Cuaderno de valores, el blog de Educo
El cambio climático se cura con educación

El cambio climático se cura con educación

enero 26, 2024

El cambio climático es innegable y los hechos lo demuestran: 2023 ha sido el año más caluroso registrado en al menos los últimos 100.000 años, constantes incendios forestales o lluvias torrenciales que arrasan miles de hectáreas, sequías y pérdida de biodiversidad... fenómenos que no son más que consecuencias de este calentamiento global que sufre el planeta. 

En Educo este tema nos preocupa y nos ocupa, por eso llevamos a cabo varios proyectos en los países en los que trabajamos con los que tratamos de frenar o mitigar este daño al planeta con pequeñas acciones en el día a día y sobre todo con mucha concienciación a los más pequeños para que cuiden y mimen el lugar que será su hogar durante muchos años, y también el de sus hijos. Si eres padre o madre y este tema también te preocupa porque quieres concienciar a tus hijos, puedes consultar estas actividades de concienciación sobre el cambio climático para niños y niñas.  

Bangladesh es uno de los países más perjudicados en este sentido. Tiene una larga historia de catástrofes naturales, y es que la situación geográfica, las características del terreno y el clima monzónico hacen que este país asiático sea muy vulnerable a los desastres naturales.   

Muchas personas deciden emigrar de las zonas costeras, que son muchas por su ubicación geográfica, hasta zonas urbanas huyendo de los desastres naturales; pues cuando un ciclón golpea, se quedan sin nada: sin casa, sin trabajo y sin recursos para hacer frente a su situación.   

Crecer en verde para proteger nuestro planeta 

¿Te imaginas un pueblo entero convertido en un lugar concienciado con el medio ambiente, en el que su gente se gana la vida a través de la agricultura adaptada al clima y que se preocupa por reducir la degradación ambiental? pues ese pueblo existe. Se llama Barguna y está en Bangladesh. 

Es uno de los tres lugares, junto con Shariatpur y Satkhira, en los que llevamos a cabo el proyecto Crecer en verde para proteger el planeta, con el que pretendemos hacer más fácil la adaptación al cambio climático y su mitigación orientando a grupos de agricultores enseñándoles nuevas tecnologías agrícolas para adaptarse al clima, además de movilizar a grupos de adolescentes y jóvenes, pero también implica a organismos gubernamentales como los departamentos de agricultura, ganadería y pesca.

Además, tres comunidades llevan los materiales de desecho a lugares específicos en lugar de tirarlos y han reducido el uso de productos de plástico sustituyéndolos por productos ecológicos.  

El huerto de Kajol es el más visitado 

cambio-climatico-Kajol.jpg

Kajol es una madre de familia en Barguna que ha sido formada por el proyecto. Su marido tiene un sueldo muy bajo y tienen dos hijos que alimentar. Esta mujer emprendedora se enteró de los cursos que llevamos a cabo en su región y quiso apuntarse a uno.  

"La situación económica de mi familia no era buena. Teníamos un poco de tierra pero no podíamos cultivar nada debido a la salinidad y el anegamiento. Recibí formación de Educo Bangladesh y aprendí a cultivar en el sistema Sarjan. Gracias a ello, la salinidad y el agua ya no son un problema", cuenta Kajol.    

Tras la formación, se inspiró para emprender un proyecto de cultivo de limón sin semilla puesto que tolera la salinidad. Además, la tecnología Sarjan protege los árboles de la salinidad, el agua de las mareas y los ciclones.

Siempre bajo la tutela de un formador experto, preparó su tierra y plantó cincuenta árboles de limón sin semilla, así como verduras, calabaza y calabaza dulce. El huerto va dando sus frutos que después vende para ganar dinero mientras mantiene una alimentación sana para su familia. Ahora sueña con un futuro hermoso y se ha convertido en una inspiración para la gente del pueblo que acude a visitar su huerto.  

cambio-climatico-kajo-hijo.jpg

"Estoy muy agradecida al proyecto de Educo y deseo cambiar mi vida a través de la agricultura integrada e inteligente. Con las ganancias de estos huertos, podré mantener a mis hijos en la escuela. Todas las mujeres de nuestra comunidad se sienten atraídas por mi huerto. Yo las animo a ganar dinero utilizando una tecnología integrada, inteligente y resistente al clima, como hago yo." afirma Kajol. 

Plantación de árboles y recogida de plásticos contra la deforestación

También en Cox´s Bazar, el campo de refugiados más grande del mundo, llevamos a cabo un proyecto para reducir el riesgo de desastres naturales y proteger a la infancia, en concreto a unos 12.000 niños, niñas y adolescentes que viven en este campamento.  

Organizamos simulacros de incendios y ciclones y para acelerar la reforestación de los campamentos plantaremos un total de 3.000 árboles para aumentar la resiliencia ante fenómenos climáticos dañinos. Los jóvenes que participan en este proyecto de concienciación social ya han plantado diferentes árboles como mango, gorjan, limón y varios tipos de árboles frutales y medicinales. 

Otra de las iniciativas consiste en organizar recogidas de plásticos. Osman, un adolescente de 16 años que participa en el proyecto nos explica lo satisfecho que está con el programa: “Es la primera vez que he asistido a este tipo de actividades con las que aprendo mucho y me siento orgulloso de formar parte de ellas porque implica que me comprometo a minimizar el uso del plástico y a concienciar a los demás en nuestra comunidad". 

Osman-2-cambioclimatico.jpg

Y es que el uso extensivo de plásticos y la no recogida de los residuos en los campamentos provoca una degradación ambiental y aumenta la deforestación, provocando así una afectación del clima que acelera el cambio climático, además de crear un entorno propicio para que se reproduzcan los mosquitos y se extienda el dengue en los campamentos.   

Gracias a actividades como esta, se recogen 210 kg de residuos plásticos en cada actividad que más tarde entregan al punto de reciclaje de residuos. Así, más de 150 niños, adolescentes, jóvenes y adultos rohingya participaron en el programa y tomaron conciencia del impacto negativo del uso del plástico además de comprometerse a compartir todo lo aprendido con los demás. 

 


El 84 % de los niños que no van al colegio viven en países con crisis humanitarias prolongadas

Bangladesh , calentamiento global , cambio climático , educación , educar , medioambiente , Reciclar

ENTRADAS RELACIONADAS

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Regalos solidarios

COLABORA

Regalos para (toda) la vida

Fundación lealtad

Regalos para (toda) la vida

Regalos que perduran en el tiempo. Regala ahora. Tú puedes hacer la vida de un niño o de una niña más fácil gracias a estos regalos solidarios.

1
2
3

Tu cesta solidaria