Cuaderno de valores, el blog de Educo
Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo

julio 14, 2023

La frase que da título a este artículo la dijo Benjamin Franklin y muestra las diferencias entre las distintas formas de enseñar a niños y niñas y el resultado que se obtiene con cada una de ellas. Imagina que se propone al alumnado de un aula que busque una curación para una enfermedad contagiosa desconocida. Los niños y niñas se reunirán en grupos y cada grupo será un especialista de una parte del cuerpo humano. Deberán investigar los síntomas del paciente y buscar soluciones. Cada grupo, además, deberá elaborar un mural o un vídeo resumen de su investigación. Esto es involucrar a los alumnos y alumnas en su aprendizaje.
 
En la educación es fundamental involucrar al alumnado para promover un aprendizaje significativo y duradero. Cuando el docente, simplemente, da información o les enseña conceptos, la educación es unidireccional y no se genera un compromiso en los estudiantes con su propio aprendizaje. Por lo tanto, es esencial comprender la diferencia entre decir, enseñar e involucrar.
 

Claves para involucrar a los niños y niñas en su propio aprendizaje

April-Filipinas.JPG

Involucrar a los alumnos y alumnas en su propio aprendizaje requiere voluntad, entusiasmo y creatividad. No se trata de que estudien un tema por su cuenta, sino de que vivan una experiencia que no olviden. Para que los niños y niñas aprendan y mantengan el conocimiento adquirido a lo largo del tiempo se pueden tomar medidas como las siguientes:

Establecer un ambiente inclusivo y colaborativo

La creación de un ambiente inclusivo y colaborativo implica fomentar la participación activa de todos, por ejemplo, con preguntas que haga el profesor o que hagan los alumnos y alumnas.
 
También es importante respetar y valorar las opiniones de los demás, y promover la colaboración entre los estudiantes mediante el uso de herramientas como dinámicas de grupo, debates y proyectos conjuntos. De esta forma los alumnos y alumnas se sentirán parte integral del proceso educativo.

Relacionar el contenido con la vida real

Es importante conectar el contenido que se explica en el aula con la vida real de los alumnos y alumnas para que lo entiendan y vean que tiene una aplicación práctica y no es un mero concepto abstracto. Al mostrarles la relevancia y aplicabilidad de lo que están aprendiendo en su día a día, se generan un mayor interés y motivación. Esto puede lograrse mediante ejemplos prácticos, estudios de casos concretos y actividades que vinculen los conceptos abstractos con situaciones reales.
 
Por ejemplo, se puede explicar a los niños y niñas en clase la importancia del 7º objetivo de desarrollo sostenible (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna) y proponer una actividad que consista en aportar ideas y propuestas para mejorar la eficiencia energética de la escuela. Con esta actividad los niños y niñas se conciencian sobre la importancia de cuidar el planeta y utilizar energías sostenibles y aplican lo que aprendan a una situación de la vida real.

Promover la autonomía y la toma de decisiones

Es importante dar a los niños y niñas la oportunidad de tomar decisiones sobre su proceso de aprendizaje. Por ejemplo, pueden seleccionar las materias de estudio, proponer proyectos en clase o establecer metas personales. Al hacerlo, se fomenta su sentido de responsabilidad y compromiso con su propio proceso educativo. Por ejemplo, cada alumno y alumna se puede plantear aprender sobre una determinada materia o tema. Se elaborará un muro de los propósitos y cada uno pondrá una cartulina con su objetivo y fotos de lo que quiere lograr. También se deberá establecer un plazo para lograr el propósito y se tendrán que fijar las acciones a realizar. Una vez llegado el plazo se podrá evaluar si se ha logrado el propósito o se deben hacer cambios para conseguirlo.

Utilizar la tecnología


pedagogia-pikler.jpg

La tecnología educativa, es fundamental para involucrar a los alumnos y alumnas en su proceso de adquisición de conocimiento y de habilidades tecnológicas. Estas metodologías promueven la participación activa, la resolución de problemas, la creatividad y el trabajo en equipo. Al permitir que los estudiantes sean protagonistas de su propio aprendizaje, se fortalece su compromiso y motivación.
 
Algunos ejemplos de tecnologías que pueden ayudar a los niños y niñas a involucrarse en su aprendizaje son los siguientes:

  • Plataformas de e-learning. Las plataformas de aprendizaje en línea permiten a niños y niñas colaborar con otros alumnos y alumnas y con profesores para aprender. Se pueden compartir conocimientos, jugar en línea a un juego que aporte conocimientos y resolver dudas, entre otros aspectos.
     

  • Juegos educativos. Pueden ser juegos sencillos de preguntas y respuestas sobre un tema de ciencias, matemáticas, medioambiente, como un idioma o juegos de estrategia, por ejemplo.
     

  • Gestión de proyectos. Existen numerosas herramientas como apps que permiten organizar proyectos, atribuir acciones a cada persona y fijar plazos para realizarlas. Son una forma de fomentar el aprendizaje colaborativo y el trabajo en equipo.
     

  • Realidad virtual y realidad aumentada. Imagina ver el cuerpo humano desde dentro o pasear por las calles de la antigua Roma. Desde luego son experiencias que no se olvidan y que ayudan a que los niños y niñas mantengan la curiosidad y retengan lo aprendido durante mucho tiempo.

Reconocer y premiar las habilidades individuales

Cada alumno y alumna es único y tiene habilidades y talentos diferentes. Para involucrarlos en su educación, es necesario conocer, valorar y aprovechar esta diversidad. En el aula se pueden proporcionar oportunidades para que los estudiantes muestren sus habilidades, ya sea a través de proyectos artísticos, presentaciones orales o actividades prácticas, entre otras acciones.
 
La creación de un ambiente que impulse la sed de conocimiento del alumnado y que involucre a los alumnos y alumnas en su propio aprendizaje es un reto y un esfuerzo diario para los profesores. Cuando los más pequeños se divierten aprendiendo se involucran y recuerdan los conocimientos adquiridos. En Educo apostamos por una educación de calidad basada en un desarrollo integral de las capacidades de cada niño y niña para que tenga la opción de convertirse en la persona que desea.


El 84 % de los niños que no van al colegio viven en países con crisis humanitarias prolongadas

Aprendizaje , educar , participación , Valores

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Regalos solidarios

COLABORA

Regalos para (toda) la vida

Fundación lealtad

Regalos para (toda) la vida

Regalos que perduran en el tiempo. Regala ahora. Tú puedes hacer la vida de un niño o de una niña más fácil gracias a estos regalos solidarios.

1
2
3

Tu cesta solidaria