Cuaderno de valores, el blog de Educo
30 de julio, educar para prevenir la trata de personas

30 de julio, educar para prevenir la trata de personas

julio 26, 2021
El delito de trata de personas consiste en la captación, el traslado, la recepción o acogida de personas con fines de explotación, ya sea dentro del territorio nacional, como desde o hacia otros países.

Se estima que en el mundo existen 21 millones de víctimas de trata. Sin embargo, los datos anuales que se presentan son variados y en todos los casos se reconoce un subregistro debido a la clandestinidad de este delito, a las modalidades que existen y a prácticas, vinculadas a la violencia y explotación, arraigadas en nuestras comunidades que terminan naturalizando o invisibilizando este delito. 

Concentrados en lograr respuestas a la actual crisis sanitaria y la recuperación de la economía, los Estados han desatendido otras obligaciones, dejando desprotegida a su población, sobre todo a niñas, niños y adolescentes que han visto profundamente afectadas sus vidas, relaciones y derechos, sin que estos impactos sean evidenciados y priorizados en las políticas públicas.

La pandemia profundiza los factores de riesgo

El cierre de escuelas, con intentos no muy exitosos de continuar la educación mediante lo virtual, la crisis en las economías familiares, sobre todo en las de menores ingresos, el incremento de la violencia al interior de los hogares y las casi inexistentes opciones y oportunidades generadas para la niñez y adolescencia en este período, han profundizado los factores de riesgo que existen para que niñas, niños y adolescentes sean captados por redes de trata de personas. 

En este contexto, así como las escuelas han intentado migrar a un entorno digital, profundizando las brechas de acceso y permanencia por factores económicos, niñas, niños y adolescentes han encontrado en el espacio virtual una alternativa de escape, de socialización y de contención. Sin embargo, este ciberespacio presenta tanto potencialidades como riesgos, pues mientras más, ellas y ellos, interactúan, socializan y pasan tiempo de ocio en los espacios digitales, más tratantes ingresan a esos espacios para acechar, vigilar y activar sus estrategias para captar a sus víctimas. 

Lamentablemente, los cambios en las dinámicas y estrategias de captación que utilizan los tratantes, no han tenido una respuesta igual de ágil y dinámica por parte de los servicios de protección y detección en los Estados, por el contrario, se tienen cada vez más limitaciones para la identificación y persecución de estos delitos.  

Ante un contexto tan complejo y el riesgo inminente en el que se encuentran miles de niños, niñas y adolescentes a nivel mundial urge la toma de acción global como respuesta y la salida se encuentra en la educación.

En el marco del 30 de julio “Día Mundial contra la Trata de Personas” hacemos un llamado a sumar esfuerzos, construir, invertir y educar.

Sumemos esfuerzos en construir, invertir y educar

  • Educar a niñas, niños y adolescentes, comenzando por garantizar el acceso a educación gratuita, pertinente y de calidad, que se concentre no solo en la memorización, sino en el desarrollo de habilidades críticas, propositivas e innovadoras. 
  • Educar en una cultura de respeto y no violencia, promoviendo procesos de reconocimiento del otro como sujeto de derechos y el reconocimiento propio como agente de cambio positivo.
  • Educar en un sistema no hegemónico, donde la masculinidad se valora por sus prácticas positivas, corresponsables y no violentas y donde se reconoce a niñas y mujeres como iguales en derechos, con un potencial que debe ser promovido a través de igualdad de oportunidades. 
  • Educar para que, en ese contexto digital en el que se desenvuelven, apliquen todas las medidas de autoprotección existentes y eviten situaciones de riesgo digital. 
  • Educar a quienes tienen la responsabilidad de cuidado y protección, padres, madres, familias en todas sus modalidades, para que puedan orientar y acompañar. Brindándoles herramientas que les permita una crianza sin violencia y apoyo cuando sus condiciones así lo requieran. 
  • Educar a educadores para que puedan incorporar contenidos actualizados, contextualizados y pertinentes en el desarrollo de los procesos enseñanza/aprendizaje, permitiendo al estudiante plantear temas cercanos a sus realidades, sus problemas y necesidades y, desde lo pedagógico, buscar respuestas conjuntas, generando, desde la propuesta educativa, estrategias de prevención de comportamientos de riesgo digital 
  • Educar a las comunidades educativas para que puedan comprender que la educación no solo es aprender sino también crear y que todos debemos sumar para lograr ese propósito, facilitando condiciones al interior de las escuelas para que sean espacios seguros, que contienen y protegen a sus miembros más vulnerables y que tienen la capacidad de enfrentar la violencia digital desde la prevención. 
  • Educar en comunidad para desmontar prácticas y creencias que perpetúan los factores de riesgo vinculados a violencia, violencia de género y discriminación, y que hacen de muchos grupos altamente vulnerables a la trata de personas. 
  • Educar para asumir nuestra corresponsabilidad promoviendo y generando redes de protección, apoyo y solidaridad entre los miembros de nuestras comunidades, bajo la premisa de “yo te cuido, tú me cuidas”.
  • Educar a los gobiernos, en todos sus niveles, para que se comprenda la dimensión del delito de trata de personas y el impacto que tiene en la vida de las víctimas y sus familias. Y en respuesta garantice normativa y políticas públicas integrales de prevención, respuesta y sanción, actualización permanente de operadores y funcionarios, presupuestos que garanticen las condiciones técnicas y operativas para un trabajo efectivo de prevención, detección, protección de víctimas y sanción a los tratantes. 
  • Educarte a ti y a mí, para que todas y todos seamos parte de la solución. En resumen, educar desde la raíz para erradicar la trata de personas. 

aprender , Derechos de la Infancia , Desarrollo infantil , educación , Educación infantil , protección

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

BECAS COMEDOR

COLABORA

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día.

Fundación lealtad

Publicado por:

Nancy Alé Olguín

Nancy Alé Olguín

Coordinadora de proyecto AECID en Educo (Bolivia)

Nancy Alé es abogada de profesión con Postgrados en Derechos de la Niñez y Adolescencia, y en Género. Ha trabajado en diversas organizaciones internacionales, como UNICEF y Plan Internacional. También en instituciones públicas, siempre en áreas relacionadas con los derechos, la protección y la prevención de violencias. Actualmente coordina el Programa Tejiendo Redes Seguras (Protejeres) en Bolivia, con Educo.

BECAS COMEDOR

En la escuela o en casa. Ningún niño o niña sin, al menos, una comida completa al día. Por favor, colabora.

1
2
3

Tu cesta solidaria