Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Julio 2018 | 10 trucos para que los niños coman de todo
10 trucos para que los niños coman de todo

10 trucos para que los niños coman de todo

Creciendo sanos julio 03, 2018
¿Tu hijo se niega a probar cualquier verdura solo porque "es verde"? ¿Dice que el pescado no le gusta y ni siquiera lo ha probado? Si tienes problemas en casa para que tu hijo pruebe nuevos alimentos, ¡no puedes perderte nuestro post de hoy! En Educo te damos 10 trucos para que los niños coman de todo... ¡o al menos prueben de todo!

Por qué los niños se niegan a probar nuevos alimentos

Cuando iniciamos la alimentación complementaria es bastante normal que el niño cierre la boca y se niegue a probar un alimento. Y aquí hay dos posibles respuestas por parte de los padres: dar por sentado que ese alimento no le gusta y dejar de prepararlo o apartarlo y probar otro día. ¿Adivinas cuál de estas dos posiciones es la más adecuada? Correcto. Si tu hijo prueba un alimento y dice que no le gusta, no tomes su opinión como una verdad absoluta. Prueba a ofrecerle ese alimento nuevamente en algunas semanas. A veces los niños necesitan tiempo para habituarse a un sabor. De hecho, los expertos dicen que un niño puede necesitar probar un alimento hasta 10 (e incluso 15 veces) para decidir si le gusta o no. Si dejas de servir un alimento, ¿cómo crees que tu hijo aprenderá a comerlo? La mejor opción es espaciar las pruebas del mismo y variar su preparación. Además, ten en cuenta que los niños muchas veces se niegan a probar un alimento por su color, su textura o su presentación. Como lees: un plato debe ser atractivo a sus ojos para que lo prueben e incluso así, es posible que se nieguen. ¿Y entonces? Veamos algunas propuestas...

10 ideas para que los niños prueben alimentos

Nuestra primera recomendación es que tengas paciencia. Frustrarte y recurrir a castigos no ayudará a tu causa, por el contrario, es posible que consigas que tu hijo responda negativamente a ese alimento y se niegue a comerlo ¡de por vida! Respira profundo e intenta con alguna de nuestras propuestas: Alimentación saludable: cómo lograr que los niños prueben alimentos

1. Organiza un adivina, adivinador

Este juego es ideal para los niños mayorcitos. La idea es cubrir los ojos del niño con un pañuelo y darle a probar alimentos. Si adivina qué es, gana algo, preferentemente una actividad con mamá y papá.

2. Quien prueba un nuevo alimento, puede elegir

Otra buena opción es darle la posibilidad a tu hijo de elegir una comida si prueba un nuevo alimento. Esta idea funciona así: sirve a tu hijo un alimento que no haya probado nunca y, si lo prueba, da igual si te dice que no le gusta, le das la posibilidad de escoger una parte del menú para el día siguiente. Así, si ha probado la coliflor podrá escoger patatas como acompañamiento para la siguiente comida, por ejemplo.

Alimentación infantil equilibrada Derechos de las imágenes: Pinterest, Pequelia, Dieta Coherente y Mola un huevo

3. Haz tus platos atractivos

Siempre nos dijeron que jugar con la comida está mal. Pues bien, hoy te proponemos jugar con la comida y crear platos con presentaciones increíbles. ¿Sabías que combinando ingredientes puedes crear verdaderas obras de arte en un plato? ¡Mira las imágenes!

4. El juego del arcoíris

Propón a tus hijos coleccionar colores. El juego es muy fácil: por cada alimento de un nuevo color que prueben, ganarán un punto y al llegar a 10, ¡podrán escoger una comida!

5. Prepara comidas que les gusten con alimentos camuflados

¿Sabías que puedes preparar en casa tus propias hamburguesas, nuggets y tortillas incluyendo dentro verduras? A todos los peques les gustan estos alimentos y dentro tú puedes camuflar ¡lo que se te ocurra! Por ejemplo, nos encanta esta propuesta de pizza de coliflor... ¡deliciosa! Ideas para que los niños coman de todo

6. La vuelta al mundo

Este juego puede ser muy divertido con niños mayorcitos. Te proponemos conocer el mundo a través de sus platos más famosos. Así, cada día (o una vez por semana) podrás preparar un plato de un país diferente para que toda la familia lo pruebe.

7. Cocinar con niños

Involucar a los niños en la preparación de los alimentos es una buena manera de lograr que luego quieran probarlos. Huertos urbanos

8. Ten tu propio huerto en casa

Ver crecer una verdura o una fruta la convierte en más interesante para muchos pequeños. Prepara tu huerto urbano y deja que sean tus hijos quienes cuiden de las plantas (con tu ayuda, claro). Verás cómo empiezan a interesarse por "los frutitos".

9. Permite que tus hijos coman con las manos

A los más pequeños suele atraerles la posibilidad de comer con las manos. Lo sabemos, todos los padres queremos que nuestros hijos coman con cubiertos (y sin ensuciarse), pero... a veces merece la pena hacer concesiones. Permite que tus hijos experimenten con los alimentos nuevos, reconozcan texturas y se ensucien un poco.

10. Concurso de alimentos

Este juego es similar al juego del arcoíris, pero aquí puedes incluir todos los alimentos y no solo frutas y verduras. La propuesta consiste en sumar puntos por probar alimentos. ¡Puede competir toda la familia! Sabemos que lograr que los niños coman de todo no es tarea sencilla pero ¡la clave está en no desesperar! No te enfades, no te frustes y, sobre todo, no les obligues a comer. Recuerda qué sentías tú cuando eras pequeño y sé empático: a ninguno de nosotros nos gustaba que nos obligasen a vaciar el plato. La mejor manera de conseguir que los niños prueben de todo es a través del juego y la comprensión. ¿Qué te parecen nuestras ideas para que los niños prueben nuevos alimentos? Derechos de las imágenes: nensuria-Freepik, Freepik, bearfotos-Freepik, Anita Peppers
Creciendo sanos julio 03, 2018

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir