Cerrar

Tu cesta solidaria (3 productos)

Total: 17 €

educo.busqueda
Inicio | Blog |Octubre 2016 | MindUP, descubriendo cómo funciona el cerebro
MindUP, descubriendo cómo funciona el cerebro

MindUP, descubriendo cómo funciona el cerebro

Aprendiendo juntos octubre 06, 2016
Imagina un método que enseñara a los niños a aprender lo que pasa en su cerebro. Éste les aportaría una mayor concentración y por tanto, una mejora en su rendimiento académico y en sus habilidades sociales. ¿No sería maravilloso? En realidad, no es una ilusión, es la base de MindUP, un programa desarrollado por la actriz Goldie Hawn y la neuróloga Judy Willis, que ya han probado casi 1 millón de niños en los EE.UU., Canadá, Reino Unido, Serbia, México, Hong Kong, Australia y Nueva Zelanda. ¿En qué consiste exactamente? El día a día de los niños está repleto de cosas sobre las que no tienen ningún control - la hora de dormir, lo que pueden comer o la cantidad de televisión que ven-. Quizás por eso, cuando en MindUp les dicen que pueden controlar su cerebro, supone una revelación para ellos. Obviamente el programa no enseña neurociencia avanzada, pero sí les muestra cuáles son las partes clave del cerebro y cómo influyen en sus pensamientos, emociones y comportamiento. Una vez que los niños comienzan a hacer asociaciones entre lo que están pensando, cómo se sienten y cómo están actuando, adquieren el poder de tomar decisiones más conscientes. Antes de actuar, se paran y piensan. Esta autorregulación conduce a encauzarse en el colegio así como mejorar la cooperación con los demás y tener más autoconciencia y autocontrol. Parte de la práctica de MindUP consiste en hacer descansar la mente. El cerebro necesita un respiro de vez en cuando, por lo que es bueno tomar varios a lo largo del día. Así se les pide a los niños que durante tres minutos relajen su mente a través de ejercicios de mindfulness con el fin de preparar su cerebro para aprender. Esto se repite tres veces (a primera hora de la mañana, inmediatamente después de comer y antes de salir del colegio). ¿Por qué es importante? Cuando la amígdala (la parte del cerebro responsable del procesamiento y almacenamiento de las reacciones emocionales) está sobrexcitada es casi imposible que la corteza pre frontal (la parte del cerebro encargada de la toma de decisiones) y el hipocampo (la parte del cerebro que almacena nuestra memoria) puedan hacer su trabajo. Por lo tanto, es difícil llevar nada a la práctica o recordar lo aprendido. Ahí entra en juego el mindfulness en el colegio.  Según el IPSIA (Instituto de Psicoterapias Avanzadas), hace años la neurociencia demostró que el cerebro tiene neuroplasticidad (capacidad de cambiar su estructura y por lo tanto su funcionamiento). Los últimos avances sobre el asunto han demostrado que el mindfulness es una buena manera de modificar nuestro cerebro. Hacer a los niños más conscientes de sí mismos durante 15 minutos al día aproximadamente puede cambiar la fisiología de sus cerebros y enseñarles a calmarse y concentrarse. De este modo, el niño ejercita el cerebro como si se tratara de un músculo más y mejora su capacidad para planificarse, trabajar y concentrarse en sus deberes. MindUP, descubriendo cómo funciona su cerebro

Energía positiva en el aula

La psicología positiva establece que si nuestra conducta hacia los demás es positiva, nuestros pensamientos y sentimientos son más positivos. MindUP desarrolla esta filosofía en el aula, promoviendo un comportamiento pro social. Esto quiere decir que ayudan a los niños a pasar de "yo soy el centro" a "nosotros somos el centro", ya sea invitándoles a realizar acciones altruistas, buscando distintas perspectivas de un hecho, expresando gratitud o eligiendo el optimismo frente a la adversidad. De este modo, adquieren valiosas habilidades sociales y emocionales que sientan las bases de su personalidad. El programa MindUP está basado en técnicas de meditación budista, pero es decididamente no religioso. Lo que hace es adaptar los métodos de reducción de estrés del mindfulness adulto a los niños. Ni que decir tiene que, como cada sesión es breve, los niños no sólo son capaces de asimilar lo que se les dice si no que les encanta. ¿Deberían aplicarse este tipo de métodos en las aulas españolas? ¿Qué opinas? Derechos de fotografía: Artem Popov, Mind Up Foundation
Aprendiendo juntos octubre 06, 2016

La entrada actual no tiene comentarios

Security code
He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de servicio
subir