Cuaderno de valores, el blog de Educo
Lo importante es participar

Lo importante es participar

febrero 24, 2021
¿Cuántas veces has oído esta frase? Seguro que muchas veces y es muy probable que tú mismo la hayas utilizado. En Educo somos firmes defensores de su contenido, sin embargo, ¿qué significa realmente participar cuando hablamos de infancia? Hoy queremos hablarte de uno de nuestros ejes principales de trabajo: el de la participación infantil. 
 
La participación infantil se puede definir como la capacidad para que los niños y niñas  decidan sobre cuestiones que les afectan. Para ello, la infancia debe tener acceso a espacios públicos en los que usar su voz para reclamar sus derechos y expresar sus opiniones e ideas.  
 

¿Cómo hacemos participar realmente a los niños y niñas?


Cuando hablamos de participación infantil, podemos referirnos a ella como un derecho, como un proceso o simplemente como la necesidad de que niños y niñas sean parte activa en cualquier actividad o proceso. En cualquiera de estos casos, desde Educo opinamos que la participación infantil debería reunir algunas características. Entre ellas, destacamos las siguientes: 
 
  • La infancia debe ser protagonista en la participación. Esto significa que cuando pretendemos aplicar un enfoque participativo, niños y niñas deben estar en el centro. Así, además de ser los personajes principales del proceso, niños y niñas se convierten, en la medida de los posible, en su motor. Ello requiere permitirles que cojan las riendas y tengan así el espacio para auto gestionarse, hacer y rehacer según lo crean necesario.   
  • La participación infantil supone un proceso transformador. La participación plena de niños y niñas supone un cambio en relación con la situación de partida, ya sea porque se resuelven problemas identificados por ellos y ellas, o porque el proceso en sí mismo nos resulta valioso, invitándonos a crecer y ver las cosas de otra manera.   
  • La participación debe ser vivencial. Aunque la participación infantil se utilice como herramienta formativa, será mucho más rica si junta teoría y práctica en experiencias completas. No sólo el conocimiento transmitido por un libro o una persona adulta es útil, sino que las experiencias personales son también muy valiosas para generar conocimiento.  

 
¿De qué canales disponen, en la práctica, niños y niñas para participar? 


Si hay voluntad y recursos para ello, los niveles y ámbitos en los que se puede desarrollar la participación infantil son prácticamente infinitos. Sin embargo, los más comunes podrían ser enmarcados en cuatro grupos: 
  • En ayuntamientos: algunos municipios promueven la participación infantil a través de estructuras formales como los consejos infantiles o las comisiones de participación infantil. Es muy positivo que se fomente la participación infantil en el ámbito municipal, sin embargo, a menudo se hace dentro de unos márgenes muy estrechos y ya establecidos por personas adultas.  
  • En el ámbito familiar: aunque pueda parecer un espacio idóneo y sin limitaciones para la participación infantil, lo cierto es que el grado en que se fomente la participación de niños y niñas depende de varios factores: el modelo de crianza, las condiciones socioeconómicas, las tradiciones familiares o los roles de género.  
  • En el ámbito escolar: pese a ser muy necesaria en las escuelas, estas suelen ser uno de los lugares más hostiles para la participación infantil. Aunque ocasionalmente se intente fomentarla a través de las asambleas, apenas existe la posibilidad de que niños y niñas tengan una influencia real en la toma de decisiones que más les afectan, como podrían ser los horarios de clase, el currículo o la resolución de conflictos mediante el diálogo entre iguales.  
  • En entornos asociativos o entidades de infancia: el grado de participación de niños y niñas dependerá de los objetivos, visión, valores propios de cada entidad, así como de la propuesta metodológica que dicha entidad lleve a cabo. A menudo promueven o dinamizan la participación en el resto de ámbitos.  

¿Qué hacemos desde Educo?


Como entidad que trabaja por los derechos y el bienestar de la infancia, desde Educo hacemos nuestra aportación para que la participación se instaure en la realidad cotidiana de niños y niñas. Este curso escolar estamos acompañando a los centros educativos adheridos a la campaña Activa la Escucha en la creación de Clubs de la Escucha

Estos clubs están formados por grupos de niños, niñas y profesorado y constan de distintas fases, todas ellas encaminadas al objetivo final de mejorar la escucha y el diálogo entre niños, niñas y adolescentes y el resto de la comunidad educativa.  Otro ejemplo que lidera Educo y cuenta con el respaldo del ayuntamiento es el de Sembrando participación (Sementando participación) en La Coruña, cuyo principal objetivo es crear un espacio de escucha activa entre el alumnado local y representantes de gobierno local.  

La participación de niños y niñas puede impulsar cambios significativos y muy positivos para todas y todos. Pero para ello, la sociedad y las instituciones deben abandonar el adultocentrismo y empezar a cultivar la Escucha Activa, así como poner a disposición de la infancia las herramientas y recursos necesarios. 
 
Derechos de imagenklimkin en Pixabay 
Imagen campaña hazte socio, el covid no entiende de fronteras

activa la escucha , escucha , España , gobernanza , Infancia , participación , participación infantil

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Reto: Noemí Galera

COLABORA

Ayúdanos a repartir 1.000 comidas a niños y niñas vulnerables.

Fundación lealtad

RETO CON NOEMÍ GALERA

Necesitamos tu ayuda para repartir 1.000 comidas a niños y niñas de España. Por favor, colabora.

1
2
3

Tu cesta solidaria