Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Julio 2014 | Lo siento mamá, papá también es importante
Lo siento mamá, papá también es importante

Lo siento mamá, papá también es importante

Aprendiendo juntos julio 23, 2014
Cuando se habla de educación infantil la madre es, casi en exclusiva, la protagonista junto al niño. Si bien es verdad que las mamás son cruciales en la vida de los niños, sobre todo cuando son más pequeños, los papás son vitales en su educación, desarrollo y salud emocional. Madres y padres tienen una relación única y distinta con sus hijos, y cada uno contribuye a su manera. Este homenaje no trata sobre quién es más importante, sino en reconocer que los papás también tienen un papel decisivo en la vida de los hijos. Con papá, nos referimos a una figura paterna, ya sea un padre biológico, padrino, tío, abuelo, primo, el amigo de la familia o el padre adoptivo. Los lazos y la unión que crean los niños con su figura paterna ayuda e influye en cómo se ven ellos en el mundo. Dicho esto, también es importante destacar que, aunque algunos niños no tengan cerca a una figura paterna, aún así pueden acabar cantando como Louis Armstrong o siendo el presidente de Estados Unidos como Barack Obama. A pesar de que se han hecho cientos de estudios (el más reciente fue publicado en la revista Scientific American Mind) que demuestran que el amor de un padre es igual de importante que el de la madre, de esto casi ni se habla. De hecho, los niños con una buena figura paterna, tienen un mejor rendimiento escolar, consiguen relacionarse mejor y disfrutan de una saludable autoestima. 2046135197_73fe126445_b

¿Qué aprendemos de papá?

La figura paterna influye en muchos aspectos de la vida de los más pequeños. Ahora veremos algunos momentos en los que una figura paterna puede aportar su granito de arena, haciendo su desarrollo personal más rico y valioso.

Jugando

Los hombres tienden a ser más físicos en el juego, incentivan el trabajo en equipo y estimulan a los niños a probar y aprender cosas nuevas. Los padres también ayudan a los niños a llevar al límite sus conocimientos y habilidades. Mientras que las madres tienden a dejar a sus niños decidir y dirigir el juego, los padres se posicionan como líderes. Cada uno da lo que el niño necesita: saber y poder dirigir al mismo tiempo que asume retos.

Disciplina

Mientras que las mamás suelen ofrecer cierta flexibilidad y toman en cuenta el contexto y el estado emocional de sus hijos a la hora de disciplinarles, los papás normalmente lo hacen siguiendo las reglas de la casa. Dicho de otro modo, las madres ofrecen más apoyo incondicional y los papás más solidez y consistencia.

Papás e hijas

A las niñas que tienen buena relación con su figura paterna se las da mejor las matemáticas que las niñas que no la tienen. Además, suelen ser más fuertes, tener más confianza en ellas mismas y acaban teniendo mejores relaciones con sus parejas.

Padres e hijos

Los niños con padres activos y presentes sacan mejor nota y tienen una autoestima saludable. Además, ahora se sabe que esos ratos de “juego brusco” ayudan a los pequeños a desarrollar más su capacidad para manejar sus emociones, pensamientos y acciones físicas. Ronald Rohner, profesor emérito de la Universidad de Connecticut y director del Centro de Estudios de la Familia, declara en su informe para Personality and Social Psychology Review, que "siempre hemos asumido que los niños necesitan tener una buena relación con sus madres para su buen desarrollo y que los padres están allí fundamentalmente como sustento económico. Ahora nos damos cuenta de que estábamos muy equivocados." Derechos de imágenes: Lies thru a LensPeter Werkman.
Aprendiendo juntos julio 23, 2014

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir