Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Marzo 2019 | Estrés infantil: ¿cómo ayudarles a gestionarlo?
Estrés infantil: ¿cómo ayudarles a gestionarlo?

Estrés infantil: ¿cómo ayudarles a gestionarlo?

Creciendo sanos marzo 22, 2019

¿Estrés infantil? Pero ¿de qué estamos hablando? Como lees, el estrés es una realidad que afecta a muchísimos niños, más de los que creerías. Por eso, en Educo te contamos qué es el estrés infantil, cuáles son los síntomas, por qué se produce y ¡cómo puedes ayudar a tu pequeño si está estresado!

¿Qué es el estrés?

La Real Academia Española define el estrés como "el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al habitual". Esta respuesta frente a la exigencia del entorno o propia suele llegar a provocar diferentes trastornos físicos y mentales. Ahora bien, ¿pueden los niños padecer estrés? 

Claro que sí, al igual que los perros, los gatos y otros animales. Los niños también son susceptibles de experimentar estrés frente a situaciones que sientan les presionan más allá de lo que ellos pueden rendir.

Las fuentes de estrés pueden ser externas, es decir venir de la familia o amigos, o internas, aquello que el niño mismo desea. Entre las principales fuentes de estrés infantil encontramos:

  • La pobreza o problemas económicos que aquejan a la familia
  • La enfermedad o muerte de alguno de los padres, un hermano o alguna persona cercana al pequeño
  • El divorcio o las continuas discusiones de los padres
  • El acoso infantil y el ciberbullying
  • Los abusos y maltratos
  • La negligencia familiar en los cuidados del niño
  • El exceso de deberes escolares o actividades extracurriculares
  • La separación de los padres, cuando el niño debe adaptarse al jardín de infantes
  • El inicio de clases en un colegio nuevo
  • Encontrar su lugar en el grupo de amigos durante la adolescencia

Síntomas del estrés infantil

sintomas-estres-ninos.png

Los principales síntomas que evidencia un niño estresado son:

  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Baja autoestima
  • Problemas para dormir: insomnio, terrores nocturnos, pesadillas, incluso eneuresis
  • Cambios en los hábitos de estudio y bajo rendimiento escolar
  • Fatiga y dejadez
  • Comportamientos extraños para el niño: contestaciones fuera de lugar o rechazo de actividades o personas
  • Pérdida de la concentración
  • Trastornos psicosomáticos, como problemas digestivos, dolores de cabeza, malestar general, aparición de tartamudeo, entre otros

Consejos para ayudar a los niños a combatir el estrés

estres-infantil-ayuda.png

En primer lugar, es importante tratar de encontrar la fuente del estrés. ¿Tiene el niño acaso demasiadas actividades y le falta tiempo para jugar libremente y relajarse? Si es así, la solución podría ser abandonar alguna actividad extraescolar por el momento. ¿Ha fallecido algún ser querido? Entonces, quizá debas sentarte a conversar con tu pequeño y si sufre de depresión, consultar con un psicólogo. Conocer qué causa estrés en tu hijo, te ayudará a combatirlo.

Más allá de este consejo, puedes:

  1. Escuchar atentamente a tu hijo: permite que tu pequeño libere tensiones hablando contigo. Sé empático y permítele expresarse libremente.
  2. Hacer deporte en familia: montar en bicicleta, jugar al fútbol o nadar pueden ser buenas actividades para que los pequeños liberen estrés, a la vez que dejan de lado la vida sedentaria.
  3. Practicar técnicas de relajación: el yoga infantil y el mindfulness son dos buenas maneras de ayudar a los niños a eliminar tensiones. ¡A ti también te vendrá bien practicarlas!
  4. Enseñar a los niños a reconocer y expresar sus emociones: entender lo que le sucede es fundamental para que tu hijo pueda luchar contra el estrés.
  5. Asegurarse de que los niños comen y descansan bien: una alimentación equilibrada y al menos 8 o 9 horas de descanso ayudarán a los niños a tener las energías necesarias para enfrentarse a sus tareas diarias.
  6. Disfrutar de actividades lúdicas con los niños: comparte tu tiempo libre con tus hijos haciendo actividades que a ellos les gustan, así os divertiréis en familia y además, les demostrarás cuánto te interesan.

Si notas que los síntomas del estrés empeoran y tu hijo no mejora, no dudes en acercarte al médico pediatra. Él mejor que nadie podrá asesorarte.

Derechos de las imágenes: Freepik, Freepik, Freepik

Creciendo sanos marzo 22, 2019

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir