Cuaderno de valores, el blog de Educo
Apoyo emocional a los niños y niñas de La Palma

Apoyo emocional a los niños y niñas de La Palma

noviembre 09, 2021
Hace ya algo más de un mes retumbaba el suelo de La Palma y de las fauces de la montaña Cumbre Vieja empezaba a brotar una lava incandescente que borraría de un plumazo, supimos después, los proyectos y esperanzas de miles de lugareños. Empezaba entonces una crónica diaria, presentada por todo tipo de medios, que bañaría cada hogar español de un rojo intenso y reluciente, abrasador a pesar de la distancia. 

Pasan los días y sigue rugiendo, la fuerza telúrica permanece y el volcán no se agota. Regurgita y va sumando hogares sepultados, siembras abrasadas y escuelas succionadas. Y desde La Palma gritan que lo han perdido todo. El calor del volcán ha encendido el desánimo, la desazón y la melancolía de los palmeros. Y muy especialmente de sus niños, niñas y adolescentes, que viven de primera mano una situación que les sobrepasa y que incide de lleno en su salud emocional. 

Lamentablemente, las fuerzas de la naturaleza son imparables pero la fuerza de superación de los más pequeños sí es moldeable. Su capacidad de resiliencia también. El apoyo psicológico, ahora más necesario que nunca para la infancia palmera, puede contribuir a calmar un poco todas esas quemaduras -internas- propiciadas por la lava inagotable. 

Precisamente con ese ánimo, con el de aliviar las preocupaciones de los más jóvenes, Educo ha puesto en marcha un proyecto de apoyo emocional a la infancia en coordinación con la Asociación Mojo de Caña. Este proyecto, listo para arrancar en cuanto mejore la calidad del aire y no haya riesgo para la salud, se lleva a cabo con el alumnado del CEIP Todoque y del CEIP Los Campitos. Casi el 80% de estos niños y niñas han perdido su casa y el 30% de sus familias, su fuente de ingreso principal. 

Gestionar las emociones que están viviendo

“Cuando se produce una catástrofe como esta, aumenta el estrés, la ansiedad, la inseguridad o el miedo de todas y todos, también de los niños y niñas, más vulnerables ante estas situaciones. Los sucesos traumáticos que están viviendo afectan a su aprendizaje, su salud física y su salud mental y pueden tener consecuencias negativas en su futuro. Por eso, hay que trabajar con ellos la gestión de las emociones que están viviendo”, afirma Pilar Orenes, directora general de Educo.

No siempre es fácil gestionar las emociones, a lo largo de la vida de todas y todos, estas pueden desbordarnos y ahogarnos, dejándonos muy tocados. Es importante discernir y reconocer que aunque nos sintamos incapaces de salir a flote, no estamos incapacitados. Es solo que las emociones, su gestión, hay que trabajarla. 

Para empezar hay que tomar conciencia emocional. Esto es saber reconocer aquello que sentimos. Saber nombrar la emoción y darnos cuenta de la verdadera relación entre lo que sentimos y cómo actuamos inducidos por ella. Todos estos sentimientos, que parten de emociones muy vividas, serán tratados en los talleres de Arteterapia que se irán llevando a cabo con los niños, niñas y adolescentes participantes del proyecto. En ellos podrán trabajar el estrés y la ansiedad, procesar emocionalmente lo que ha ocurrido, reconocer sus sentimientos y expresarlos a través de la creación artística. “Trabajar el conocimiento emocional a través del arte, entendido de muchas maneras como puede ser a través del dibujo, de la expresión corporal, de los ejercicios de respiración, o del teatro, les da la oportunidad a los niños y niñas de identificar y expresar las emociones que sienten, como puede ser el miedo o la tristeza. El arte, en definitiva, actúa como ese vehículo para poder expresarse de manera natural a través de distintas formas”, comenta Víctor Ruibal, responsable de proyectos de Educo en España. 

Por su parte, Elena Gil Arroyo, presidenta de la Asociación Mojo de Caña, con la que Educo se ha embarcado en el proyecto -y con la que ya colaboramos desde 2011-, habla de la necesidad de enfocar la ayuda en los más pequeños: "Las personas adultas contamos con más recursos y experiencias para afrontar las situaciones de crisis, pero la infancia necesita protección para que no afecte a su desarrollo personal, tal y como venimos haciendo hace años en la isla de La Palma gracias al apoyo de entidades como Educo". 

Espacios donde explorar las emociones

Además de en La Palma, en Educo venimos prestando apoyo emocional a través de los espacios de las Becas Comedor Verano en diversos lugares del país. Las actividades que llevan a cabo los niños y niñas en el programa estival contribuyen a definir sus emociones, conocer sus miedos, y trabajar sus capacidades socioemocionales, a través de la cooperación y el trabajo en grupo. Además, por medio de juegos de rol o creando un mural de emociones, descubren sus sentimientos y emociones más internas. Uno de los aspectos que se trabajan, y que cobra especial importancia ahora en La Palma, tiene que ver con la resiliencia. Es importante que los niños y niñas sepan que todo pasa y todo cambia, y que a través de la pedagogía emocional, que aumenta la confianza en ellos mismos, la positividad y la responsabilidad, también se incrementa la resiliencia porque mejoran las capacidades para desenvolverse en sociedad, y los mecanismos que favorecen la construcción de su bienestar de manera consciente. 

Foto: Eduardo Robaina, CC BY-SA 3.0 , vía Wikimedia Commons
 
Haz un regalo solidario, garantiza su presente y su futuro

apoyo emocional , educación , la palma , protección , resiliencia , salud emocional , volcán

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Haz un regalo solidario

COLABORA

Regalos que van a la raíz para que broten oportunidades. Regala oportunidades de futuro.

Fundación lealtad

HAZ UN REGALO SOLIDARIO

Regalos que van a la raíz para que broten oportunidades. Regala oportunidades de futuro. Colabora con los regalos solidarios de Educo.

1
2
3

Tu cesta solidaria