con el 50% de una beca comedor y actuamos a través de los colegios de todo el territorio español. Ayúdanos a mejorar su vuelta al cole. Derechos de las imágenes: Photl, Photl.
Creciendo sanos septiembre 11, 2014

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir