Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Julio 2016 | Mi hijo se muerde las uñas
Mi hijo se muerde las uñas

Mi hijo se muerde las uñas

Aprendiendo juntos julio 21, 2016

Si uno de tus hijos se muerde las uñas deberías saber por qué y cómo ayudarle a dejar esta manía nerviosa que puede acarrear serios problemas dentales e infecciosos. Y cuanto antes ataques el problema, mejor. Aquí te contamos cómo.

Morderse las uñas es uno de los hábitos más comunes junto con chuparse el dedo, rechinar los dientes o hurgarse la nariz. Hay razones muy distintas por las que los niños empiezan a adquirir estos malos hábitos y estas incluyen curiosidad, aburrimiento, estrés, o imitación, entre otras. Lo más importante a recordar es que si no se controla ahora, es muy probable que tu hijo continúe a hacerlo de por vida.

Lo primero que te aconsejamos hacer es hablar con tu hijo para intentar descubrir si hay algo que le preocupa. Quizás se muerde la uñas porque os acabáis de mudar de casa o por que hay un nuevo miembro en la familia o incluso por que este verano se enfrenta a un campamento por primera vez. Intenta pensar en qué cosas le pueden estar causando estrés y habla con él.

nails1

Los hábitos son difíciles de dejar. Y estos más aun porque se hacen de manera inconsciente. Así que procura no regañarle o castigarle. En su lugar, te recomendamos poner límites y reglas como estas:

Algunos límites podrían ser:

No puedes morderte las uñas…

  • En la mesa
  • Mientras ves una película o te leo un cuento
  • En el coche
  • En el parque…

Si vas a establecer reglas, no dejes de incluir la de tener que cortarse las uñas y lavarse las manos a menudo. De esta forma ayudarás a evitar infecciones.

Cómo podemos ayudarle a dejar de morderse las uñas

La mejor manera de ayudarle es haciéndole consciente de cuando y donde se muerde las uñas. Ofrécete a señalárselo discretamente cuando lo veas hacerlo.

  •  Puedes probar a ponerle tiritas en las uñas de las manos. Algunos padres optan por ponerle una laca de uñas especial para esto, que tiene un sabor amargo.
  • Enséñale técnicas de respiración y relajación. Si quieres saber más acerca de esto, échale un vistazo a estos consejos, publicados aquí, en Cuaderno de Valores.
  • Si tiene la edad suficiente, enséñale a cómo limarse las uñas y/o quitarse alguna piel o cutícula molesta. De lo contrario, podrías hacerle la manicura. Seguro que cuando se vea las manos bien, le dará más pena estropearlas.
  • Asegúrate de que tiene suficiente actividad física para poder quemar energías y tensiones.
  • Sugiérele una alternativa cada vez que se sienta con ganas de morderse las uñas. Por ejemplo, la próxima vez que quiera morderse las uñas, que se tome un vaso de agua o coma una pieza de fruta. La alternativa también puede ser sentarse encima de sus manos, jugar con plastilina o tocar un instrumento musical.  Recuerda que para que sea un buen sustituto, tiene que ser divertido.
  • No olvides elogiarle cuando él mismo busque alternativas. Incluso puedes crear un sistema de recompensas para motivarle a dejar de lado el hábito negativo de morderse las uñas.

Tus hijos, ¿se muerden las uñas? ¿Qué te ha funcionado a ti? No dejes de contarnos tu experiencia para que la podamos compartir con nuestros lectores.

Derechos de Imágenes: Phalinn OolMaxwell GS

 
Aprendiendo juntos julio 21, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir