Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Julio 2015 | En Educo tenemos 'orejas verdes'…
En Educo tenemos 'orejas verdes'…

En Educo tenemos 'orejas verdes'…

Aprendiendo juntos Noticias julio 01, 2015
Las personas que trabajamos en Educo tenemos una oreja verde, o al menos eso intentamos. Pero… ¿eso es posible? Gianni Rodari, famoso escritor de cuentos infantiles, contaba en su poema que la oreja verde es: (…) esa oreja me queda de mis tiempos de niño. Es una oreja joven que sabe interpretar, voces que los mayores no llegan a escuchar: oigo la voz del árbol, de la piedra en el suelo, del arroyo, del pájaro, de la nube en el cielo. Y comprendo a los niños cuando hablan de esas cosas que en la oreja madura resultan misteriosas (…) Durante los días 16, 17 y 18, nuestro equipo de Educación para el Desarrollo se ha puesto la oreja verde y ha colaborado en la semana cultural del colegio Siglo XXI en el municipio de Las Rozas, en Madrid. A través de la lectura del poema de Gianni Rodari y de actividades lúdicas se ha vinculado el sentido del oído con la escucha activa, esa que se realiza con una oreja verde para conocer las opiniones de niños y niñas sobre cuestiones que les afectan. A través de un debate, los chicos y chicas de 6º nos han contado como los mayores no dan importancia a la fantasía,  los niños y niñas de 4º se quejan de que los padres y madres siempre están con el móvil y el WhatsApp, en 3º nos  contaron que sus padres y madres son perezosos para salir al parque o montar en bici con ellos y, en general, en casi todos los cursos, se tiene la percepción de que las personas adultas siempre están muy ocupadas y cuesta encontrar el momento adecuado para que les escuchen. La mayoría afirma que se sienten escuchados cuando se portan bien, cuando sacan buenas notas o cuando tienen algún problema de salud. Los más pequeñitos son los que se sienten más queridos y escuchados y los mayores, son los que más se quejan de que sus ideas no son tenidas en cuenta en la familia. Además del debate, jugamos a practicar el susurro como una forma de escucharnos atentamente y también comprobamos, a través de una dinámica en equipos, que a gritos no se consigue una comunicación entre los grupos.  Los niños y niñas aprendieron que  oír no es lo mismo que escuchar y las personas adultas tomamos nota de cómo mejorar nuestras orejas verdes y cómo debemos seguir trabajando para tener en cuenta sus opiniones.  
Aprendiendo juntos Noticias julio 01, 2015

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir