Cuaderno de valores, el blog de Educo
Una asignatura para un mundo más justo

Una asignatura para un mundo más justo

febrero 18, 2022
Hoy queremos adentrarnos en un proyecto apasionante que, además, recibió, por parte de Educo, el Premio Aprendizaje Servicio en la categoría a la Cooperación al Desarrollo, a fines del pasado año. Nos referimos a “Per un món més just, fem labdoo", del colegio Vedruna (Vilafranca).

Desde 2015, Educo impulsa los Premios Aprendizaje Servicio como forma de reconocimiento de la labor de los centros educativos y entidades sociales para promover el aprendizaje de los y las estudiantes con acciones destinadas a mejorar la calidad de vida de la comunidad. También, para reconocer los proyectos de aprendizaje-servicio como herramienta de éxito educativo y de compromiso social, y para fortalecer y difundir la cultura participativa, solidaria y de compromiso cívico, estimulando la divulgación y la implementación del aprendizaje-servicio.

Y todo esto lo cumple a la perfección el colegio Vedruna, a través de su proyecto “Por un mundo más justo”, en el que chicos y chicas de tercero y cuarto de la ESO dan a ordenadores viejos una segunda vida. Pero no una cualquiera. Una vida para el servicio, ya que las máquinas, totalmente optimizadas, viajan a otras sendas, allá donde niños, niñas y adolescentes vulnerables puedan darles el mejor de los usos. Sí, las viejas computadoras renovadas y en perfecto estado vuelven a encenderse en las escuelas y los hospitales que más lo necesitan.
Los chicos y chicas del Vedruna, muy implicados, se dividen en grupos de trabajo y dejan los portátiles listos para iniciar su nuevo recorrido con un regalo en su disco duro muy especial: un programa educativo en diversas lenguas capaz de funcionar sin conexión a internet.

 
El colegio Vedruna decidió unirse a la causa de Labdoo, una red social humanitaria fundada en 2010 para hacer la educación accesible a todos los niños y niñas del planeta a través de ordenadores en desuso, no solo de forma anecdótica. La reparación de ordenadores sucede durante todo el año en una asignatura optativa dentro del currículum escolar. Los chicos y chicas que la cursan no solo aprenden a recuperar dispositivos cuya vida parecía acabada, sino que, además, conocen otras realidades que los remueven y los impulsan a ser más conscientes y solidarios, al reconocer las necesidades de los colectivos más vulnerables.

Así nos lo ha contado Adriana González, alumna de cuarto de la ESO: “El hecho de que haya niños y niñas que no puedan seguir estudiando telemáticamente me hace sentir bastante mal, porque creo que es un derecho básico que tienen que tener todos los niños y niñas para su futuro”. Esta doble función de aprendizaje y solidaridad también la remarca Esmaragda Bernet, directora de secundaria en Vedruna Vilafranca: “El proyecto Labdoo es un proyecto enriquecedor, globalizado y pluridisciplinar que permite que los alumnos desarrollen sus mejores habilidades. Aparte de que es un proyecto que es solidario y eso también les hace mejorar como personas”. Por su parte, Ferrán García, profesor de la asignatura Labdoo lo presenta como una nueva ventana que se abre a cada paso: Es un proyecto que cuando los alumnos llegan lo ven como algo por descubrir. Cada sesión es una historia nueva, es un mundo nuevo. Sobre todo, lo sienten en el corazón es un proyecto muy humano que llega muy dentro”.

Parte del alumnado, además, está preparando un curso para que gente de otros sitios pueda aprender qué es Labdoo y pueda “aplicarlo en su casa, en su colegio o donde sea”. Porque cualquiera puede participar del proyecto Labdoo de manera activa, donando su ordenador o trasladándolo en algún viaje.

colegio-vedruna-labdoo.png

Recoge, prepara o transporta los ordenadores

Más allá de la escola Vedruna, que como os decimos alienta y nutre la iniciativa, desde que la red social humanitaria que es Labdoo se iniciase, más de 600 mil estudiantes de 135 países se han beneficiado de la misma, gracias a miles de voluntarios y voluntarias que recogen, preparan y transportan los ordenadores, haciéndolos llegar a más de 2.000 proyectos educativos.

No hay ningún tipo de lucro, todos los participantes lo hacen de manera altruista y el pago es la satisfacción de conseguir que la educación llegue allí donde de otra manera no lo haría.

Esa felicidad la hemos visto reflejada en las caras de los chicos y chicas del Vedruna, pero queremos tratar de extenderla lo máximo posible. Porque tú también puedes participar junto a tus hijos e hijas de esta iniciativa tan solidaria. Infórmate aquí de cómo hacerlo y contribuye a expandir la educación allí donde más se necesita.
Niña Cox bazar

circular , economía , educación , España , Premios ApS , protección

ENTRADAS RELACIONADAS

Publica tus comentarios

Cuaderno de valores

Conoce quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Síguenos en

Blog Cuaderno de valores

Recibe nuestra newsletter con todas las novedades.

Becas comedor escolar

COLABORA

Para conseguir que todos los niñas y niñas tengan una buena alimentación.

Fundación lealtad

COLABORA CON UNA BECA COMEDOR

Para conseguir que todos los niñas y niñas tengan una buena alimentación. Haz un donativo, colabora.

1
2
3

Tu cesta solidaria