Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Mayo 2019 | Claves de meditacion guiada para dormir a niños
Claves de meditacion guiada para dormir a niños

Claves de meditacion guiada para dormir a niños

Aprendiendo juntos mayo 07, 2019
La mayoría de los padres con hijos en edad escolar se encuentran inmersos en una vida frenética en la que hay que lidiar con el trabajo, la logística del hogar, los traslados al cole, las clases extraescolares, la vida social y otros muchos factores. El resultado suele ser una especie de piloto automático vital que se dedica a resolver situaciones y que deja poco espacio para la reflexión y la creatividad. Y muchas veces esto tiene efectos negativos a la hora de dormir. Hoy te contamos cómo usar la meditación guiada para dormir, la solución  para unas noches de descanso.   
 
A veces nos olvidamos de ver y sentir lo que está  ocurriendo a nuestro alrededor  ¿Te has preguntado cómo este estilo de vida puede estar afectando a tus hijos que ya de por sí tienen su propia carga de estrés ambiental? Esta especie de centrifugadora mental que nos rodea es el signo de los tiempos y si se da de forma continua es también la causa de falta de concentración, la incapacidad de disfrutar en el día a día y el no dormir bien.

Aprendiendo a parar el mundo

Afortunadamente existe una técnica que podemos enseñar a nuestros hijos al tiempo que la ponemos en práctica para nosotros mismos. Sus resultados suelen ser espectaculares y requieren simplemente un pequeño cambio en la inercia diaria, aprender a parar el mundo por un momento y observarlo de forma neutral. Estamos hablando del  famoso Mindfulness, palabra anglosajona que podría traducirse como una especie de amplitud mental que nos saca temporalmente del mundo frenético en el que estamos inmersos. En todo el mundo se está convirtiendo en una herramienta clave en empresas, hospitales, colegios y deporte profesional debido a sus beneficios cuantificables en salud mental, y mayor eficacia en los resultados perseguidos.

bebe-dormir.jpg
 
En palabras del doctor y científico Jon Kabat-Zinn se trata básicamente de prestar atención, no juzgar y aceptar las situaciones tal como son. No estamos hablando de resignarse ante las dificultades sino más bien de observarlas de forma desapasionada para poder resolverlas de un modo mas elegante sin un gasto emocional innecesario.
 
Una de las formas mas habituales de Mindfulness es la meditación, que lejos de ser algo serio y profundo es una actitud sencilla que una vez incorporada en nuestro día a día permite observar el mundo sin la carga de inquietud y angustia que provoca nuestro estilo de vida. Las personas que meditan de forma habitual suelen ser más felices y son mucho menos propensos a caer en la temida depresión.
 
Veamos algunas claves sencillas para que tanto tú como tus hijos podáis acercaros a esta nueva forma de vivir las cosas salvando la barrera cultural que la palabra meditación suele suponer para la mayoría. Recuerda que si los padres están tranquilos, los niños también lo estarán.

6 Claves de meditacion guiada para dormir

  • Elige un lugar adecuado: Busca en tu casa un espacio tranquilo, sin ruidos, pantallas o estímulos externos. Lo ideal es estar sentado con la espalda erguida. Por ahora no es necesaria la postura típica del Yoga con las piernas cruzadas, se trata más bien de estar cómodos y relajados. 

  • El primer día evita palabras complicadas o actitudes que transmitan estrés o ansiedad: Háblales mas bien de sensaciones positivas como tranquilidad y felicidad. Recuerda que aunque no sepan hablar, los bebés aprenden escuchándonos y ayuda a fomentar su cerebro. Comienza con un ejercicio sencillo, pon música relajante de fondo y háblales con una voz tranquila y pausada pero natural. En el caso de niños un poco más mayores, pídeles que cierren los ojos e imaginen un cielo limpio y tranquilo u otro tipo de paisaje relajante. 

  • Utiliza canciones relajantes o nanas como transicion antes de la meditacion. 

  • La clave está en la respiración: Para salir del estado mental agitado que nos rodea, lo mejor es fijar la atención en nuestra propia respiración que se irá volviendo mas pausada y profunda a medida que practicamos. No es posible pedirle a un bebé que controle su respiracion pero los niños a partir de los 3 o 4 sí. 

  • Los pensamientos no son interrupciones: Uno de los errores más comunes al iniciarse en la meditación es luchar con los pensamientos y sensaciones que parecen interrumpir nuestra relajación. La buena noticia es que no debéis intentar evitarlos sino observarlos como algo externo que produce el cerebro en su funcionamiento normal.   

  •  Contacto Físico: Coloca al bebé encima vuestro para que a medida que tu te relajes, el bebé sincronizará su latido con el tuyo. Si es un poco más mayor, colcoate cerca pero anímale a estar en su cuna o cama.  

Esta es la mejor metáfora de una meditación exitosa, es probable que tus hijos se identifiquen con la situación de una forma natural. No dudes en practicar la meditación guiada para dormir y permanece atento a su forma de practicar meditación porque posiblemente serás tú quien acabe aprendiendo mucho de ellos. 

Derechos de Imágenes: Carlo Navarro y Kevin Keith

 

Aprendiendo juntos mayo 07, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir