Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Diciembre 2014 | Explicando el mito de los Reyes Magos y Papá Noel
Explicando el mito de los Reyes Magos y Papá Noel

Explicando el mito de los Reyes Magos y Papá Noel

Aprendiendo juntos diciembre 10, 2014
Se aproxima la Navidad y como todos los años, los niños sueñan con sus regalos, escribiendo a los Reyes Magos o a Papá Noel. Estos cuentos o mitos, como los del Ratoncito Pérez o el hada Madrina funcionan como mecanismo frente a una realidad que los niños no llegan a comprender. Pero, ¿es bueno que crean en estas fantasías? ¿A qué edad es recomendable contarles la verdad? Lo importante es recordar que tarde o temprano, descubrirán el secreto y tendremos que estar preparados para ello. Aquí te contamos cómo contarles la verdad  y a qué edad es la mejor.

¿A qué edad le puedo contar la verdad?

"Mamá, ¿existe Papa Noel? Y ¿los Reyes Magos?". Lo normal es que los niños hasta las 5 años no distingan entre seres reales y seres imaginarios. El pensamiento mágico es lo que predomina a esta edad, ya que los niños atribuyen a los seres animados o inanimados características humanas, creen en los personajes de los cuentos e incluso conversan con ellos. Durante esta fase mágica, el niño recurre a su imaginación y fantasía, y esto les permite desarrollar su creatividad y a expresar sus sentimientos, miedos, deseos y frustraciones. A partir de los 6, sin embargo, empezarán a preguntarse qué es lo verdaderamente real.

Primeras sospechas

Quizás haya algo que no le cuadra o le parezca ilógico. Quizás lo haya escuchado en el parque, o se lo haya “chivado” un amigo del cole. Tal vez te hayan pillado envolviendo los regalos y escondiéndolos debajo de la cama. Recuerda que a partir de los 6, están mejor preparados para entender la verdad porque ya empiezan a desarrollar un tipo de pensamiento más abstracto. Pero antes de soltárselo por las buenas, es mejor esperar a que tu hijo te pregunte para poder descubrir qué es lo que le ha llevado a plantearlo. Si conoces la razón por la que le ha llevado a preguntarte si realmente existen los Reyes Magos o Papá Noel, mejor podrás responder. Ante todo, haz que se sienta bien al hacer preguntas y felicítale por su pensamiento crítico. Es un paso importante en su desarrollo y deberías sentirte orgulloso.

Responde con preguntas

Cuidado, porque aunque tus hijos te hagan preguntas, no significa que están preparados para la verdad. Antes de contarle tu versión, contesta con otra pregunta. “Y tu, ¿qué crees? ¿Crees que existen? ¿Por qué?” Su respuesta es lo que te dará una idea de su madurez emocional y cognitiva. Si tu hijo sigue creyendo en el mito de la Navidad, aun no es momento adecuado. 66422743_6675799348_b Algunas veces son los niños los que temen decirle a sus padres que ya lo saben por miedo a que éstos se muestren decepcionados. Hay padres que ponen tanto énfasis en alimentar a estos personajes y cuentos que el niño teme romper la mágica. Así que antes de contarles la verdad, descubre qué es lo que creen, piensan y por qué lo preguntan.

Llega la hora de la verdad

Hay que cuidar mucho las palabras y las formas a la hora de contarles la verdad. Lejos de dramatizar, intenta normalizar. Y no te muestres preocupado. Recuerda que tus hijos están acostumbrados a inventar miles de cuentos y seres imaginarios y no pasa nada si descubren que no existen. Por Internet circula una carta que ha ayudado a miles de padres a contarles la verdad a sus hijos sobre los Reyes Magos. Quizás a ti también te pueda servir.

Pide perdón

Si tus hijos se sienten traicionados por ti, pide perdón. Explícales que hasta que no te preguntaron, no podías hacerles partícipes del secreto. Solamente los niños “mayores” pueden entrar en el club especial. Y recuérdales que la historia de los Reyes Magos y Papá Noel, son historias mágicas y bonitas y que lo importante es mantener vivo el espíritu navideño.

Guardianes del Secreto

Cuando tus hijos estén preparados y sepan la verdad, hazles sentirse importantes diciéndoles que ahora son ellos los guardianes del secreto de la Navidad y como buenos guardianes ahora podrán ayudarte a envolver los regalos y decorar la casa. Y además tendrán la misión de mantener el secreto ante los niños más pequeños (primos, hermanos, amigos) y por supuesto, no podrán ridiculizarles por no saber la verdad. Siendo guardianes les hará sentirse “mayores”, aumentarán su autoestima y juntos habréis creado lazos de complicidad. ¿Te han ayudado esto consejos? ¿Están tus hijos preparados para la verdad? Derechos de imágenes: Sam Howzit, Jackie.
Aprendiendo juntos diciembre 10, 2014

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir